Skip to main content

Reportaje

¿Existió realmente el Seat Gredos?

¿Existió realmente el Seat Gredos?

¿Existió realmente el Seat Gredos? Afirmativamente, este modelo se comercializó tan solo en Grecia, aunque lo único que era diferente del Seat Málaga era su denominación, debido a que la original suena muy parecido en griego a una palabra con connotaciones negativas.

No te pierdas: Seat batió su récord de beneficios en 2016: 232 millones

Lo he dicho varias veces, el naming es una ciencia que debe tenerse muy en cuenta a la hora de seleccionar un nombre o denominación para un producto, por lo que lo que puede sonar bien en un país o cultura, en otra puede tener un significado muy negativo. Entre los peores nombres para un coche en Grecia figuraría el Seat Málaga. Entonces, ¿existió realmente el Seat Gredos?

En 1984 es presentado el Seat Málaga, sucesor del Seat Ronda, el cual fue introducido como “lo más grande de Seat” en vista del espacio que proporcionaba el modelo. No contó con un modelo similar italiano, como si lo hacían otros debido a que la firma española era propiedad de Fiat, aunque el Málaga fue lanzado en plena transición en la que acabaría pasando a ser propiedad de Volkswagen.

Sin embargo, cuando los responsables de Seat, siguiendo su tradición de elegir un topónimo español para denominar a sus modelos, seleccionaron Málaga para el nuevo modelo, no tuvieron en cuenta que en Grecia esta palabra suena muy parecida a otra con connotaciones negativas. Para enmendar este problema, la compañía decidió que en el mercado griego el sedán se comercializaría como Seat Gredos, haciendo referencia a la Sierra de Gredos.

Según fuentes consultadas, “Málaga” suena al pronunciarse muy similar a la palabra griega “Malaka”, que significa “marica”. Sin embargo, si utilizamos el (algo rudimentario) traductor de Google, éste nos dice que significa “gilipollas”, aunque otras fuentes consultadas también apuestan por el significado “masturbación” o “pajero”. Sea como fuere, y en vistas de nuestro nivel de griego, el Seat Gredos fue real, como muestra el anuncio original del vídeo más arriba, y fue una buena elección por parte de la marca para evitar enturbiar una denominación en un mercado potencial.

Fuente: Seat Fans Club

Y además