Noticia

El límite de 110 km/h en autopista durará hasta que el precio del petróleo vuelva a bajar

El límite de 110 km/h en autopista durará hasta que el precio del petróleo vuelva a bajar

Vicente Cano

28/02/2011 - 18:49

La disposición de ahorro energético aprobada en el Consejo de Ministros el pasado viernes, que limita la velocidad máxima en las autopistas a 110 km/h, se extenderá mientras prosiga la inestabilidad en los países productores de petróleo. En tanto se conocen los detalles sobre el coste de la medida, las asociaciones de conductores critican su utilidad.

En el Consejo de Ministros del viernes pasado, el Gobierno aprobó reducir el límite de velocidad máxima en autopista a 110 km/h a partir del 7 de marzo. El motivo es la reciente escalada de los precios del petróleo, que hoy ha seguido subiendo y ya se estima que podría llegar a alcanzar los valores de hace dos años. Aunque el suministro que llega a Europa proviene en menos de un 10% de los países hasta ahora afectados por la inestabilidad en el norte de África, como Libia, el actual problema de abastecimiento procede más bien de los principales productores, como Arabia Saudí.

El miedo a que las revueltas populares que están cundiendo en el mundo árabe se contagie a los países del golfo Pérsico es, seguramente, la única razón para ello. El ministro de Fomento, José Blanco, confirmaba esta mañana que esta iniciativa "tendente a que en caso de que, por cualquier circunstancia no prevista, no haya suministro durante una temporada, podamos tener un fondo de reserva que permita a nuestro país seguir funcionando con normalidad".

Pero, ¿se ahorrará tanto combustible con la simple limitación a circular a 110 km/h en autopistas y autovías? ¿Y cuánto costará la implantación de esta medida? Según los datos aportados por el Gobierno, con esta nueva limitación se recortará el consumo energético en España en torno a unos 18 millones de barriles de petróleo o, lo que es lo mismo, unos 1.400 millones de euros a su precio actual. Los cálculos del Ejecutivo estiman que, mientras dure la decisión, el consumo de gasolina se reducirá en un 15% y en un 11% el de gasóleo. Como se trata de una medida transitoria, no se va a proceder a la sustitución de las 6.000 señales de 120 km/h que hay en la Red de Carreteras del Estado, sino que se taparán con vinilos imantados con el nuevo límite.

Según el Gobierno, el coste de la intervención no superará los 300.000 euros y podrá ser asumido completamente, en la semana que falta para la entrada en vigor de la nueva norma, por los equipos que habitualmente se encargan de realizar las labores de mantenimiento en las carreteras. Lo que todavía no se ha detallado es cómo se van a ajustar los centenares de radares fijos, ni cuál será la velocidad exacta a la que comenzarán a multar. Hasta ahora, este es el punto más criticado por diversas asociaciones de conductores, como AEA, que ven detrás de esta disposición un afán puramente recaudatorio.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches