Noticia

400 muertes menos con mejores emergencias

400 muertes menos con mejores emergencias

Pablo Lucas Medina

09/06/2011 - 10:43

Después de un accidente de tráfico, la supervivencia de los heridos, en gran parte, depende del buen funcionamiento de los servicios de emergencia. Una respuesta rápida y adecuada puede evitar hasta un 35% de las muertes que se producen en la primera hora tras el accidente.

La línea entre la vida y la muerte puede depender de que la ambulancia o los bomberos lleguen más o menos rápido al lugar donde se ha producido un accidente de tráfico y de que se apliquen los primeros auxilios de forma adecuada. Por ello es de vital importancia la primera persona que socorre a los heridos, que normalmente es un testigo, un policía o un bombero.

Según la revista Seguridad Vial, de la Dirección General de Tráfico (DGT), el 75% de las personas que fallecen a consecuencia de un accidente lo hace en los primeros 60 minutos, en lo que se conoce como la "hora de oro". En esta fase se podrían evitar más fallecimientos con una asistencia inicial correcta.

Tras un siniestro, el 10% de las víctimas mortales fallece al instante o en los siguientes minutos a causa de que lesiones de mucha gravedad. Estas muertes son muy difíciles de evitar. Otro 15% de las víctimas muere en las horas o días posteriores al accidente.

En palabras de Fernando Ayuso, presidente de la Sociedad Española de Medicina de Urgencia y Emergencias (SAMU) de Andalucía, "realizando una gestión eficaz y mejorando la actuación de todos los participantes en la atención de los heridos de un accidente de tráfico, se puede disminuir la mortalidad hasta un 35%". Por ello, de las 1.730 fallecidos en accidentes de tráfico en 2010, podían haber sobrevivido 455 personas con unos primeros auxilios óptimos.

En este sentido, María José Villanueva, médico de emergencias del SAMU de Asturias, opina que es necesario educar en los colegios, en las autoescuelas y formar al personal sanitario y los bomberos.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches