Skip to main content

Reportaje

Gadgets

Estos son los mejores auriculares de conducción ósea que puedes comprar: ¿se pueden usar en coche, moto o bici? Lo que dice la DGT

AfterShokz

Conducir con auriculares es posible.

Si ya de por sí resulta difícil aclararse con aquello de si se pueden utilizar auriculares en el coche, ya no quiero ni contaros en qué resulta aquello de que la tecnología de estos auriculares de los que vamos a hablar hoy se denomine como "conducción ósea". Se caracterizan porque nos permiten escuchar música o llamadas sin tener que tapar los oídos.

Se ubican cerca de la oreja, y aprovecha la capacidad de conducción acústica de los huesos para que el audio llegue a nuestro oído interno, sin limitar nuestra capacidad de escuchar sonidos y ruidos de ambiente. Oirás a un coche acercarse, un peatón gritando o el claxon de otro vehículo de la misma forma que si no los utilizaras, o incluso mejor que si llevaras el equipo del coche a alto volumen.

Esto hace que se hayan convertido en casi la única opción para escuchar audio con un dispositivo de este tipo cuando conducimos un coche, una moto o una bicicleta. Hemos hecho una selección con los mejores auriculares para conducción que puedes comprar, aunque antes vamos a ver qué dice la DGT sobre ellos.

Lo que dice la DGT

Moto Guardia Civil

Bueno, hay que decir que no se pillan los dedos, y se dejan abiertas todas las opciones, por lo que hay que ser inteligente si los utilizamos, nunca comportarnos con prepotencia ante un agente y explicarle de forma muy inocente que tipo de equipo de sonido son y que la propia DGT ya ha aprobado algunos parecidos.

El artículo 18 del código general de circulación afirma en los dos siguientes párrafos:

"Queda prohibido conducir y utilizar cascos o auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de sonido".

"Se prohíbe la utilización durante la conducción de dispositivos de telefonía móvil y cualquier otro medio o sistema de comunicación, excepto cuando el desarrollo de la comunicación tenga lugar sin emplear las manos ni usar cascos, auriculares o instrumentos similares".

Si nos referimos a auriculares o cascos propiamente dichos, podríamos decir que no se pueden utilizar. Pero lo cierto es que estos dispositivos no son auriculares, no bloquean los oídos, y no limitan nuestra capacidad auditiva. Actúan de forma similar a unos altavoces, e incluso son más seguros que estos.

En el último párrafo se aclara que se pueden utilizar móviles o medios de comunicación si no tenemos que emplear manos ni cascos, auriculares o instrumentos similares. Pero sí es posible utilizar manos libres, siendo algunos de ellos un pequeño altavoz que instalamos sobre la cabeza en el parasol. Estos últimos están autorizados, de lo que se puede deducir que los auriculares de conducción ósea no deberían ser un problema.

De hecho, por esto último la DGT aprobó el uso de los auriculares LG Tone, concretamente en su modelo que cuenta con un altavoz externo, porque nos permite comunicarnos sin tener que tapar los oídos. Si equiparamos esto a los auriculares de conducción ósea, no deberíamos tener problemas tampoco. Ahora bien, si un agente nos para tendremos que ser capaces de convencerle de esto, teniendo en cuenta que quizás no estaba ni al tanto de la aprobación de los LG Tone por la DGT.

En cualquier caso, al final más importante que una multa es la seguridad. Estos auriculares no limitan nuestra capacidad para escuchar el exterior, por lo que son una opción más segura que cualquier otro tipo de auriculares para ir en coche, moto o bici.

Y son una opción a tener en cuenta que quizás sea mejor que usar el equipo del coche, que en ocasiones nos exige subir las ventanillas y subir el volumen para escuchar a quien nos llama, algo que nos aísla más del exterior que escuchar claramente a nuestro interlocutor a un volumen estándar. Si te planteas comprar unos, estos son las mejores opciones.

Nuestra recomendación: AfterShokz OpenMove por 90 euros

AfterShokz OpenMove

Son de lo mejorcito que hay en el mercado en relación calidad/precio. La marca es una referencia en auriculares de este tipo, por lo que no tiene sentido buscar alternativas si ellos son los que dominan este campo. Y estos aportan buena calidad a la vez que su precio no es desorbitado, quedándose en los 90 euros.

Tienen Bluetooth 5.0, y como son de conducción ósea no tapan el oído, se quedan justo delante de la oreja. Los llevamos como una diadema, lo que a la vez dificulta que sea caigan y hace que sean buena opción para deporte o para aquellos conductores que tienen que estar moviéndose constantemente. Es ideal para repartidores, que necesitan atender llamadas, hablar con gente al realizar entregas, y también ir conduciendo.

Consigue estos auriculares AfterShokz OpenMove por 90 euros en Amazon

La opción low-cost: Auriculares Tayogo por 42 euros

Auriculares Tayogo

Dicen que quien compra barato compra dos veces. Pero si no quieres gastarte tanto dinero en los auriculares anteriores, y tan solo quieres probar si la experiencia de estos auriculares encaja contigo, entonces estos Tayogo pueden ser una buena opción.

Además, tampoco hemos elegido los peores, nos hemos ido a unos que cuentan con más de 2.000 valoraciones, y la mayoría positivas. Y tampoco hemos elegido los más baratos. Aunque son más económicos, su precio es de unos 42 euros. Por este precio ya podemos conseguir algo con un mínimo de calidad aun gastándonos poco más de la mitad de los anteriores.

Consigue estos auriculares Tayogo en Amazon por 42 euros

Los aprobados directamente por la DGT: LG Tone

Auriculares LG Tone

Si no quieres ni siquiera arriesgarte, puedes optar por los LG Tone, que son los que aprobó directamente la DGT. Eso sí, elige los que cuentan con altavoz externo, porque si no tendrás que usar igual los intraauriculares que incluye, y entonces el problema es el mismo que el de unos auriculares convencionales.

Su precio es de 80 euros. No son de conducción ósea, sino que llevan directamente un altavoz. Puedes molestar a tus acompañantes en el coche, y tampoco querrás tener una discusión con tu jefe si no quieres que los demás pasajeros se enteren. Aparte de eso, son una buena opción.

Consigue estos auriculares LG Tone en Amazon al mejor precio

El invento alternativo: Altavoces de cuello por 40 euros

Altavoz de cuello

Aquí han tenido la genial idea de no llamarlos auriculares, sino altavoces de cuello, lo que ya lo cambia todo, aunque en esencia el funcionamiento es similar al de los LG Tone. Estos altavoces, eso sí, son más grandes, y eso nos asegura algo más de potencial de audio. Su precio es de unos 40 euros, por lo que también son una opción notablemente más económica.

Se llevan como si fuera un collarín, los altavoces están orientados hacia arriba, hacia nuestra cabeza, y aunque no nos aíslan del exterior, tampoco pareceremos un chaval de 16 años con música a toda potencia por la calle. El que pase a nuestro lado quizás perciba que vamos escuchando audio, pero no será molesto. La batería ofrece una autonomía de 10 horas.

Consigue estos auriculares de cuello en Amazon al mejor precio

Podrás incluso nadar con ellos: AfterShokz Xtrainerz

AfterShokz Xtrainerz

Y aunque no vas a nadar a la vez que conduces, puede que quieras unos auriculares con los que puedas ir conduciendo, y que luego vayas a nadar y los puedas seguir usando. Estos no tienen Bluetooth, sino que tienen una memoria de 4 GB para que almacenes la música que elijas.

Con ellos podrás ir a echar unos largos después de trabajar y que la música te siga acompañando. Tienen un modo de ecualización para uso bajo el agua, así que son una opción perfecta si te gusta nadar y una demostración perfecta de lo que consigue esta tecnología. Su precio se va a los 160 euros.

Consigue estos auriculares AfterShokz Xtrainerz por 150 euros en Amazon

Y además