Noticia

F1

Análisis GP Malasia F1 2014: más duelos en pista, por favor

Rodrigo Fersainz

31/03/2014 - 13:31

Aquí tienes nuestro análisis GP Malasia F1 2014. Hubo pocos duelos en pista, pero también sus puntos de interés...

Entre que había que madrugar (menos que en Australia, eso sí) y que hubo pocos adelantamientos, en nuestro análisis del GP Malasia F1 2014 pedimos más duelos en la pista, aunque no por ello restamos mérito al gran doblete de Mercedes: Hamilton hizo la pole, le sirvió -esta vez sí- para la victoria y Rosberg se mantuvo casi a rueda y acaba el segundo asalto de este Mundial 2014 como líder. Y eso de que nadie se escape aún en solitario es muy bueno para el espectáculo.

De ahí para atrás vino lo interesante: para empezar, el podio de Vettel (y el gran rendimiento del motor Renault -que a nadie se le olvide- en ese chasis Red Bull -porque no podemos decir lo mismo de Lotus-. Estoy seguro de que ese tercer puesto le supo a oro, sobre todo por ser alguien que, lejos de ser tercero, está tan acostumbrado a firmar poles y victorias en los últimos cuatro años. La cruz, de nuevo, para su compañero, Daniel Ricciardo, que parece haber heredado la mala suerte de Webber: venía de ser descalificado en Autralia y en Malasia le pusieron mal una tuerca, fue empujado en boxes en dirección contraria y esa maniobra no le valió para acabar la carrera (abandonó quedando tres vueltas), sino para ser sancionado para la siguiente con diez posiciones ¡haga lo que haga en clasificación!

Más paciencia para Alonso

Fernando Alonso, una vez más, se batió en duelo con todo y con todos: con su propio coche -para empezar- y con todos los que lo rodeaban desde la salida -que fueron muchos- hasta Hulkenberg, al final, para arrebatar al de Force India la cuarta posición.

El otro gran duelo fue el de Massa con Bottas, en el seno del equipo Williams. Poco le importó al brasileño que desde la radio le dijeran que su compañero de equipo venía más rápido y podía quitarle a un apagado Button la sexta posición. Aire fresco en una carrera bastante tediosa en el que el ahorro de combustible -y la falta de lluvia- volvieron a ser demasiado protagonistas. Y, qué diablos, a los aficionados a la F1, después de todo, nos gustan los chicos malos. ¿O no?

Lecturas recomendadas

Rodrigo Fersainz

Redactor jefe de Reportajes, Competición y Motos

Coches, motos, lavadoras, marcapasos... Pruebo todo lo que pase por mis manos ¡y siempre, a la carrera!

Buscador de coches