Toyota Auris Touring Sports 120D: para familias intrépidas

El Toyota Auris Touring Sports 120D es tu compañero ideal para llevar a los niños al colegio de camino al trabajo, pero también para las escapadas otoñales de fin de semana. Con un gran volumen de maletero, buena habitabilidad y un motor eficiente, puede convertirse en tu inseparable aliado. A continuación dejo mis impresiones en esta prueba.

Aquí tienes al Toyota Auris Touring Sports: un familiar compacto que no levanta miradas o pasiones, ni hace girar las cabezas allá por donde circula. Se trata de un chico que sabe jugar al equilibrio y que es una buena opción si buscas un coche para usar a diario con tu familia. Puede que hayas sido un afortunado y tengas a un peque en casa: seguro que entonces piensas que tu compacto de tres puertas se ha quedado, de repente, enano. Pues bien, es el momento de saltar de escalón y entrar en el universo de los familiares compactos.
 Como puedes comprobar, la imagen exterior del Toyota Auris ha mejorado mucho respecto a la anterior generación. Ahora se viste con un diseño más temperamental. también la versión familiar.

Bajo una longitud de 4,5 metros esconde un habitáculo lleno de buenas ideas. Sin abatir los respaldos traseros, ya te encuentras con 530 litros de capacidad. Mejorar este dato es muy sencillo, solo tendrás que tirar de dos palancas que hay en los laterales del maletero y la capacidad se incrementará hasta los 1.658 litros. ¿Crees que necesitas más espacio? Sinceramente, para mí no lo vas a echar de menos porque, además, al tener un maletero consuelo completamente plano es muy aprovechable.

En marcha, el Toyota Auris familiar no es un coche que te emocione por su dinamismo. Nunca lo ha pretendido ni lo hará (Toyota no va lanzar una versión deportiva con este modelo). Pero, siendo justos, hay que reconocer que te lleva de un sitio a otro con un buen nivel de confort... y con un consumo algo más elevado que sus rivales. Este nipón no utiliza un bloque diésel de 1,6 litros como lo hace la mayoría de los compactos del segmento. Sigue fiel a un 2,0 litros que es algo más sediento. He obtenido una cifra de 5,8 l/100 km: un dato discreto. Además, al depósito de combustible le vendrían bien unos 10 litros más de capacidad en pro de la autonomía.

Más de Espacio Toyota