Skip to main content

Noticia

Motor

Volvo limita la velocidad máxima de sus coches a 180 km/h

Volvo limita la velocidad de sus coches

Volvo siempre ha posicionado a los suyo "los coches más seguros del mercado". Dando la razón a quienes aseguran que el exceso de velocidad es desencadenante de un alto porcentaje de accidentes, Volvo anuncia que limita la velocidad máxima de todos sus modelos a 180 km/h.

Con la limitación electrónica de velocidad de sus coches, Volvo Cars cumple la promesa que lanzó el año pasado y supera todos los requisitos legales y reglamentarios. Su objetivo es "cerrar la brecha que impide acabar definitivamente con las víctimas mortales y las lesiones graves en los accidentes de tráfico".

180 km/h o menos si el conductor quiere

Además de la limitación de velocidad de fábrica, todos los vehículos Volvo incluirán Care Key, una función que permite al conductor establecer limitaciones adicionales de la velocidad máxima, por ejemplo cuando deja el vehículo a otros miembros de la familia o a conductores jóvenes o inexpertos. 

"Estamos convencidos que los fabricantes de automóviles tenemos la responsabilidad de contribuir a la seguridad del tráfico", comenta Malin Ekholm, responsable del Centro de seguridad de Volvo Cars. "Nuestra tecnología de limitación de velocidad y el debate que ha suscitado son una consecuencia lógica de esta convicción", afirma.

El por qué del límite de velocidad

Volvo Cars se siente obligada a mantener su tradición y a seguir liderando el debate sobre los derechos y obligaciones de los fabricantes respecto a la adopción de medidas que, en última instancia, pueden salvar vidas, incluso aunque esto signifique perder clientes potenciales.

Según explica el fabricante, el problema del exceso de velocidad es que, por encima de un determinado umbral, la tecnología de seguridad integrada en el vehículo y el diseño de infraestructuras inteligentes dejan de ser eficaces para evitar muertes y lesiones graves en caso de accidente. Esta es la razón por la que se imponen límites de velocidad en la mayoría de los países occidentale y por el que cada año se imponen millones de multas por exceso de velocidad.

"Además del exceso de velocidad, hay otras dos cuestiones muy preocupantes para la seguridad del tráfico: las distracciones y el consumo de alcohol y drogas", reflexionan desde la marca. "Todas ellas forman la barrera que aún debemos derribar para alcanzar la visión de Volvo Cars de un futuro sin lesiones graves ni víctimas mortales de tráfico".

Y además