Skip to main content

Noticia

El consejo de la Guardia Civil: "no seas Paco"

Moto Guardia Civil

Haz caso del último consejo lanzado por la Guardia Civil y "no seas Paco".

En varias ocasiones nos hemos declarado fans de los responsables de redes sociales de la Guardia Civil. Hace tiempo que su cuenta de Twitter destaca por su actividad y por sus consejos tan buenos como ocurrentes. En esta ocasión, han rescatado un antiguo parte de accidentes que en su momento se hizo viral.

Paco era un conductor que un día, sin querer, arañó el coche que estaba aparcado al lado del suyo. No había nadie dentro del otro vehículo, por lo que, tras el percance, Paco, aparentemente, hizo lo que hay que hacer: dejar un nota para que el conductor del vehículo dañado pudiera tramitar el parte sin culpa para su compañía de seguros. Pero había trampa...

Un falso parte de accidentes

Paco se sintió presionado porque aunque el dueño del coche que acababa de arañar no estaba cerca sí había testigos de lo sucedido. Sin pensárselo dos veces volvió a su coche, sacó del interior un parte amistoso de accidentes y se puso escribir.

Los allí presentes continuaron su camino admirando el buen hacer de Paco que como indican los manuales de buenas prácticas de convivencia estaba dejando sus datos para que el otro conductor no tuviera problemas para reparar su coche.

Nada que ver con la realidad. Lo que estaba haciendo Paco era disimular. Estaba escribiendo sobre un parte amistoso de accidentes (los que te da tu compañía de seguros), pero no estaba dejando sus datos. En el papel se podía leer: "Hola, mi nombre es Paco. Accidentalmente he golpeado tu coche y alguien me ha visto asi que finjo dejar mis datos y dejártelos en el parabrisas. Lo siento. Paco".

 

"No seas Paco"

La imagen es antigua por lo que seguro que en algún momento las has visto o te la han mandado por algún grupo de WhatsApp. La Guardia Civil la ha recuperado para pedir civismo a los conductores y recordar que en caso de golpear un coche siempre hay que dejar los datos.

No importa qué seguro tienes, cualquier compañía cubre los daños a terceros. Si tienes un seguro a todo riesgo y tu coche ha sufrido daños tendrás que negociar su el pago corre íntegro por cuenta de la aseguradora (dependerá de si tienes franquicia); si la póliza es a terceros, reparar tu vehículo será un gasto tuyo. Pero sea como sea, arreglar el daño cometido no te costará dinero y ahorrará muchos disgustos al compañero.

 

Y además