Skip to main content

Noticia

Radares

Radares pedagógicos: los radares que no multan, enseñan

Radar pedagógico

Si eres de los que piensan que los radares solo sirven para multar vamos a quitarte la razón. La DGT tiene en su inventario unos destinados a enseñar, son los radares pedagógicos.

Seguro que has visto uno, aunque al pasar por él no hayas sabido de qué se trata. Los radares pedagógicos son las señales luminosas que funcionan en algunas localidades y que indican la velocidad a la que circulan los vehículos. 

Su intención es solo esa: informar al conductor para que, en caso de circular a mayor velocidad de la permitida, levante el pie del acelerador hasta adecuar su ritmo al legal (y seguro).

Radares pedagógicos o radares educativos

Los radares pedagógicos también reciben la denominación de radares educativos. Su objetivo es mostrar la velocidad a la que circulan los coches para que el conductor sepa si es adecuada o no.

Cuando los radares pedagógicos detectan un vehículo que circula por encima de la velocidad permitida envían una alerta visual: normalmente la cifra que indica a qué velocidad circulan comienza a parpadear, al mismo tiempo que en la parte baja de la señal aparecen mensajes como "reducir la velocidad" o "atención zona escolar".

Pueden funcionar como radar fijo o portátil

Elan City es uno de los principales fabricantes de radares pedagógicos. En sus filas tiene a Evolis, uno de los radares educativos más utilizados en España, que puede detectar la velocidad de vehículos que se aproximan a una distancia de hasta 300 metros.

Evolis lanza tres tipos de señales:

  • si la velocidad es adecuada aparece en verde en el panel
  • si el conductor supera el límite legal, el número parpadea en color rojo

La información que ofrece este radar es visible para los conductores hasta 200 metros de distancia.

Analásis de datos

La compañía asegura que con los radares educativos se reduce hasta un 25% la velocidad en los tramos vigilados. Dicen que la claves está en factor psicológico: a nadie le gusta quedar en evidencia porque está circulando ponecima de la velocidad permitida.

Además de informar a los conductores, los radares pedagógicos permiten analizar y memorizar datos del tráfico. Estos resultan muy útiles para saber cuál es la velocidad media de la vía, cuántos coches la utilizan, las franjas horarias de mayor densidad...

Más:

radares

Y además