Skip to main content

Lista

Coche eléctrico

Las 7 cosas que se necesitan para que el coche eléctrico sea popular

10 cosas necesitan coche electrico popular
Aquí tienes las 7 cosas que se necesitan para que el coche eléctrico sea popular, siete claves que permitirán una transición efectiva hacia la electrificación.

El coche eléctrico es el futuro de la industria del automóvil a nivel mundial. Los fabricantes y organismos oficiales están haciendo grandes esfuerzos para democratizar esta solución de movilidad y cumplir con las exigencias medioambientales de la Unión Europeo. Sin embargo, los eléctricos aún representan una parte pequeña en el mercado del automóvil. A pesar de ello, aquí tienes las 7 cosas que se necesitan para que el coche eléctrico sea popular.

No te pierdas: Tipos de recarga del coche eléctrico

Las 7 cosas que se necesitan para que el coche eléctrico sea popular

Más conocimientos acerca del coche eléctrico

Lo que el comprador particular necesita principalmente son más conocimientos acerca del coche eléctrico. Existe una cierta desinformación acerca de cómo funcionan, cómo se recargan o qué mantenimiento requieren, y esto puede provocar cierto desánimo a la hora de realizar la compra. Muchos usuarios que encajan con el perfil de conductor de coches eléctricos no se atreven a dar el paso por este desconocimiento generalizado.

Tiempos de recarga reducidos

VIDEO

VÍDEO: coche eléctrico, los mejores consejos para conducirlo correctamente

Precisamente, los largos tiempos de recarga son un apartado que limita la popularización del coche eléctrico. La razón es evidente: estamos acostumbrados a que el repostaje en un coche tradicional demore tan solo unos pocos minutos, y la recarga de un coche eléctrico lleva varias horas en función del punto de recarga que se utilice. El tiempo es un factor que nadie puede comprar, pero si los procesos de recarga se hacen más cortos, el coche eléctrico contribuirá a mejorar la calidad de vida de sus propietarios.

Completa infraestructura de recarga pública

La red de puntos de recarga públicos no para de crecer, pero aún es insuficiente para hacer frente a una completa flota de vehículos electrificados. Por ello, es importante que la infraestructura de recarga siga creciendo y alcance nuevas fronteras, con puntos en casi todos los núcleos urbanos del país, así como estaciones de recarga intermedias para conectar varias ciudades o pueblos, lo que permitiría hacer aún más factible la compra de un eléctrico.

Democratización de los precios

Los precios son otro apartado que representa un freno para la popularización del coche eléctrico. Actualmente, los eléctricos son coches caros. Si bien es cierto que los fabricantes ofrecen ciertas promociones comerciales y que existe todavía una ayuda oficial, lo cierto es que hay multitud de alternativas mucho más accesibles económicamente que un eléctrico, lo que puede suponer un factor determinante para conductores con rentas más limitadas.

Ayudas oficiales a la compra de coches eléctricos

Precisamente son las ayudas a la compra de coches eléctricos las que fomentan las ventas y, sobre todo, la retirada de vehículos con motores térmicos de las carreteras. Este punto debe ser parte de cualquier programa de Gobierno de cualquier partido político en España, con incentivos oficiales que ayuden a los compradores a hacer frente a los (todavía) elevados precios del coche eléctrico.

Una transición lógica

La transición debe ser lógica, pero sin pausas en el camino. Las grandes ciudades, como Madrid o Barcelona, tienen una infraestructura más enfocada hacia el coche eléctrico. Sin embargo, aún existe una gran superficie del país que representa la España rural y que, por supuesto, no cuenta con esta infraestructura ni puntos de recarga. En muchas zonas de España, los ciudadanos son muy dependientes del vehículo para sus desplazamientos cotidianos y, sin una infraestructura de puntos de recarga que les de soporte, es imposible esta transición. Por ello, no debemos olvidarnos de los coches híbridos e híbridos enchufables como un paliativo mientras esperamos a que la red de puntos de recarga siga creciendo y cada vez sea más posible tener un coche eléctrico en cualquier punto del país.

Sin miedo a “quedarse tirado”

La autonomía es otro de los grandes limitadores del coche eléctrico. El miedo a “quedarse tirado” es tan grande que muchos conductores no contemplan la compra de un eléctrico. Lo cierto es que cada vez son más los vehículos enchufables que ofrecen grandes autonomías, pero la industria debe seguir desarrollándose para que ésta siga aumentando y permita a cualquier conductor recorrer largos viajes sin miedo a agotar la carga de la batería y no encontrar un punto de recarga.

Y además