Skip to main content

Noticia

Euro6 d-temp EVAC ISC: así es la nueva normativa que puede afectar a tu coche

Tubo de escape coche

El 1 de septiembre entra en vigor la norma Euro6 d-Temp EVAC ISC. Dicho así, quizá te suene un poco a chino, pero te vamos a contar qué es y, sobre todo, cómo te afecta.

Antes de entrar en datos de emisiones que puedan complicar la explicación, te diré que la Euro6 d-Temp EVAC ISC es la continuación de la euro6 d-Temp que entró en vigor hace unos meses. Esta, a su vez, es una transición hasta que entre en vigor la Euro6, mucho mas estricta y programada para el próximo año. Será entonces cuando finalice la moratoria que los fabricantes pidieron ante la aplicación del protocolo WLTP.

Como conductor este nuevo escalón no te afecta, salvo que estés pensando cambiar de coche y es que, desde el primer día de septiembre no se podrán vender aquellos vehículos que superen los límites fijados por la norma Euro6 d-Temp, más estrictos que la anterior.

Se buscan cifras oficiales más reales

Como ya sucediera con el cambio del protocolo de emisiones NEDC al WLTP, la norma Euro6 d-Temp busca acercar las cifras oficiales de los fabricantes y las cifras reales. 

Los coches que salgan a la venta a partir del 1 de septiembre deben superar pruebas de laboratorio y de conducción real. 

En este paso intermedio, se admite que en conducción real los coches puedan emitir un 2,1 más de lo que marcan en ficha técnica; mientras que cuando entre en vigor la Euro6 la diferencia no podrá ser de más de 1,5.

Test EVAC y test ISC

Además de las emisiones, la nueva norma europea obliga a los fabricantes a superar un test por evaporación (EVAC) que mide la cantidad de carburante que puede evaporarse en el depósito durante 48 horas. Los resultados no conciernen tanto al motor como a la correcta ventilación del depósito de combustible.

El test ISC (In Service Conformity) es para los vehículos de menos de cinco años. Se considerar que estos siguen en su “ciclo de homologación” y podrán ser objeto de examen de sus emisiones de NOx y partículas. Es decir, que las marcas se deberán preocupar con los límites establecidos no solo antes de salir al mercado, sino también durante el primer lustro de vida del coche.

Y además