Reportaje

5 coches que odia la gente pero apasionan a los aficionados

Nacho de Haro

21/09/2016 - 13:29

Aquí tienes cinco coches que odia la gente normal pero apasionan a los aficionados, una serie de automóviles que en la mayoría de los casos no son del agrado del común de los conductores, que los suele considerar como demasiado radicales, pero que levantan auténticas pasiones entre los amantes de los coches de altas prestaciones.

Te interesa: Preparaciones japonesas, o te encantan o las odias

Si estás leyendo esto es porque te gustan los coches y seguramente no te importaría nada tener en tu garaje uno de los modelos que aparecen en la galería de imágenes que hemos creado para la ocasión, es más, seguro que alguna vez has soñado con poseer alguno de ellos. Eso sí, hay que reconocer que no son vehículos para todos los públicos, nos atrevemos a decir que estos son cinco coches que odia la gente normal pero apasionan a los aficionados, es decir, son una serie de automóviles que en la mayoría de los casos no son del agrado del común de los conductores, que suelen considerar que son demasiado radicales, tanto a nivel estético como de prestaciones.

Pero por el contrario, son coches que levantan pasiones entre los aficionados, ya sea por sus estratosféricas prestaciones, por ser herederos de algunos de los automóviles de rally más exitosos o simplemente, por ser vehículos sorprendentes por sus características técnicas. En el fondo, es comprensible que no calen entre aquellos para los que los coches no son más que un mero medio de transporte, solo un ‘loco’ del mundo del motor podría entender la existencia de vehículos como el Audi RS6 Avant, que llega a superar los 600 CV al tiempo que ofrece espacio a raudales gracias a su práctica carrocería familiar.

Así era el salvaje Audi RS6 DTM de 1.000 CV de Jon Olsson

Y lo mismo podríamos decir de cualquiera de los elegidos en este ranking, todos son coches que no están pensados para gente normal que simplemente busque un vehículo para ir de un punto a otro. Y si además metemos en la ecuación sus precios, que perfectamente pueden duplicar o triplicar el que tienen sus respectivas variantes convencionales, tendremos otra razón más para justificar que sean vehículos que odia la gente pero apasionan a los aficionados.

Fuente: CarBuzz

Lecturas recomendadas

Ignacio de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.

Buscador de coches

Más de Los rankings y listas más vistos