Skip to main content

Noticia

Tecnología

Microsoft aclara por qué la descarga de Windows 10 November 2019 Update solo ocupa 180 KB: no volverá a pasar

Microsoft

Si has descargado la actualización Windows 10 November 2019 Update quizá te hayas dado cuenta de que solo ocupa... 180 KB. ¿Cómo puede ser que una de las actualizaciones de Windows más importantes del año solo ocupe como un fichero de texto? Microsoft lo ha aclarado, y reconoce también que no ha gustado a los usuarios, así que no volverá a hacerlo en el futuro.

Desde que se convirtió en un servicio, Windows 10 recibe dos grandes actualizaciones al año: en primavera y en otoño. Estas actualizaciones contienen correcciones de bugs y mejoras en el rendimiento, pero también nuevas funcionalidades y aplicaciones.

La última, Windows 10 November 2019, nos llegó hace un par de semanas y sorprendió a todo el mundo porque apenas incluía novedades más allá de algunas herramientas para las empresas y algunas mejoras en las notificaciones. Además, la descarga solo ocupa 180 KB, mientras que anteriores actualizaciones llegaban a pesar varios gigas. ¿Qué es lo que ha ocurrido?

Microsof ha explicado en Mixer por qué la descarga es tan pequeña. Esto se debe a que las principales novedades de Windows 10 November 2019... ya estaban en Windows 10 May 2019, pero desactivadas.

Lo que hace la pequeña descarga de 180 KB de Windows 10 November 2019 es activar un switch que desbloquea estas novedades si ya tienes la actualización de mayo en tu PC, u obliga a descargar Windows 10 May 2019, para poder activarlas. Esa es la razón de que muchos usuarios hayan detectado actualizaciones automáticas de Windows 10.

Microsoft reconoce que este nuevo sistema, que ha bautizado como "programa piloto", no ha gustado a los Insiders ni a los usuarios, y no lo volverá a utilizar en futuras actualizaciones de Windows 10.

Muchos usuarios esperaban nuevas herramientas y funciones en la actualización de noviembre, como en años anteriores, pero al final no han llegado.

Intuimos que una de las razones es que Microsoft ha tenido numerosos problemas de bugs y rendimiento en la pasada actualización de mayo, y no han querido añadir nuevo contenido en noviembre hasta que se resuelvan todos los problemas que aún colean.

Pero todo apunta a que en 2020, Windows 10 recuperará las dos grandes actualizaciones anuales.

Y además