Patrocinado por:

Práctico

Consejos para que aprendas a detectar un coche accidentado

Consejos para que aprendas a detectar un coche accidentado

Redacción Auto Bild

04/11/2010 - 09:40

¿Habrá sufrido anteriormente un golpe o no? Gracias a estos útiles consejos, evitarás que te den gato por liebre cuando compres un vehículo de segunda mano. Pintura, puntos de soldadura, juntas, marca de las ventanillas y holgura de las puertas son algunos de los aspectos que tendrás que tener en cuenta para evitar que lo que inicialmente parecía un chollo se acabe convirtiendo en una pesadilla.

¿Habrá sufrido anteriormente un golpe o no? Gracias a estos útiles consejos, evitarás que te den gato por liebre cuando compres un vehículo de segunda mano. Pintura, puntos de soldadura, juntas, marca de las ventanillas y la holgura de las puertas, son algunas de las cosas que tendrás que tener en cuenta para que no te den gato por liebre.

Coqueto, reluciente, sin rastro de abollones... A simple vista, el vehículo de esta imagen resulta muy atractivo para el comprador de segunda mano, ya que nada indica que haya sufrido anteriormente un accidente.

Pero como dice el refrán, “no es oro todo lo que reluce”. Tras revisar concienzudamente la carrocería con el medidor de espesor, compruebo que la pintura del guardabarros es más gruesa que la del resto del utilitario: mide 634 µm (micrómetros). Está  claro: hay una capa de pintura encima, ya que el resto tiene un espesor comprendido entre 100 y 200 µm.

Conclusión: el coqueto y reluciente coche rojo ha tenido un golpe en el pasado. Esto no es importante si fue una colisión superficial, aunque también pudo ser más grave. Por este motivo, es importante que cuando vayas a comprar un coche de segunda mano no peques de pardillo y sepas detectar si ha sufrido anteriormente algún accidente. ¿Cómo? Aquí tienes algunas recomendaciones.

Herramientas necesarias
Las buenas reparaciones son difíciles de localizar hasta por los profesionales. El método más seguro para detectar un antiguo golpe es un medidor digital de espesor de pintura. Su precio ronda los 400 euros (sólo es rentable para un profesional).

Más económicos (unos 80 euros) son los dispositivos que funcionan mediante leds.

El imán sólo detecta capas de pintura gruesas.

Puntos de soldadura
Si el coche ha sufrido un golpe fuerte, suelen cambiarse las piezas. Puedes notarlo en las soldaduras: estarán peor acabadas que las originales

Número de bastidor
Si tiene un número de bastidor nuevo, la causa puede ser doble: que se haya visto involucrado en un accidente o, lo que es peor, que se trate de un coche robado que utiliza la documentación de otro siniestrado

Huellas de uso en los tornillos
Si los tornillos tienen huellas de herramientas, es que se ha procedido al cambio del guardabarros; el de la imagen es el que traía el coche de serie

Revisión con la linterna
Utiliza una linterna para comprobar el interior de los pasos de rueda o los revestimientos del maletero; nunca realices estas inspecciones visuales de noche o en días lluviosos

Juntas irregulares
Si observas que las juntas no encajan a la perfección y quedan unas por encima de otras, puede deberse a la reparación de alguna de las piezas

Marca de las ventanillas
Las ventanas y, a veces, el parabrisas, suelen ser de un solo fabricante: una marca diferente puede significar un cristal roto

Reflejos en la pintura
Aparca el coche de tal manera que la luz se refleje en la pintura, así te resultará mucho más fácil ver los posibles arañazos y abollones

Comprobación de pintura
Las diferencias de espesor de la pintura te permitirán identificar posibles reparaciones: las capas normales suelen tener un grosor comprendido entre 0,1 y 0,2 milímetros

Holgura en las puertas
Si las puertas o el maletero se cierran con dificultad, se desplazan un poco e incluso emiten crujidos, es probable que estén mal encajadas o tener el marco o las bisagras torcidos

Posición del volante

Si durante una prueba de conducción aprecias que el volante está torcido, puede deberse a una colisión. En este caso es recomendable que revises el estado del chasis.

Consejo
Generalmente, nadie da duros a cuatro pesetas. Si encuentras un vehículo que, a priori, parece una auténtica ganga, no te fíes. Si no tienes conocimientos de mecánica, te recomiendo que solicites ayuda de un profesional o que incluso contrates los servicios de un perito. En muchas ocasiones, es la mejor forma de evitar que te den gato por liebre.

Fotos: Ralf Timm, H.J. Mau

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Redacción

Redacción Auto Bild

Redacción Auto Bild

-

Encuentra lo que necesitas para tu coche

Todo tipo de accesorios

Piezas específicas para tu coche

Productos para su cuidado

Selecciona una categoría:

Encuéntralo

Buscador de coches