Skip to main content

Noticia

Motor

El truco de Ford contra el coronavirus que quizá no resistan todos los coches

El truco de Ford para eliminar el coronavirus del coche

De momento lo está poniendo en práctica con los coches de policía

Ni ozono, ni nada por el estilo, Ford tiene un truco para desinfectar el interior de sus coches que ya está poniendo en práctica en sus vehículos policiales, los denominados Police Interceptor Utility. Lo que ha hecho ha sido modificar el software que controla las funciones de estos coches patrulla, para aumentar la temperatura de la cabina hasta los 56 grados centígrados con los sistemas de climatización y combatir así la posible presencia del virus que causa la COVID-19.

¿Se puede eliminar el coronavirus del coche?

Ford explica que el nuevo software está disponible ya para su aplicación en modelos de los años 2013 a 2019 en Estados Unidos, Canadá y otros países que utilizan el modelo. Lo que hace es elevar la temperatura en el interior del vehículo durante 15 minutos hasta alcanzar los 56 grados centígrados. Los ingenieros de la marca del óvalo aseguran que de esta forma es posible "reducir la concentración viral" más del 99%.

Más calor que en el Valle de la Muerte

56 grados, ¿es mucho? Pues sí, para que te hagas una idea es una temperatura superior a la que experimenta el famoso Valle de la Muerte en Estados Unidos en los días más calurosos. 

Para alcanzar esta temperatura, el software calienta el motor del vehículo a los niveles más elevados mientras que controla el ventilador para que funcione a su máxima potencia. Cuando el sistema detecta que ha alcanzado la temperatura ideal, mantiene ese nivel durante 15 minutos, lo que literalmente cuece los virus en el interior.

Para evitar accidentes y dado que nadie puede estar dentro del vehículo cuando está en el proceso de hornear el interior, las luces de emergencia parpadearán para notificar que el sistema está activado. El proceso termina con la reducción de la temperatura en el interior.

En pruebas en los coches de Policía de Nueva York

La modificación del software, que Ford ha realizado en cooperación con la Universidad del Estado de Ohio, ya ha sido utilizada en pruebas en vehículos de varios departamentos de Policía de Estados Unidos, como los de Nueva York y Los Ángeles.

Coche Policía Ford

Según señalaron Jeff Jahnes y Jesse Kwiek, del departamento de Microbiología de la Universidad del Estado de Ohio, los estudios que han realizado con Ford "indican que la exposición de coronavirus a temperaturas de 56 grados centígrados durante 15 minutos reduce la concentración viral en más del 99% en superficies y materiales utilizados en el interior del Police Interceptor Utility".

Una de las ventajas del proceso de horneado es que puede garantizar la desinfección de áreas a las que no se puede llegar con métodos de limpieza más tradicionales.

Ford prioriza la desinfección de los vehículos policiales porque están respondiendo a llamadas de emergencia cuando no están disponibles ambulancias, por lo que hay ocasiones en los que los agentes transportan personas enfermas con COVID-19 en sus coches patrulla. "Los agentes pueden utilizar ahora este modo de autolimpieza como un extra de protección dentro del vehículo", afirma Stephen Tyler, encargado de Ford para los vehículos policiales. 

Y además

Más de Coronavirus: así afecta al motor