Skip to main content

Noticia

Motor

Los casos en los que la DGT no te deja adelantar aunque no haya señal de prohibido

Señal prohibido adelantar

Son siete...

De primero de autoescuela es conocer el significado de la señal que abre estas líneas. Indica que accedemos a un tramo en el que no se puede adelantar. Con señal es fácil, pero hay que recordar que hay otras situaciones en las que la DGT no deja adelanta aunque no haya señal de prohibido, ¿recuerdas cuáles son?

Rebasar a un coche que circula por delante de nosotros a menor velocidad es una de las maniobras que más peligro puede entrañar, especialmente cuando se realiza en carreteras secundarias. La máxima es no arriesgar nunca, cerciorarse de que no hay peligro y volver a nuestro carril ante la menor duda. 

En carreteras secundarias es donde se acumulan el mayor número de accidentes mortales. La mayor parte se producen por salidas de vía y muchas de ellas son consecuencia de un adelantamiento mal realizado. Es por eso que la DGT ha decidido modificar la norma para prohibir rebasar en 20 km/h la velocidad máxima permitida para hacer adelantamientos (algo que sí estaba permitido). También estudia en una modificación de la norma para obligar a reducir la velocidad al adelantar a ciclistas.

Seis casos en los que no puedes adelantar aunque no haya señal que lo prohíba

Adelantar en tramos prohibidos es una infracción grave y, como tal, conlleva multa de 200 euros y la pérdida de cuatro puntos del permiso de conducir. 

A través de su cuenta de Twitter, la DGT recuerda en qué casos está prohibido adelantar aunque no haya una señal que lo indique:

Siete son las situaciones en las que está prohibido adelantar aunque no haya señal:

  1. Curvas sin visibilidad. Cuando la visibilidad es reducida aumenta el riesgo de chocar contra el coche que circule en el sentido contrario.
  2. Cambios de rasante. Como en el caso de las curvas, la doble pendiente de la carretera impide ver si circula un coche en sentido contrario.
  3. Túneles y pasos inferiores. Independientemente de que estén o no iluminados, está prohibido adelantar en aquellos que tienen un sólo carril en el sentido de marcha. Cuando hay más de un carril sí que es posible, aunque conviene ser precavido por el riesgo de deslumbramiento de los vehículos que circulen en sentido contrario.
  4. Intersecciones y sus proximidades, ya que en un adelantamiento podemos encontrarnos con otros vehículos o peatones ciclistas cruzando. Si la intersección se realiza en glorietas no está prohibido hacerlo.
  5. Pasos a nivel y sus proximidades en los que el vehículo al que se adelanta impide la visibilidad lateral, esencial en un paso de este tipo en el que hay que estar siempre pendientes de las señales acústicas y ópticas.
  6. En los pasos para peatones y sus proximidades también está prohibido el adelantamiento debido al riesgo de atropello
  7. Detrás de un camión que adelanta, porque el volumen de los camiones impide visibilidad del vehículo que circula detrás

Y además