Skip to main content

Noticia

Gadgets

Actualiza tu coche a la nueva generación con este retrovisor con pantalla, y cámaras de aparcamiento

Retrovisor con cámaras

En este artículo, AutoBild podría recibir una comisión por tus compras. Más información.

Estamos demasiado acostumbrados al mundo de los smartphones, donde muchas veces cambiamos un móvil por otro nuevo en cuestión de un año o poco más. Por supuesto, eso no ocurre con los coches. Y podríamos tener un coche que es relativamente reciente, comprado hace dos años, pero que ya no cuenta con los extras de los coches de nueva generación, bien porque en aquel momento no existían, o bien porque era más caros que ahora. Por ejemplo, ¿tiene tu coche cámara de aparcamiento? La respuesta en muchos casos será negativa.

Pero eso tiene una solución y no es muy cara. Este retrovisor con pantalla a la venta en Amazon es uno de los más vendidos de la categoría de electrónica de motor. Su pantalla es ideal porque cuando vamos a aparcar se activa la cámara posterior que tenemos que instalar en el vehículo y que viene ya incluida en el kit que compramos.

Además de ello, el propio retrovisor lleva incorporada una cámara frontal tipo "dash cam" que va grabando nuestro trayecto y que es ideal tanto para realizar grabaciones de un viaje que queremos recordar como para poder grabar un potencial accidente, de forma que nos sirva más tarde como prueba para demostrar quién era el culpable.

Lo mejor es que este retrovisor de marca Chortau tiene un precio realmente económico, pues todo el kit con el propio retrovisor con pantalla y las dos cámaras, tiene un precio de unos 60 euros. Su gran relación calidad/precio es lo que hace que sea uno de los más vendidos dentro de la sección de coches de Electrónica de Motor en Amazon. Además, tiene más de 2.000 opiniones, y supera las cuatro estrellas, lo que en esta categoría son cifras realmente positivas.

El propio retrovisor es un espejo normal. Cuando se enciende la pantalla integrada ocupa una sección central de siete pulgadas con la imagen del menú, la cámara posterior, o la cámara frontal. Tanto la cámara frontal como el retrovisor están unidos en un mismo núcleo, por lo que la instalación es realmente simple. Solo tendremos que buscar la forma de conectarlo al sistema eléctrico del vehículo. La cámara posterior llevará más trabajo porque tenemos que llevarla desde el techo al fondo del coche hasta conectar con el retrovisor.

No obstante, no es nada difícil para aquellos enamorados de realizar modificaciones en el coche. Y con un precio de 60 euros, resulta una compra de lo más interesante para añadir un extra que sería mucho más caro haberlo adquirido al comprar el coche (si es que siquiera era un opcional que podíamos añadir).

En este artículo, AutoBild recibe una comisión de sus socios afiliados por cada compra que realices a través de los enlaces de productos que hemos incluido, algo que en ningún caso supone un coste adicional para ti. No obstante, nuestras recomendaciones son siempre independientes y objetivas. Puedes consultar nuestra política de afiliados aquí.

Y además