Skip to main content

Noticia

F1

El arma secreta del Ferrari de Fernando Alonso

El arma secreta del Ferrari de Fernando Alonso

¿Podría tener un arma secreta el Ferrari de Fernando Alonso con el que marcar la diferencia en 2014?

Mucho se ha hablado durante esta pretemporada sobre el rendimiento del equipo italiano y, según parece, hay un arma secreta en el Ferrari de Fernando Alonso que podría ser clave a lo largo del año y que aún no ha mostrado todo su potencial.

El arma secreta del Ferrari de Fernando Alonso

Con la nueva reglamentación en la que se limita la capacidad de los depósitos de combustible a 100 kg, los ingenieros han tenido que hacer frente al reto de intentar completar los 300 kilómetros de una carrera de Fórmula 1 con un 40% menos de gasolina que el año pasado. Esto ha obligado a diseñar los nuevos motores V6 turbo teniendo muy en cuenta las cifras de consumo de estas nuevas mecánicas.

Según parece, Ferrari podría haber dado con un sistema que les permita ahorrar más combustible que a sus rivales gracias a que, cuando el piloto levanta el pie del acelerador, el motor deja de recibir gasolina por completo (hasta ahora, dos de los cilindros debían seguir siendo alimentados para que no se parase), algo que ha sido posible, entre otras cosas, gracias a la incorporación de la inyección directa en el sistema de alimentación y al complejo sistema híbrido ERS. ¿Qué ventaja puede implicar esto en una carrera de F1? Pues tan sencillo como que si tienes un motor que consuma menos puedes exprimir más a fondo la mecánica sin miedo a quedarte sin gasolina, algo que puede que veamos en más de una ocasión a lo largo de la temporada 2014. 

Por otro lado, Ferrari habría conseguido otra importante innovación mecánica que, en este caso, influye sobre la aerodinámica. Con la colaboración de la empresa norteamericana Mezzo Tecnologies, el nuevo Ferrari F14T tendría unos radiadores mucho más pequeños que los de sus rivales y, sin embargo, conseguir una refrigeración cerca de un 15% más alta. ¿Cómo se ha conseguido esto? Pues utilizando unas estructuras de microtubos de titanio mucho más pequeños y avanzados que los radiadores tradicionales. Este invento no tiene solo un efecto directo sobre la mecánica (mejor refrigeración, más fiabilidad), sino que permite hacer unos pontones laterales más pequeños y, en consecuencia, más aerodinámicos, sin poner en peligro la necesidad de aire del motor.

Fuente: Marca

Y además