Patrocinado por:

Práctico

Neumáticos gastados: imprudencia con peligro de muerte

Neumáticos gastados: imprudencia con peligro de muerte

Redacción Auto Bild

14/10/2010 - 09:58

Un milímetro más o menos de profundidad en el dibujo de la cubierta de tu coche puede ser la diferencia entre sufrir un accidente o no. Ahora que llega el mal tiempo es fundamental que prestes especial atención al estado de tus neumáticos.

Un milímetro más o menos de profundidad en el dibujo de la cubierta de tu coche puede ser la diferencia entre sufrir un accidente o no. Ahora que llega el mal tiempo es fundamental que prestes especial atención al estado de tus neumáticos.

¿Cuándo le has echado por última vez un vistazo a los zapatos de tu coche? ¿Y cuándo has medido por última vez su dibujo? ¿Cómo? ¿Que no te acuerdas?

Eso es una imprudencia mortal, porque neumáticos con dibujo desgastado y agua en la calzada es una mezcla muy peligrosa. Temario de autoescuela, primer día: aquaplaning y, por tanto, distancias de frenado mayores.

Lo peligroso que puede llegar a ser tener el dibujo del neumático demasiado bajo lo hemos vivido nosotros mismos en el circuito de test de neumáticos de Continental. Nuestro programa de medición: frenos con distintas profundidades de perfil y la determinación de la velocidad del aquaplaning (mira los gráficos que aparecen a continuación).

El resultado fue alarmante: la profundidad del dibujo de 1,6 mm mínima fijada por ley es escasa (foto de apertura). Si el perfil es de menos de tres milímetros, la distancia de frenado aumenta en un 40%. O expresado de otro modo: si un coche con neumáticos nuevos frena del todo desde una velocidad de 120 km/h, uno con los neumáticos gastados se come la cola del atasco a tan sólo 50 km/h.

El anillo exterior dorado de una moneda de un euro tiene un ancho de 3 mm; al hacer la prueba, debería desaparecer

Lo mismo se puede decir del aquaplaning: con un dibujo bueno de entre 5 y 8 milímetros, el coche sigue manteniéndose perfectamente en el carril incluso a 80 km/h. Con los neumáticos gastados, el vehículo ya se sale de la curva a tan solo 20-30 km/h. Eso debería ser motivo suficiente para echarle un vistazo al perfil de vez en cuando, ¿no?

Los neumáticos buenos, siempre atrás

Los neumáticos no se desgastan nunca por igual. Los del eje propulsor suelen ser los primeros en tener que ser cambiados, pues son los que sufren más en las frenadas y las aceleraciones. ¿Y dónde se ponen los nuevos? La respuesta es muy clara: en el eje trasero, pues es éste el que aporta la estabilidad necesaria al coche. Es muy importante cambiar los de delante por los de atrás cuando cambies los de invierno por los de verano para que el desgaste del perfil sea el mismo. Por otro lado, no debes cambiar en cruz los neumáticos, sino el trasero izquierdo donde el delantero izquierdo, y el trasero derecho, donde el delantero.

Mi consejo

Hay una regla general a la hora de conducir con seguridad: el control. 
Y echarle un vistazo a la banda de rodadura del neumático no cuesta nada y a cambio puede salvar muchas vidas. Los tests efectuados por AUTO BILD han demostrado que unos neumáticos desgastados no son para tomárselos a broma. Cada milímetro más en el dibujo del neumático es importante y puede significar menos metros en la distancia de frenado. Por este motivo, recomendamos cambiar los neumáticos desgastados cuando el dibujo sea inferior a tres milímetros. Los 1,6 milímetros que marca la ley son demasiado pocos.

B. Volkens recomienda controlar el neumático con regularidad

FOTOS: R. Sassen, F. Stange, M. Brass, S. LIndloff, G. Lukas, AUTO BILD

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Redacción

Redacción Auto Bild

Redacción Auto Bild

-

Encuentra lo que necesitas para tu coche

Todo tipo de accesorios

Piezas específicas para tu coche

Productos para su cuidado

Selecciona una categoría:

Encuéntralo

Buscador de coches