¿A qué llamamos combustible 'premium'?

¿A qué llamamos combustible 'premium'?

27/10/2016 - 14:30

La diferencia es de algunos céntimos pero muchos conductores prefieren repostar con el gasóleo más caro, el conocido como 'premium'. Ahora bien, ¿sabes a qué llamamos combustible 'premium'? ¿cómo se consigue que ofrezca mejores prestaciones que el normal?

De un tiempo a esta parte, cuando uno llega a la gasolinera debe asegurarse de que reposta el combustible adecuado, primero, y de que elige el que en realidad quiere, después. El primer error puede llevarte al taller (recuerda que si te equivocas y pones gasolina a un coche diésel o viceversa debes parar lo antes posible para evitar daños irreparables); el segundo, a un gasto superior al que esperabas.

Quien busca el combustible más caro es por que está convencido de que ese sobrecoste se traducirá en más kilómetros, más potencia y más mimo a la mecánica de su coche. Pero, en realidad, ¿sabemos cuáles son las ventajas de este tipo de combustible?

¿Qué hay detrás de cada 'pistola'?

Al bajarte del coche en una estación de servicio, lo normal es encontrar un surtidor con tres o cuatro pistolas. Cada una está coronada por un cartel en el que se especifica el tipo de combustible que sirven. Si buscas gasolina, lo más frecuente es encontrar gasolina 95 y 98; en el caso del gasóleo, los nombres son más dispares.

Vayamos por partes.

La gasolina y los octanos

Cuando hablamos de gasolina de 95 o de 98, la cifra hace alusión a su octanaje

El octanaje hace referencia a la menor o mayor resistencia a la detonación (al autoencendido). Esto no es otra cosa que la inflamación de la mezcla de combustible y aire que hay en la cámara de combustión antes de que la bujía haya producido la chispa para su explosión. 

La pregunta es: ¿qué es mejor para mi coche?

La respuesta: salvo que el fabricante indique expresamente lo contrario, no hay diferencia entre repostar una gasolina de 95 o de 98. Lo que tienes que hacer es fijarte en el tapón del depósito, ahí es donde el fabricante dejará la indicación en caso de que la hubiere.

Gasóleo 'normal' y gasóleo 'premium'

Lo que conocemos como gasolina 'premium' (o 'Efitec', 'Star plus', 'Ultimate' y otros nombres comerciales) son carburantes especiales por su composición en aditivos, esto es, sustancias añadidas a la gasolina con diversas funciones (estabilizantes, anticongelantes y lubricantes, normalmente).

Es importante explicar que, antes de que cada petrolera añada los aditivos a los tanques de carburante que va a comercializar como 'premium', todos tienen exactamente la misma gasolina. 

Esto es así porque todas las gasolinas que se venden en la estaciones de servicio españolas deben respetar unos estándares mínimos a partir de los cuales se añaden los aditivos; los llamados combustibles 'low cost' tienen que cumplir también esos mínimos de calidad.

Ahora bien, ¿qué aditivos llevan los gasóleos 'premium'?

Siento decirte que a esto no podemos dar una respuesta. Los aditivos y la proporción de los mismos que cada petrolera añade a la gasolina es no solo un secreto bien guardado, sino también el resultado de su esfuerzo a nivel de investigación y desarrollo. Un punto relevante que les diferencia del resto.

Aunque en el surtidor no aparece, lo que diferencia a un gasóleo de otro es el número de cetano con el que se expresan cuestiones como la densidad, punto de ebullición... Por norma debe ser superior a 46, pero como todos los gasóleos de clase A que se comercializan en España superan el 51, cualquier diésel es apto para todos los coches.

Ahora bien, ese número de cetano puede ser más alto y cuanto más lo sea, más se retrasará la ignición del combustible de modo que, por ejemplo, mejor será la calidad de la combustión. Así se reducen, entre otros efectos, las emisiones contaminantes, incluso también puntualmente ruidos y vibraciones.

Algunos de los gasóleos conocidos como 'premium' alcanzan hasta un número de cetano de 55. Esta elevación se consigue mediante aditivos, generalmente unas pocas gotas por litro de combustible.

Hay también aditivos que mejoran el flujo del combustible en frío, evitando su solidificación o la creación de cristales de cera que colapsen los filtros. Incluso otros que mejoran la lubricación. Para cumplir con las normas y conseguir un combustible limpio se rebaja la cantidad de azufre en el gasóleo (el máximo que establece la ley es de 10 mg/kg) dado que si se emite dióxido de azufre a la atmósfera, en contacto con el vapor de agua genera la lluvia ácida; sin embargo, esa rebaja conlleva también una menor capacidad de engrase del carburante sobre elementos como la bomba de combustible.

Más de Espacio Toyota