Noticia

La sostenibilidad del sistema energético español empeora

La sostenibilidad del sistema energético español empeora

Javier Leceta

01/04/2014 - 12:54

La sostenibilidad del sistema energético en España empeora con respecto a años anteriores en casi todos los indicadores., según apunta el Informe 2013 del Observatorio de Energía y Sostenibilidad. A pesar de la caída en el consumo final, aumentan las emisiones de CO2, la dependencia energética del exterior, la intensidad energética, y también la factura.

La Cátedra BP, resultado del acuerdo entre la Universidad Pontificia Comillas y BP España, ha presentado recientemente las conclusiones del Informe 2013 del Observatorio de Energía y Sostenibilidad (descargar informe). Este estudio apunta que en 2012 el sector energético español consumió 6,33 EJ de energía primaria y emitió 258 Mt de CO2, generando un valor añadido de 32.300 millones de euros (correspondiente a un 3% del PIB).

La Cátedra BP concluye que la sostenibilidad del sector energético español ha empeorado: entre los principales motivos se encuentran el aumento de las emisiones de CO2 y de otros contaminantes, la dependencia energética del exterior y la reducción del valor añadido generado por el sector. También ha aumentado la intensidad energética, los precios, y el gasto total en energía.

Las emisiones de CO2 asociadas al consumo de energía primaria aumentaron el 6% en 2012, mientras que el nivel de dependencia exterior llegó hasta el 86%, debido al aumento en el uso del carbón, importado en su mayoría y también a la mayor importación de petróleo. La participación de las energías renovables en el sistema se mantuvo estable, situándose en 2011 en un 10% sobre energía primaria y un 31% sobre energía eléctrica.

Entre 2011 y 2012 los precios finales de la energía en España aumentaron un 10% para los consumidores domésticos y un 7% para los industriales, y en mayor medida que para la Unión Europea.

El valor añadido generado por el sector sigue reduciéndose, en parte por un aumento del gasto en energía primaria, y en parte por el aumento de los costes externos del sector.

En resumen, el informe concluye que este año no hay ningún indicador de sostenibilidad del sistema energético español que muestre una evolución favorable. Otra de las principales conclusiones es que, a pesar de que la movilidad de pasajeros sigue disminuyendo, el transporte sigue siendo el sector que más energía consume, un 24%, y el que más emisiones de CO2 causa, un 24%. Por tanto, este sector sigue siendo prioritario en cuanto al diseño de políticas sostenibles.

El objetivo de Informe 2013 del Observatorio de Energía y Sostenibilidad en España, publicado por la Cátedra BP, es valorar la evolución de los acontecimientos en el campo de la energía en España desde el punto de vista del desarrollo sostenible. Este dossier obtiene, a partir del análisis de fuentes de información y estudios, indicadores fiables y representativos de la evolución de la producción y consumo de energía en España y de sus implicaciones en el desarrollo sostenible. Además, aporta el análisis crítico y la valoración de la información obtenida que realizan los especialistas colaboradores de la Cátedra, con el apoyo de expertos externos.

Lecturas recomendadas

Javier Leceta

Redactor Jefe

Buscador de coches