Skip to main content
VW Golf GTE

Un Volkswagen GTE con la potencia de un GTI, ¿es posible?

No te líes con las letras... 

  • Un GTE es un híbrido enchufable
  • Un GTI, un Gran Turismo de Inyección 

Eso no significa que no sea posible encontrar un GTE con la potencia de un GTI. Y quien diga que lo contrario, es que no conoce la nueva gama Volkswagen.

¿Solo los GTI son potentes?

La nomenglatura GTI se puso muy de moda en los años 70, cuando Volkswagen lanzó al mercado su histórico Golf GTI. Desde entonces y hasta ahora, los coches con las siglas GTI son las versiones más deportivas. En el otro extremo estaban los híbridos enchufables, como las versiones más eficientes. Y lo conductores pensaban que tenían que elegir entre uno o otro. 

¿Eficiencia o potencia? Esa era la cuestión que ya no hay que plantearse.

Con la gama GTE, Volkswagen une lo mejor de estos dos mundos aparentemente tan dispares. Como si de una receta para conseguir la mecánica perfecta, los ingenieros alemanes han mezclado la eficiencia del motor eléctrico 115 CV y la deportividad de la mecánica gasolina de hasta 160. El resultado: un coche híbrido enchufable de hasta 245 CV de potencia combinada

VW Golf GTE

Cómo consigue el VW Golf GTE ser tan potente como el GTI

La octava generación del mítico Volkswagen Golf tiene en sus filas una opción GTE y otra GTI. Y aunque resulte difícil de creer, ambas son igual de potentes. 

Créme: el Golf dotado de un tren de propulsión híbrida enchufable, el GTE, ofrece los mismos 245 CV y 400 Nm de par de motor que el Golf GTI. Lo consigue gracias a la combinación de una unidad TSI de cuatro cilindros y 1.4 litros que genera 150 CV (110 kW) y un motor eléctrico que suma a la ecuación 115 (85 kW). Cuando ambos trabajan juntos, la potencia total asciende a 245 CV (lo que, además, supone un incremento de potencia de 41 CV con respecto al anterior VW Golf GTE).

Este doble bloque se gestiona con un cambio automático DSG de seis velocidades y doble embrague. De alimentar la parte eléctrica, se encarga una batería de iones de litio de 13 kWh que le permite circular hasta 57 km en modo cien por cien eléctrico y alcanzar una velocidad máxima en modo cero emisiones de 131 km7h. La batería del nuevo Golf GTE es, por tanto, hasta un 50% más potente que la del modelo al que sustituye.

VW Golf GTE

Para mejorar el comportamiento en carretera, el tren de rodaje combina un eje delantero McPherson y un eje trasero multibrazo, y por primera tanto el ESP se controla con bloqueo electrónico de diferencial como los componentes dinámicos laterales de los amortiguadores regulados (la suspensión adaptativa DCC es opcional). Y hay elementos que comparten ambos modelos y que mejoran su aerodinámica: las llantas del tipo Richmond y el spoiler trasero.

Más de E-mobility de Volkswagen