Noticia

Cómo actuar cuando la Guardia Civil te da el alto en marcha

Cómo actuar cuando la Guardia Civil te da el alto en marcha

Noelia López

18/07/2016 - 12:08

Circulas correctamente (o eso crees), cuando un coche de la Guardia Civil te da el alto. ¿Sabes cómo actuar? La primera reacción es ponerse nervioso y eso te hace dudar de todo: ¿sigo o me paro? ¿dónde detengo el coche? ¿salgo o me quedo dentro? Tranquilo, te damos todas las respuestas.

Si la Guardia Civil te da el alto en marcha, ¿sabrías cómo actuar?

Lo de que un coche de Policía ponga en marcha las luces y la sirena y pida a un conductor que se detenga no sólo pasa en las películas. Tendemos a pensar que cuando esto sucede es porque algo muy grave hemos hecho y eso dispara nuestras pulsaciones y hace que dudemos de todo lo que hasta hace sólo unos segundos teníamos muy claro.

Qué hacer y qué esperar ante un control policial

¿Iba muy rápido? ¿Llevo puestas las luces? ¿Y el cinturón? ¿Me paro o sigo? ¿Dónde detengo el coche? ¿Me bajo? Te aseguro que ni te imaginas la cantidad de interrogaciones que pueden pasar en ese momento por tu cabeza.

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil ha preparado un vídeo en el que explican por qué dan el alto a conductores en marcha y, sobre todo, cómo actuar para que esa detención no sea ni traumática, ni peligrosa. Te lo enseño y luego lo comentamos:

¿Cómo sé que quieren que me pare?

Sabrás que un patrulla de la Guardia Civil te está pidiendo que te detengas porque encenderá una luz roja intermitente junto con las azules prioritarias. Lo mismo que si los que te dan el alto son agentes en moto.

Si sólo activan las luces azules lo que te están pidiendo es paso para atender una emergencia.

¿Dónde me paro?

En el momento en que veas por el espejo retrovisor las luces rojas intermitentes, deberás iniciar las maniobras de detención, siempre en el lado derecho de la vía.

Ten calma y no te pares en cualquier sitio, busca una salida o un arcén lo suficientemente ancho como para no obstaculizar el paso del resto de usuarios de la vía.

¿Me bajo?

Una vez hayas encontrado un sitio seguro, detente. Verás que los agentes se paran detrás de tu coche; lo hacen para garantizar tu seguridad ya que su vehículo es más visible para el resto de los conductores que el tuyo.

En ese momento empezarás a dudar sobre si debes apearte del coche. La respuesta es no, todos los ocupantes deben permanecer en el interior del vehículo.

Uno de los dos agentes se acercará entonces por el lado derecho de tu coche para informarte del motivo de la detención (porque no te funciona una luz de freno, llevas un neumático con poca presión

Vuelta a la circulación

Solucionado el motivo de la parada, debes esperar a que los agentes de tráfico te dén las instrucciones para incorporarte a la circulación. Serán ellos quienes se aproximen a la vía te faciliten la reincorporación al tráfico.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Buscador de coches