Skip to main content

Reportaje

Coches 4x4

¿Tendrán éxito los pick-up de las marcas de lujo?

¿Tendrán éxito los pick-up de las marcas de lujo?
¿Tendrán éxito los pick-up de las marcas de lujo? Estos vehículos originalmente pensados para trabajar gozan ahora de equipamientos, prestaciones y acabados que en muchos casos nada tienen que envidiar al de los turismos ‘premium’, especialmente si atendemos al mercado estadounidense.

Te interesa: Un joven, cazado a 231 km/h en un pick-up

Mercedes, como sabrás, está dando las últimas pinceladas a su nuevo pick-up, adelantado por el Mercedes Clase X Concept, un vehículo que promete traer a este segmento nuevos estándares en cuanto a la calidad de terminaciones y al equipamiento. Y parece que Audi no descarta un rival para este modelo, al igual que el grupo PSA, que también estaría dispuesto a adentrarse en una categoría con muchas posibilidades en el viejo continente. Por eso nos preguntamos si tendrían éxito los pick-up de las marcas de lujo y para responder, nada mejor que fijarse en el mercado por excelencia para esta clase de vehículos: Estados Unidos.

Los estadounidenses son los grandes consumidores de este tipo de vehículos y la prueba está en que el modelo más vendido en el país durante las últimas cuatro décadas (sí, 40 años) ha sido el Ford F-150. Pero estos coches han cambiado de forma radical desde su concepción, pasando de ser herramientas pensadas únicamente para trabajar -con habitáculos espartanos, prestaciones pobres y precios relativamente asequibles- a convertirse en verdaderos pick-up de lujo con un equipamiento, un rendimiento y un confort de marcha que en muchos casos poco o nada tiene que envidiar al de los turismos ‘premium’.

Mercedes Clase X Concept, ¡descubre esta novedosa pick-up!

En cierto modo, a los pick-up les ha pasado lo mismo que a los clásicos pantalones vaqueros (o jeans), que han pasado de ser prendas usadas originalmente  para el trabajo a convertirse en algo mucho más cotidiano y popular, olvidándonos de esta forma de para qué fueron creados en un principio. Y aunque a lo largo de la historia ha habido varios pick-up de marcas ‘premium’, como el Cadillac Escalade EXT, el Licoln Blackwood o el mismísimo Lamborghini LM002, ahora las firmas generalistas ofrecen versiones extremadamente cuidadas de muchos de sus pick-up, variantes que llegan a alcanzar precios tan elevados que compiten directamente con los SUV y las berlinas de lujo.

General Motors tiene los GMC Sierra Denali y los Chevrolet Silverado High Country. Ford ofrece los acabados King Ranch y Platinum para sus F-Series. Ram Trucks vende sus modelos 1500, 2500 y 3500 con acabados Laramie, Laramie Longhorn y Limited. Toyota tampoco se queda atrás y ofrece su Tundra con dos terminaciones de lujo: 1794 y Platinum. Nissan también se sumó al carro con su Nissan Titan Platinum Reserve… Como ves no faltan opciones para escoger un pick-up de lujo en el país y todo gracias a Ford, que fue la que abrió la veda con las ediciones King Ranch disponibles para sus F-Series, que introducían características estéticas exclusivas y un interior con una cuidada tapicería de cuero.

Por norma general, estos modelos disponen de elementos como controles de crucero adaptativos, asistentes de aparcamiento con cámaras de visión de 360º, asientos calefactados y refrigerados, avanzados sistemas multimedia y de conectividad… Según Forbes, hasta el 50% de todos los pick-up de grandes dimensiones que se venden en Estados Unidos están equipados con el acabado más alto disponible, lo que dispara el precio medio de ese 50% por encima de los 50.000 dólares por unidad. Y como es lógico, resultan sumamente rentables para las marcas, que llegan a ganar 10.000 dólares o incluso más por cada pick-up que venden.

Si te entretienes un rato con el configurador de vehículos de Ford para el mercado estadounidense (pincha aquí para acceder), verás que es posible llegar a superar los 75.000 dólares con modelos como el Ford F-450 Super Duty Crew Cab Platinum Edition y eso sin incluir las múltiples opciones disponibles. Si las seleccionas todas, el precio se dispara rápidamente por encima de los 85.000 dólares. ¿Sabes lo que significa esto? Pues  que resulta más caro que un BMW Serie 7 o que un Audi A8 (en sus versiones de acceso), algo que es cuanto menos llamativo.

En Europa es difícil que lleguemos a ver algo así, principalmente porque los pick-up no gozan de tanta popularidad. Aunque por otro lado, hay que decir que el récord absoluto en cuanto a pick-up caras y exclusivas lo posee una marca alemana. Mercedes-Benz sorprendió a todos hace unos años lanzando el colosal Mercedes-AMG G 63 6x6, el Clase G más bestia que hemos visto hasta la fecha. En nuestro país, este pick-up de tres ejes tenía un precio de venta recomendado de más de 500.000 euros, aunque como supondrás, su principal mercado estaba en los Emiratos Árabes Unidos, Rusia y similares.

Y además