Skip to main content

Noticia

Las ciudades con los conductores más agresivos

conductor agresivo
La buena noticia es que en España somos bastante calmados

Ulán Bator, Moscú y Karachi son las tres ciudades con más conductores agresivos; en España, Madrid, Valencia y Barcelona. El ranking lo ha elaborado Mister Auto en base a las respuestas de más de 6.000 conductores, de edades comprendidas entre 25 y 60 años, a los que ha preguntado: 

  • en los últimos seis meses, ¿cuántas veces presenció un incidente relacionado con la agresividad al volante?
  • en los últimos tres meses, ¿ha sido usted partícipe en algún incidente de agresividad al volante iniciado por otra persona?

Mister Auto ha elaborado un ranking de 100 ciudades ordenadas de más a menos en lo que a conducción agresiva se refiere, nosotros te mostramos las 15 primeras:

Ciudad País Nivel de agresividad
(sobre 100)
Ulán Bator Mongolia 99,12
Moscú Rusia 98,46
Karachi Pakistán 98,13
Calcuta India 97,80
Lagos Nigeria 97,47
Bombay India 97,25
Estambul Turquía 96,92
San Petersburgo Rusia 96,15
Bogotá Colombia 95,49
Ciudad de México México 93,62
Sao Paulo Brasil 90,32
Miami EEUU 86,69
Río de Janeiro Brasil 86,47
Los Ángeles EEUU 82,29
Chicago EEUU 81,39

Madrid, en la posición 35

En lo que a nuestra geografía se refiere, la buena noticia es que hay descender hasta la posición 35 para encontrar la primera ciudad española: Madrid. Le siguen Valencia, en la posición 58 y Barcelona, en la 66.

Cómo identificar a un conductor agresivo

La DGT considera que todo acoso vial es agresividad, esto es: no respetar la distancia de seguridad con el vehículo que te precede, especialmente cuando se hace a propósito; también, amenazar, insultar o hacer gestos hostiles al conductor al que adelantas; y hacer maniobras intencionadas que pongan en peligro a los demás.

Y todas estas acciones tienen multa: 500 euros y la pérdida de seis puntos del permiso de conducir.

Los insultos también están contemplados en el Código Penal como una falta que puede ser leve o grave (en función del insulto), lo que deriva en una sanción económica. 

Y además