'Bicicletas para la libertad', otra idea solidaria de VW

'Bicicletas para la libertad', otra idea solidaria de VW

23/02/2017 - 15:00

Hace tiempo que Volkswagen puso en marcha la iniciativa 'Bicicletas para la libertad'. Es un bonito proyecto del que se han beneficiado, hasta el momento, una veintena de escuelas sudafricanas y que consiste en la donación de bicicletas que hagan más fácil llegar a las clases a miles de niños que, sin ellas, tendrían que caminar kilómetros para tener acceso a la educación.

Cada día, en Sudáfrica, miles de niños tienen que caminar horas para llegar a la escuela. Por ello, Volkswagen puso hace tiempo en marcha la iniciativa 'Bicicletas para la libertad' a través de la cual los niños reciben bicis para que ir cada día al colegio no les cueste tanto sacrificio.

Cuando tu hijo protesta porque tiene que coger el autobús para ir al cole o andar 10 minutos no sabe la suerte que tiene. No se imagina que en algunos países, como Sudáfrica, las escuelas están situadas en lugares despoblados en los puntos de intersección de polvorientas y sofocantes carreteras comarcales de forma que a todos les queden igual de lejos. Y esto obliga a los pequeños a levantarse de madrugada y soportar caminatas de hasta dos horas para llegar al cole. 

“Aquí muy pocos padres pueden permitirse pagar el autobús del colegio o un taxi”, señala Samson Shomela, director de la Zwelinzima Senior Secondary School, a la que asisten 850 alumnos procedentes de la provincia de KwaZulu-Natal, en el Este del país. “Los niños que vienen a pie desde los lugares más alejados suelen llegar a clase agotados, algo que desde luego no favorece el aprendizaje”.

Para tratar de paliar esta situación, Volkswagen puso hace tiempo la iniciativa solidaria Bicicletas para la Libertad.

Hasta la fecha, una veintena de escuelas del sur de África se han beneficiado de la entrega de bicicletas que reparten entre los niños que viven más lejos. 

La idea de 'Bicicletas para la Libertad' surgió en 2009. Volkswagen es el principal patrocinador del proyecto desde 2015; ese año, entregó 1.100 bicicletas a otros tantos niños de 20 escuelas.

Cada una de las bicicletas –fabricadas especialmente para la ONG World Bicycle Relief, responsable del proyecto– cuesta unos 130 euros; su rasgo distintivo es que el cuadro es de acero y, por lo tanto, lo suficientemente robusto para resistir terrenos abruptos y los peores baches.

La iniciativa contempla también la donación de cascos, accesorios, transporte y formación de mecánicos locales para que puedan solucionar las averías.

Ahora bien, recibir una Bicicleta para la Libertad también conlleva responsabilidades.

Cada niño firma una especie de contrato de préstamo por el que se compromete durante dos años a mejorar su índice de asistencia y su rendimiento. Si lo cumple, la bicicleta pasará a ser de su propiedad.

Las estadísticas muestran que hay muchas probabilidades de que así sea. La asistencia a la escuela por parte de los jóvenes que participan en el programa aumenta por término medio hasta un 28% y las notas experimentan incluso una mejora de un 59%. 

Más de E-mobility de Volkswagen