Reportaje

Toda la información de la venta del Circuito de Nürburgring

Kike Ruiz

25/03/2014 - 15:27

Tras muchos meses de incertidumbre, el grupo industrial Capricorn Development se hizo finalmente con el Circuito de Nürburgring, cuyo traspaso se va a hacer efectivo el 1 de enero de 2015. Lo mejor de todo: asegura la continuidad de la competición y seguirá abierto al público como hasta ahora.

Los amantes del mundo del motor ya podemos respirar más tranquilos. Después de muchos meses hablando de la situación de quiebra de Nürburgring, por fin se ha anunciado una salida a esa situación: Nürburgring ha sido vendido. Con ello se asegura su continuidad, justamente lo que queríamos escuchar todos.

Después de que en julio de 2012 la sociedad Nürburgring GmbH comunicara que no podía hacer frente a la deuda de más de 330 millones de euros, muchos hemos sido los que hemos visto cerrado este mítico circuito. Finalmente, y tras ponerse a la venta a mediados del año pasado, el legendario trazado alemán, situado en montañas de Eifel, irá a parar a manos de un gigante inversor llamado Capricorn Development, que ha garantizado la supervivencia del trazado y se ha comprometido a mantener las condiciones actuales de su uso. Por lo tanto, los que todavía estén pendientes de hacer una visita y recorrer libremente sus más de 22 kilómetros de asfalto, podrán hacerlo como hasta ahora.

Lo bueno de esta adquisición es que su comprador ha anunciado que la competición va a ser el punto principal de un proyecto que se iniciará el próximo 1 de enero, cuando el traspaso se haga efectivo. También seguirá siendo el centro neurálgico de las pruebas de las marcas de coches, que toman los tiempos por vuelta de sus modelos como la mejor publicidad posible. El último ha sido el Seat León Cupra. Así que, si todo se va cumpliendo según lo prometido, parece que el legendario trazado alemán tiene su futuro asegurado.

25 millones de euros  de inversión inicial

El coste total de la operación ha ascendido a unos 77 millones de euros, lejos de la cifra inicial que apareció anunciada el año pasado que era de 130 millones. Eso sí, Capricorn Development ya se ha comprometido a invertir inicialmente 25 millones de euros para acometer las obras de mantenimiento.

Pero, ¿de dónde arrancó toda esta historia? En junio de 2012 Nürburgring GmbH, la empresa que todavía explota el trazado, dijo que no podía hacer frente a la deuda contraída con el banco ISP y el Estado de Renania-Palatinado.

Cuando saltó la noticia, esta no vino sola, ya que aparecieron unas acusaciones de que Alemania había otorgado ayudas ilegales al circuito, unas subvenciones que podrían haber ascendido a 524 millones de euros.

Bruselas tomó cartas en el asunto y con todo este ruido de fondo, y el nubarrón del cierre amenazando seriamente su futuro, muchas fueron las voces que se erigieron en contra de esa posible decisión. El clamor popular y miles aficionados se unieron contra el cierre. Así nació uno de los movimientos más conocidos para mantener el circuito: Save the Ring, que se movilizó en varias ocasiones hasta que se hicieron escuchar por los políticos. Convocaron numerosas concentraciones y bloquearon varias distintas carreteras hasta que se llegó a discutir en el parlamento alemán. La venta fue la única salida posible y viable para no dejar morir a un circuito que tiene ya 87 años de historia a sus espaldas.

Lo curioso en este punto es que el propio mandamás de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, se interesó en la compra del circuito. Nunca se supo la oferta real que hizo inglés, aunque se da por sentado que estaba bastante alejada de los 130 millones de euros que pedían por él. La falta de un proyecto real y de futuro también están detrás de su desestimación.

Finalmente, Capricorn Development se ha hecho con los derechos de explotación por 77 millones de euros. El parque de atracciones, una de las instalaciones más polémicas, no tendrá cabida en esta etapa.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Kike Ruiz

Kike Ruiz

Redactor de AUTO BILD

Buscador de coches