Skip to main content

Noticia

Competición

Antonio García: “Le Mans es la mejor carrera del mundo”

Antonio García: “Le Mans es la mejor carrera del mundo”

El español Antonio García afronta su octava participación en las míticas 24 Horas de Le Mans y lo hace, un año más, con el C6.R del equipo oficial Corvette Racing, con quien ha conseguido dos de las tres victorias en la categoría GT de su palmarés.

Chevrolet España reunió a la prensa española y portuguesa en el aeródromo de Fuentemilanos (Segovia) para la puesta de largo de una nueva participación de Antonio García en las 24 Horas de Le Mans al volante de Corvette C6.R del equipo oficial Covertte Racing.

El español afronta su octava participación en una prueba en la que se ha convertido en uno de los grandes especialistas del mundo. Tras su paso por el karting y los monoplazas, donde compitió junto a Fernando Alonso (con quien le une una estrecha relación desde entonces), Antonio García enfocó su carrera en las categorías de turismos y GT, donde ha cosechado multitud de éxitos en diferentes pruebas internacionales.

Considerado uno de los mejores pilotos del mundo de GT, Antonio García volverá luchar por la victoria de su categoría en las míticas 24 Horas de Le Mans los próximos 22 y 23 de junio. La carrera de resistencia más importante del planeta tendrá este año una dificultad añadida para el piloto español, ya que algunos de sus poderosos rivales acuden con coches completamente nuevos, como puede ser el caso de Porsche, Ferrari o Aston Martin, mientras que García volverá competir con el Corvette C6.R, ya que la versión de competición del nuevo Covertte Stingray C7 aún no está preparada (el piloto afirmó a AUTO BILD que posiblemente la tengan terminada para el verano y homologada para la próxima temporada). 

Sin embargo, el equipo Corvette Racing cuenta con una de las estructuras con mayor experiencia en Le Mans, tanto a nivel técnico como en el caso de sus pilotos, un valor fundamental en una carrera en la que “es resistencia, pero hay que ir durante 24 horas al 110%”, como afirmaba el propio piloto.

Además, este año, el Corvette de Antonio García dispone de un elemento muy útil y que ya está siendo estudiado por la FIA de cara a su implantación de forma obligatoria. Se trata de un radar que va integrado junto a la cámara de visión trasera (hay que recordar que estos coches no disponen de espejo retrovisor interior) y que ayuda al piloto a detectar los coches que se le acercan por detrás, especialmente por la noche, cuando la visión es casi nula. Esto hará más seguros los adelantamientos y doblajes, una de las maniobras clave de la carrera y donde se pude llegar a perder una considerable cantidad de tiempo en cada vuelta.

Antonio García

También comentó la importancia de la estrategia de los repostajes y cambios de neumáticos, en los que se emplean aproximadamente 45 segundos. El cambio de piloto necesita unos 18, para llenar el depósito se requieren otros 28 y, en el caso de necesitar cambiar las ruedas, solo se puede hacer con una pistola y dos mecánicos, operación en la que se gastan otros 15 segundos. Los actuales neumáticos permiten completar unos dos turnos de conducción completos, mientras que se echa gasolina cada 55 minutos aproximadamente (15 vueltas al circuito), equipos como Ferrari, que cuentan ya con la inyección directa en sus motores, podrían tener ventaja en el consumo de combustible si consiguieran estirar ese repostaje una vuelta más.

Por su parte, Antonio García habló de sus puntos fuertes en una carrera como Le Mans: “Mi estilo de conducción es muy valorado, ya que trato bien la mecánica y los neumáticos sin dejar de sacar lo máximo del coche. Además, me gusta pilotar por la noche, donde puedo marcar la diferencia con el resto de pilotos”. El piloto español confesó que aprendió muchos de los secretos de la conducción de GT en este tipo de pruebas de David Brabham, compañero que tuvo durante su trayectoria en otros equipos como Aston Martin, con quien ganó en 2008 la primera de sus tres victorias.

También habló de cómo las exigencias del circuito de La Sarthe intimidan a muchos pilotos y es por ello que no siempre los exFórmula 1 consiguen triunfar en Le Mans. Uno de los ejemplos más claros lo puso con Nelson Piquet Jr, con quien compartió box en una edición y que quedó poco menos que aterrorizado después de uno de los turnos de noche en clasificación, momento en el que le tocó pilotar con lluvia y había marcado tiempos 20 segundos más lentos que los de sus compañeros.

Le Mans es una carrera diferente, es la mejor carrera del mundo, una prueba que todos los pilotos quieren correr y que muy pocos pueden ganar, porque no todo el mundo puede ir rápido en La Sarthe”.

Antonio García y Chevrolet (o más concretamente, Corvette Racing) vuelven a ser favoritos para la victoria en Le Mans, una carrera tan compleja como apasionante y de la que te iremos hablando con detalle en los próximos días.

Por: José Armando Gómez / @Joargomez

Lecturas recomendadas