Noticia

Esto es lo que sufre un coche que 'duerme' en la calle

Esto es lo que sufre un coche que 'duerme' en la calle

Noelia López

12/03/2017 - 08:30

Cuando veas de golpe todo lo que sufre un coche que 'duerme' en la calle quizá empieces a plantearte la opción de invertir en una plaza de garaje...

¿Su coche duerme en la calle o bajo techo? 

Esta es una de las preguntas que suelen plantear las compañías de seguros a la hora de calcular el precio de una póliza; un interrogante ante el que muchos conductores no dicen toda la verdad conscientes de que reconocer que no tienen una plaza de garaje encarecerá la cifra final.

Pero, ¿te has planteado alguna vez por qué este detalle es tan importante? ¿sabes lo que sufre un coche que duerme en la calle?

En invierno, frío y lluvia

- Los más perjudicados por las bajas temperaturas son la batería y los líquidos (aceite, líquido de frenos y refrigerante en especial). Por eso, si el coche ha pasado la noche a la intemperie, lo más recomendable es dejar que pasen unos minutos con el motor arrancado antes de iniciar la marcha; así dejaremos que alcancen la temperatura óptima para su funcionamiento.

- Las noches más frías pasan factura al parabrisas. Y es que lo de rascar por las mañanas no es un fastidio solo para ti, también para el cristal y, sobre todo el limpiaparabrisas. Esta es la manera más rápida de desempañar el cristal.

Para no romper las gomas es importante que no acciones los limpias si están pegados por el hielo (el truco de levantarlos con un corcho cuando aparques funciona); lo que no debes hacer es echar agua caliente para quitar el hielo, podrías romper la luna.

Para evitar que nada falle, te vendrá bien echar un vistazo a nuestros consejos para cuidar tu coche en invierno.

Los neumáticos también notan los cambios de temperatura; además, si aparcas en la calle tienes más posibilidades de golpearlos con los bordillos lo que, a la larga, puede ser un problema.

En verano, el calor y los pájaros

Si el frío es malo para el interior del coche, el calor lo es más para el exterior.

El sol es el gran enemigo de la pintura y aunque por las noches el astro rey no esté presente, las diferencias de temperatura entre el día y la noche sí afectan a la mecánica. 

Los neumáticos son los elementos que más sufren estas variaciones. También es importante revisar el estado de los niveles que por las altas temperaturas pueden llegar a evaporarse.

En este vídeo puedes ver cómo revisar los niveles de tu coche

Durante el día lo aconsejable es buscar un sitio a la sombra para aparcar (los coches con los plásticos deteriorados es por culpa del sol); tampoco está de más que pongas un parasol.

Ahora bien, que la sombra proceda de un árbol tampoco es buena idea, ya que el polen, la resina o los desechos de los pájaros son otros enemigos de la carrocería. 

Golpes, hurtos...

La climatología no es el único peligro para los coches que duermen en la calle. A estos hay que sumar los conductores que no controlan las distancias a la hora de aparcar, las ocurrencias de los vándalos, los amigos de lo ajeno...

Comprar o alquilar una plaza de garaje acaba con buena parte del sufrimiento al que se expone un coche a al intemperie. Es un desembolso extra pero es cuestión de echar cuentas, quizá con lo que te baja el seguro y lo que te ahorras en pintura te resulte rentable.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Buscador de coches