Reportaje

Nardó High Performance Event: cuando 300 km/h no son suficientes

[title]

Redacción Auto Bild

21/01/2011 - 18:53

AUTO BILD SPORTSCARS metió en uno de los circuitos más rápidos a 18 vehículos preparados para destrozar el cuentakilómetros. Objetivo: batir el récord del mundo de velocidad homologado.

AUTO BILD SPORTSCARS metió en uno de los circuitos más rápidos a 18 vehículos preparados para destrozar el cuentakilómetros. Objetivo: batir el récord del mundo de velocidad homologado.

Un zumbido que en cuestión de segundos se convertirá en un pequeño terremoto alerta a los fotógrafos. Como cazadores agazapados para atrapar a su presa, todos apuntan con sus cámaras al lugar por el que en unos segundos pasará a 311 km/h una furgoneta VW T5 propulsada por el motor optimizado 3.6 de Porsche. Al imaginar lo que harían algunos repartidores madrileños con semejante monstruo, se me escapa una carcajada. Algunos me miran. Supongo que explicarán mi comportamiento por el frío, el cansancio o el repelente para mosquitos que todos nos hemos tenido que aplicar para evitar ser devorados por estas pequeñas bestias.

El motor del Audi R8 potenciado por ABT pasa de tener 525 CV a 560 CV

La caída del sol ha hecho que despierten . Y aunque está anocheciendo, el circuito de Nardò (en Lecce, Italia) no parece ir a cerrar sus puertas. Al menos, no por el momento. Se está celebrando durante un intenso fin de semana el Nardò High Performance Event, una cita organizada por AUTO BILD SPORTSCARS y Continental con un objetivo: batir el record del mundo de velocidad. No es tarea fácil; los 409 km/h que ostenta el Porsche GT9 preparado por 9ff  ponen el listón muy alto. El reto incumbe a 18 participantes; 18 coches que han sido preparados específicamente para lograr el hito.

El Corvette Z06 de Geiger pintado de un ‘discreto’ verde flúor

Cuando, unas horas antes, el autobús que llevaba a toda la prensa (hay periodistas de medio mundo: EEUU, Alemania, Reino Unido…) nos dejó a Víctor Henao, fotógrafo de AUTO BILD SPORTSCARS y a mí en la carpa montada junto a la pista, empezó el alucine. Hasta la persona menos sensible al rugir de un motor sería incapaz de quedarse tan tranquila ante tamaño espectáculo. Porsche, Lamborghini, BMW, Corvette…. Están casi todos, pero supervitaminados a base de mejorar la aerodinámica, potenciar sus motores, aligerar sus pesos… Algunos parecen coches de serie; otros son auténticos showcar, irreconocibles de lo que han cambiado. A su alrededor revolotean los mecánicos; su nerviosismo recuerda al de una madre que prepara a su hijo para su función del colegio.

El circuito de Nardò empieza a rugir. Cada vez que la bandera roja se agita, una de estas máquinas sale a la pista, y da tres vueltas. La primera, más lenta, sirve para calentar los neumáticos (si no, serían lo que se suele llamar una ‘pastilla de jabón’). Las otras dos son la prueba de fuego.

Uno a uno, y por orden alfabético, van desfilando, mientras el personal del TÜV ejerce de notario ante las cifras que arroja el Driftbox, un dispositivo GPS que mide las velocidades con una exactitud de apenas 0,1 km/h. Ya  es noche cerrada, y tendremos que esperar a mañana para la segunda vuelta. No sé si lograrán batir el record de velocidad (para descubrirlo, échale un ojo a las fichas). Pero, que nos quiten lo rodado.

9ff TR1000: 376 km/h

Podría haber corrido más, pero justo cuando alcanzaba los 376 km/h el ESP no pudo digerir tanta velocidad y empezó a actuar.

Si hacemos caso al preparador, una vez solventado el problemilla del control de estabilidad podría superar los 400 km/h con la aerodinámica adecuada. Por ahora, este 997 Turbo lleva un kit exterior compuesto de spoiler delantero y trasero rediseñados, así como de laterales carenados, retrovisores más pequeños y difusor trasero. En cuanto al motor, cuenta con dos turbos más grandes, árboles de levas, pistones y demás partes mecánicas reforzadas, además de un escape de altas prestaciones y un mayor diámetro de cilindros. Lo mejor es que “casi” cualquiera puede tener uno. Sólo necesita un 911 Turbo de serie y disponer de unos 130.000 euros.
Contacto: 9ff,
www.9ff.de

9ff PT 55: 308 km/h

Alcanzó una velocidad de 308 km/h y es la primera etapa de las tres disponibles para el último modelo de Porsche (hay otras dos de 600 y 650 CV). Con respecto al Panamera presentado por Edo, consiguió 3 km/h más gracias a una mejor aerodinámica. Este PT 55 mantiene la caja de doble embrague de serie y el motor ha sido ligeramente modificado para ganar 50 CV.

9ff Speed 9: 288 km/h

¿Qué pasa cuando coges un 911 Turbo, le quitas la capota y lo plantas en el circuito de Nardò? Fácil, que roza los 300 km/h. Por concepción, con esta configuración va bien, pero podría poner en apuros al mismísimo TR 1000 con un set up adecuado. El alerón trasero desplegado  es un homenaje a los “Cola de pato”.

ABT RS6: 335 km/h

Lo típico: un familiar para llevar a la familia y su equipaje... Y ya de paso sobrepasar los 330 km/h. El ABT RS6 Avant ya ha hecho de las suyas en alguna comparativa de SPORTSCARS, y esta era la oportunidad que necesitaba para afianzarse como uno de los Avant más rápidos del mundo... lo que no está nada mal si tenemos en cuenta que pesa dos toneladas y que logra una relación de 2,0 kg/CV. Su objetivo era batir los 344 km/h del MTM RS6 logrados en Nardò, pero no pudo ser.

AC Schnitzer ACS4 3.5 Turbo: 291 km/h

291 km/h, parecen pocos. Pero sólo lo parecen: basado en el Z4 35i, el seis cilindros biturbo sube hasta los 380 CV, y con esta cifra tan modesta y una preparación como la de los coches de calle roza los 300... ¡Con la capota plegada! Si se la pones, puedes alcanzar los 303 por hora, como también quedó demostrado. Contacto: AC Schnitzer,

www.ac-schnitzer.es

www.ac-schnitzer.de

AC Schnitzer ACS3 3.5d: 289 km/h

Se acabó eso de pensar que tu M3 puede con cualquier “calamar” con una d en el portón... Al menos si delante tienes un AC Schnitzer ACS3 como éste, que es el diésel más rápido del mundo. En esta edición ha podido con la anterior marca, en posesión de un DMS 535d desde 2007: 280 km/h.

El modelo preparado por AC Schnitzer mantiene los turbos de origen, aunque cuenta con una reprogramación y diversas modificaciones en la admisión y el escape. Es la tercera vez que este preparador se viene con un récord: en 2007 el GP3.10 fue el coche de gas más rápido, y en su día el Tension fue el BMW que más corría en el planeta.

Brabus GLS V12: 322 km/h

Era cuestión de tiempo que el nuevo SUV de Mercedes recibiera el habitual V12 de 6,2 litros... Y que batiera un record de velocidad, también. Lo ha conseguido sobre todo gracias a la trabajada aerodinámica del kit Widestar. La caja de cambios automática ha sido reforzada, pero aún así se ha tenido que limitar el par.

Edo Gallardo: 340 km/h

Edo ha conseguido sacar 40 CV extra a un apretadísimo V10 atmosférico, aunque lo que más ha ayudado a lograr este record ha sido el imponente kit aerodinámico, al que ha ayudado la reducción de peso en 14 kg. Cuenta con un escape al que se puede modificar su sonido...

ABT R8: 314 km/h

El escandaloso kit aerodinámico del R8 hace su trabajo de maravilla: refrigera los frenos y las partes mecánicas. Además, proporciona el apoyo suficiente para que ir a fondo sea especialmente sencillo. Y no es que corra poco, precisamente. Aunque se ha quedado bastante lejos de su principal rival en la pista, el Gallardo de Edo, ha conseguido situarse 13 km/h más rápido que la versión de serie del deportivo de Ingolstadt.

El motor sólo recibe la ayuda de un compresor de doble turbina de la marca Opcon-Lysholm, la misma que surte a MTM, Koenigssegg e incluso a Ford para su V8, para evitar problemas en la homologación, aunque tanto chasis como frenos han sido optimizados para este modelo.
Contacto: ABT,
www.abt-sportsline.de

Edo Panamera Turbo: 305 km/h

La discreción del Panamera es total en esta preparación, lo que no le impidió superar con comodidad los 305 km/h manteniendo la caja automática de doble embrague. Su potenciación es más bien modesta, “sólo” una reprogramación y escape, aparte de las habituales variaciones en chasis y suspensiones. En el duelo particular con el Panamera de 9ff perdió por 3 km/h.

Geiger Corvette: 343 km/h

Hace dos números, Geiger se presentó a una prueba con un Z06 que alcanzó los 336 km/h reales, lo que lo convirtió en el Corvette más rápido de cuantos se preparan en el mundo. Ahora ha superado esa marca con holgura... Y muchos más caballos, lo que le ha valido además para colocarse en el tercer puesto final.

Hohenester: 352 km/h

Este mutante apunta alto: un coche pensado únicamente para correr, con un tapacubos disfrazado de llanta y todo tipo de “apaños” para mejorar la aerodinámica, como una calandra completamente carenada. Está propulsado con biogás y ya es el más rápido del mundo con ese combustible: hace unos meses fijó una marca de 364,6 km/h en Papenburg.

Lorinser C LV8: 313 km/h

Pocas veces irás tan cómodo a 300 km/h. A pesar de su endiablada velocidad, lo único que llamó la atención de su aspecto cuado realizaron la prueba fue que le quitaron los retrovisores. Lo demás, sin trampa: se puede comprar en cualquier distribuidor.

Manhart M3 5.0 V10 Touring: 317 km/h

Quien busca un BMW familiar agraciado con la letra M tiene que optar por el Serie 5... Al menos en la generación actual. Manhart ha optado por coger el V10 de 507 CV, apretarle un poco con una reprogramación, un par de retoques en admisión y escape, además de árboles de levas, para lograr 549 CV que son perfectos para lanzar a este Serie 3 Touring hasta los 317 km/h. Aparte del tren de rodaje, una aerodinámica mejorada tapando las ranuras con cinta americana y la propia potenciación, poco han tenido que hacer los mecánicos para lograr esta cifra. El dueño de la marca, Günter Manhart, admitió que podían haber arañado un par de km/h más.

MKB SL 65/12 TT: 330 km/h

Si se toma como base un SL 65 AMG, sólo pueden salir cosas buenas. Que se lo digan a MKB, que ha colocado un doble turbo al V12 de Mercedes (Twin Turbo, de ahí vienen la “TT” del nombre). Su objetivo era batir los 366 km/h del Brabus Rocket, el Mercedes más veloz del mundo.

Contacto: MKB Power,

www.mkb-power.de

Steinmetz Insignia OPC: 287 km/h

En 2003 un Vectra GTS Kompressor preparado por  Irmscher alcanzó los 283 km/h. Este año los de Steinmetz se propusieron superar el record en Nardò y lo consiguieron sin hacer muchos excesos: mantiene el mismo motor, pero con una reprogramación y retoques menores se han logrado casi 400 caballos.

Techart Cayenne: 312 km/h

Puede que 321 km/h no impresionen mucho si hablamos de un deportivo de Porsche, pero si se trata de un todoterreno con todas las letras de 2,5 toneladas, la cosa cambia. TechArt ha hecho un milagro con este Cayenne y ha conseguido convertirlo en el SUV grande más rápido del mundo.

TH2 RS: 311 km/h

La sensación del fin de semana fue esta VW T5 que alcanza 311 km/h. Su robusta mecánica es de Porsche 911 Turbo. Pero, a pesar de este vigor, para las distintas ‘poses’ de las fotos estáticas prefirieron empujarlo a arranzar para no sobrecargar el motor de arranque. Al fin al cabo, es un showcar diseñado para batir records de velocidad.

Contacto: TH Automobile.

Fotos: Víctor Henao, Lena Barthelmeb, s. Kriegger

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Redacción

Redacción Auto Bild

Redacción Auto Bild

-

Buscador de coches