Reportaje

De patrulla en el helicóptero de la DGT

De patrulla en el helicóptero de la DGT

Redacción Auto Bild

16/07/2010 - 12:00

El control de las carreteras no se realiza exclusivamente desde el asfalto. A cientos de metros de altura, un helicóptero de la DGT vigila el cumplimiento de las normas de circulación. Esta patrulla aérea denuncia las infracciones cometidas y, como dicen nuestros protagonistas, se intenta enseñar a los conductores. AUTO BILD ha tenido la oportunidad de acompañarlo en una de sus vigilancias.

El control de las carreteras no se realiza exclusivamente desde el asfalto. A cientos de metros de altura, un helicóptero de la DGT vigila el cumplimiento de las normas de circulación. Esta patrulla aérea denuncia las infracciones cometidas y, como dicen nuestros protagonistas, se intenta enseñar a los conductores. AUTO BILD ha tenido la oportunidad de acompañarlo en una de sus vigilancias.

Primera hora de la mañana de un viernes en el aeropuerto civil de Cuatro Vientos (Madrid). Como cualquier otro día de la semana, el helicóptero de la DGT se dispone a realizar su servicio de vigilancia en las carreteras de la Comunidad de Madrid y sus alrededores. Su objetivo es controlar el tráfico y grabar las infracciones que cometen los conductores para su posterior denuncia. Pero esta vez resulta un tanto diferente: AUTO BILD les acompañará en su vuelo para conocer en profundidad cómo transcurre una de sus jornadas de trabajo.

Aunque generalmente en el pájaro de hierro viajan dos personas (el piloto y un agente de la Guardia Civil o un operador de cámara de la propia Unidad de Helicópteros), el vuelo de hoy estará un poco más saturado, ya que junto a ellos iremos Jotxo, el fotógrafo de AUTO BILD, y yo. Mientras esperamos a que llegue el agente de la Benemérita, Juanjo, el piloto, nos explica el funcionamiento del helicóptero y todas las precauciones que debemos adoptar: no dirigirnos a la parte trasera del aeronave, etc. Sobre todo hace hincapié en un aspecto: “Si os mareáis, decídmelo y paramos un rato. No os calléis, porque al final es peor y pasa lo que pasa...”.

Pero Jotxo y yo ya hemos sido precavidos y nos hemos tomado una pastilla contra el mareo antes de llegar a la base. Tras esperar un buen rato, Juanjo nos informa de que no puede venir el agente. “No importa. Al grabar las infracciones no es imprescindible que venga, ya que existen pruebas gráficas de ellas. Facilita la labor, pero también podemos realizar el servicio aunque no esté un guardia civil.” En su lugar, viajará con nosotros Héctor, un operador de cámara de la propia Unidad de Helicópteros.

Son las diez de la mañana. Tras solicitar permiso a la torre de control, el helicóptero toma pista y despega. Nuestro primer destino es la carretera M-607, en el tramo comprendido entre Cerceda y Colmenar Viejo. Mientras nos dirigimos hacia allí, Juanjo nos comenta que en esa zona “se suelen ver bastantes infracciones.”

AUTO BILD compartió una jornada de trabajo con el servicio de vigilancia de la DGT

Volamos a unos 300 o 400 metros del suelo y por el margen derecho de la vía (la cámara está ubicada en el lado izquierdo del helicóptero). Aunque existe una altura mínima de vuelo estipulada por la ley, el helicóptero de la DGT puede saltársela para cumplir bien su cometido. “Nuestro límite es el sentido común: no voy a poner en peligro la seguridad de los conductores por grabar una infracción.”

Las carreteras de doble sentido, como la M-607, son uno de los lugares donde se comenten más irregularidades

Mientras, Héctor maneja la cámara desde una consola en el asiento trasero: un joystick y una rueda le permiten controlar el movimiento de la cámara y el zoom, respectivamente. El operador vigila el tráfico a través de una pantalla, y, cuando visualiza algún vehículo susceptible de cometer una infracción, comienza a grabar (el sistema de video instalado en el helicóptero no graba todo el recorrido). “Normalmente se denuncia todo lo que captamos, salvo que no se haya grabado bien”, puntualiza Héctor.

El operador vigila el tráfico y graba las infracciones

El zoom de la cámara permite captar cualquier detalle, incluida la matrícula de los vehículos

De repente, observamos cómo un Citroën Xsara azul marino comienza a adelantar a un camión a escasos metros del inicio de la prohibición. Héctor graba toda la maniobra que, como no podía ser de otra forma, finaliza en una zona con línea continua. Es la primera infracción del día. A los pocos minutos, una motocicleta adelanta en un tramo en el que no está permitido. La cámara graba también esta maniobra ilegal.

“Nuestro objetivo no es multar, sino educar al conductor para que no haga maniobras peligrosas que pongan en peligro al resto. Enseguida vemos cuando uno circula nervioso y es posible que cometa alguna infracción. En ese momento, fijamos la vigilancia en él y comenzamos a grabar por si realiza alguna maniobra incorrecta”, apunta el piloto. “No obstante, cuando un conductor detecta nuestra presencia, cambia su conducta. Por este motivo, en algunas ocasiones me dejo ver ante ellos.”

De regreso a la base de la Unidad de Helicópteros

A continuación, nos dirigimos a otro punto de la sierra madrileña, concretamente a la carretera que discurre entre Galapagar y El Escorial (M-505). No obstante, antes hacemos una pequeña parada en el camino para que Jotxo y yo intercambiemos nuestros sitios en el helicóptero (hasta ese momento, él viajaba en la parte delantera y yo en la trasera). Tras sobrevolar los alrededores del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial (las vistas son espectaculares), aterrizamos en una pequeña explanada que el piloto encuentra en un monte cercano. La verdad es que, hasta ese momento, pensaba que era necesario disponer de mucho más espacio para hacerlo.

 Controlar las carreteras desde las alturas es una experiencia inolvidable

Nuevamente de vuelta al trabajo, aunque nuestra jornada con Juanjo y Héctor está llegando a su fin. Tras controlar otro rato el tráfico (no divisamos ninguna infracción), regresamos a la base de Cuatro Vientos.

Son las once y media de la mañana: nuestro servicio de vigilancia con el helicóptero de la Dirección de Tráfico ha concluido. El resultado de nuestra hora y media de vuelo son dos vehículos denunciados por adelantar en zona prohibida. Pero el trabajo para Héctor no ha acabado aún: ahora debe imprimir las infracciones que ha grabado y tramitar las correspondientes denuncias.”

Cómo se tramita la denuncia

Todas las infracciones que capta el servicio de vigilancia de la Unidad de Helicópteros de la Dirección General de Tráfico se graban en vídeo (Betacam-Digital). Tras aterrizar en la base, el agente de la Guardia Civil o el operador de cámara de la propia Unidad visualiza todo el contenido.

Acto seguido, almacena las imágenes, introduce la información relativa a la denuncia (matrícula y modelo del vehículo, lugar de la denuncia, etc.) y comprueba todos los datos en un ordenador conectado directamente a la central de la Dirección General de Tráfico. Finalmente, redacta la denuncia y la imprime

Tras seleccionar algunos fotogramas del vídeo de la infracción como prueba envía toda la documentación a la DGT, donde se tramita la denuncia definitiva y se hace llegar al conductor.


Ahora sí: nuestro reportaje ha llegado a su fin. Además de disfrutar de un placentero viaje en helicóptero y de comprobar la importante misión que cumple la Unidad de Helicópteros de la DGT, una cosa me ha quedado muy clara: las infracciones al volante no sólo se sancionan en la tierra, también en el cielo. Así que cuando cometas una falta al volante, no olvides que el pájaro de hierro puede estar al acecho.

La Unidad de Helicópteros de la DGT

Esta Unidad depende directamente de la Dirección General de Tráfico (no de la Guardia Civil), y cuenta con 19 aeronaves. Cubre todo el territorio español (excepto País Vasco y Cataluña) y tiene base fija en las ciudades más importantes: La Coruña, Madrid, Málaga, Sevilla, Valencia y Zaragoza. Durante los meses de verano presta, además, servicio en zonas turísticas como Alicante, Asturias, Cantabria, Islas Baleares...

 Además de la vigilancia de las carreteras, tiene otros cometidos, como regular el tráfico, colaborar con los Ministerios, realizar acciones divulgativas (presentaciones y demostraciones) y de Protección Civil...

Tras finalizar su trabajo, todas las aeronaves de la Unidad de Helicópteros de Madrid se guardan en este hangar, situado en el aeropuerto civil de Cuatro Vientos

Ficha técnica

Modelo: Écureuil 2 (Francia)

Motor: Modelo biturbina (dos motores de +600 CV)

Altitud de vuelo: De 6,5 km (max.) a 300/400 m (normalmente)

Peso máx. al despegue: 2.600 kg

Velocidad máx.: 290 km/h

Número de plazas: 6

Autonomía de vuelo: 3.30 horas aproximadamente

Duración media de un vuelo de vigilancia: 2.30 horas (3 horas máximo)

Algunas salvajadas captadas desde el aire

Un autobús adelanta a un camión en plena línea continua

Un conductor rebasa a otros coches por la mediana

Una furgoneta se incorpora al carril contrario y está a punto de colisionar con un camión

Doble adelantamiento en un puente

Giros prohibidos en sendas carreteras con línea continua

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Redacción

Redacción Auto Bild

Redacción Auto Bild

-

Buscador de coches