Skip to main content

Reportaje

Motor

Cinco ventajas de usar coches GLP frente a la subida del precio de la gasolina

Cinco ventajas de usar coches GLP

Ante la subida del precio de la gasolina, la compra de coches GLP ha aumentado a lo largo del 2022. Vamos a mostrarte cinco ventajas de utilizar este tipo de vehículo.

Durante este 2022 que está a punto de terminar, se ha producido un incremento espectacular del uso del GLP y GNC, ante la subida del precio de la gasolina. A continuación, queremos mostrarte cinco ventajas de usar coches GLP frente a sus homólogos de gasolina y diésel.

Los coches impulsados por GLP se han convertido en una interesante alternativa para muchos conductores españoles, debido al encarecimiento del precio del diésel y la gasolina

Recordemos que los carburantes llegaron a superar los dos euros el litro este año y, actualmente, el precio de la gasolina y le diésel oscilan entre los 1,6 y 1,7 euros/litro, mientras que el precio del GLP se sitúa en torno a los 0,76 euros. 

Como vemos, el precio del gas GLP es mucho más bajo que el de la gasolina y le diésel, por dos razones: la primera, porque hay mucha cantidad disponible; la segunda, porque tiene una menor carga impositiva (un 22,7%, frente al 43% de la gasolina y el 47% del gasóleo). Por tanto, llenar un depósito de GLP sale claramente más barato.

 

Crecen las ventas de coches GLP

Cinco ventajas de usar coches GLP

Esta ventaja del coche GLP y el elevado precio de los carburantes ha provocado un aumento considerable del consumo de este gas, de hasta el 30%. A lo largo de 2022, las ventas de coches impulsados por GLP han aumentado más del 250%, con respecto al año anterior. 

Especialmente acusada ha sido la subida el pasado mes de noviembre, con un 46,4%, incluyendo versiones tanto de GLP como de GNC. Y eso a pesar de los vehículos de gas son unos 1.500 euros de media más caros que uno equivalente de gasolina. Uno de los modelos estrella está siendo el Dacia Sandero, aunque la oferta es muy variada.

No solo ha crecido la demanda de coches GLP, sino también las reconversiones. Hay muchos coches que se pueden reconvertir para que la mecánica funcione también con autogas, un trabajo cuyo coste oscila entre los 1.500 y 2.500 euros.

Cinco ventajas de usar coches GLP frente a la subida del precio de la gasolina

Cinco ventajas de usar coches GLP

Vamos a ver las ventajas de usar coches GLP, con respecto a los vehículos tradiciones de gasolina y diésel:

1 Menos contaminantes

El GNC es más respetuoso con el medio ambiente. En zonas urbanas, contribuyen a reducir en un 68% las emisiones de NOx y un 15% las de CO2, frente a un coche equivalente de gasolina. 

Esto permite a los coches GLP lucir la etiqueta ECO de la DGT, con las ventajas que ello implica, como circular por el centro de las ciudades en episodios de alta contaminación. 

2 Más económicos

La segunda ventaja importante tiene que ver con el bolsillo. De media, el precio del GLP es un 50% más barato que la gasolina y el diésel, lo que permite un ahorro entre un 40 y un 45% de combustible. en comparación con un coche diésel, el ahorro es del 15-20%.

Y todo eso a pesar de que los vehículos transformados a gas aumentan su consumo en torno a un 10%, con respecto a la versión de gasolina. 

3 Ahorro en el impuesto de circulación

Los coches GLP tienen bonificaciones en el pago del impuesto de circulación. Dependiendo de cada ayuntamiento, el descuento puede alcanzar hasta el 75%.

4 Mantenimiento más económico

Los vehículos que se mueven con GLP duplican la duración del motor debido al menor desgaste de los cilindros y segmentos del propulsor. Además, el gas es más limpio, deja menos depósitos carbonosos en la combustión y permite que el aceite del motor se mantenga limpio durante más tiempo.

5 Mayor autonomía

Por último, los coches movidos por GLP ofrecen el doble de autonomía al instalar un segundo depósito para el gas. El depósito de gasolina se mantiene inalterado y el conductor puede utilizar ambos combustibles indistintamente. 

La autonomía media de un depósito de gas oscila entre los 500 y los 600 kilómetros, a lo que hay que añadir la autonomía del depósito de gasolina. 

Etiquetas:

coches glp

Y además