Prueba

Test de 100.000 km: Hyundai i30 CrossWagon 1.6 CRDi

Raúl Salinas

02/10/2016 - 08:00

Nuestro test de 100.000 km sigue demostrando día tras día que desde Corea no hacen más que llegar buenas noticias. Hoy podemos decir alto y claro que el Hyundai i30 con el motor diésel 1.6 CRDi de 136 CV es el coche más fiable que ha pasado por este exigente test. ¡Bravo!

Nada. Cero. Cuando no pasa nada, habitualmente, no suele ser una buena noticia en una prueba de AUTO BILD. No es una buena señal un coche en el que no sucede absolutamente nada. Pero claro, la cosa cambia si nos referimos a nuestro test de 100.000 kilómetros. Y es que después de recorrer esa distancia con el Hyundai i30 CrossWagon 1.6 CRDi, absolutamente NADA se ha roto, aparte de una luz de la matrícula, que nos ha costado 94 céntimos. Ningún defecto, ninguna pérdida, nada de óxido. El coreano es el mejor coche que ha pasado hasta ahora por nuestro test de duración y por eso recibe casi, casi la máxima puntuación posible. Es algo muy fuerte, ¿no crees?

Te interesa: ¡ya lo hemos probado! Hyundai i30 2017

Por eso apenas merecen ser mencionadas las cosas que, finalmente, le han restado cuatro puntos a este familiar. Son pequeñeces que solo empañan en parte la agradable sensación que transmiten su sencillo manejo y su generoso espacio interior. El Hyundai i30, nuevo rey de la fiabilidad, gustó desde el principio con su equilibrado chasis y una dirección que responde claramente mejor que en su hermano mayor, el Hyundai i40. Aunque sigue sin ser perfecta, especialmente si los conductores eligen el modo de conducción Sport, no queda duda de que la marca ha dado un gran paso adelante en comportamiento. 

Tal vez por eso nos da tanta rabia que en algunos detalles salga mal parado en este test de fiabilidad en comparación con otros modelos de su segmento. Por ejemplo, su rumorosidad interior, que delata una falta de aislamiento entre los pasajeros y el asfalto. "A veces parece que los bajos del coche son transparentes", escribía en el cuaderno de bitácora uno de nuestros redactores. El 1,6 CRDi diésel, por su parte, suena distinto según el tramo. Ruidoso en ciudad, en parte por un cambio (preciso, eso sí) que hay que usar a menudo para evitar el agujero del turbo ,y por otro lado, mucho más tranquilo y apenas rumoroso en autovía. 

La dieta de adelgazamiento de la cilindrada, claro, tiene sus críticos, quienes echan en falta algo más de par motor. Pero lo cierto es que obtiene buena nota en las velocidades medias logradas en viajes, con elevada autonomía y un consumo medio en nuestro test de duración de 6,7 l/100 km. Por desgracia, sí que es tragón en aceite. En toda esta distancia, el CRDi necesitó rellenar 6,5 litros de lubricante.

Pero lo que está claro es que el funcionamiento general de este motor diésel, tiene "más estímulo y menos motor", como lo definió otro de nuestros probadores. Es cumplidor, por eso encaja a la perfección con este Hyundai, que hace muchas cosas bien. 

El nuevo Hyundai i30: ¡una de las grandes novedades del Salón de París!

La instrumentación del Hyundai i30 es clara, los acabados, en general, son sólidos. Aunque hay que reconocer que hay detalles mejorables, como las alfombrillas del maletero de aspecto demasiado sencillo y los plásticos de diferentes tonalidades del interior, que no parecen combinar del todo bien. La mala visibilidad trasera se debe a esa moda inexplicable de poner esos pilares tan inclinados. Algo en lo que caen también sus rivales de Opel, Ford o Kia. Eso es algo que soluciona en parte el sistema de ayuda al aparcamiento, pero pone de los nervios cuando los pitidos de los sensores se ponen a sonar sin motivo y luego se callan inexplicablemente cuando de verdad deberían avisar.

Y es que da la impresión de que la electrónica y el sistema de entretenimiento fuera de una generación anterior a la del propio coche. El sistema de navegación puso especialmente a prueba los nervios de nuestros redactores. Los mapas estaban desfasados. A eso hay que añadir que la pantalla, incluso con la regulación más oscura, brilla demasiado, causando incluso reflejos de noche en los espejos exteriores cuando uno se dispone a aparcar. Si entra una llamada telefónica, desaparece el mapa de la pantalla, y solo vuelve al cabo de un tiempo. 

La conexión Bluetooth parece tener amnesia digital y basta apagar el coche en una breve parada para repostar combustible para que olvide el dispositivo al que estaba conectado. De modo que hay que volver a sincronizar el teléfono móvil una y otra vez. Al menos, dispone de nada menos que cuatro conexiones USB, si bien proporcionan muy poca corriente de carga. Uno de nuestros redactores fue radical en sus anotaciones: "La peor chatarra electrónica". 

Estos fallos se habrían arreglado, aunque sea en parte, si de fábrica hubieran realizado la conveniente actualización del sistema. Igual que si hubieran recolocado el faro derecho, que deslumbraba constantemente al tráfico del carril contrario. 

Estos cinco puntos (luces de la matrícula, aislamiento, Bluetooth, navegador y luz de cruce) le han costado al Hyundai i30, al final, la nota soñada. Aun así, la nota final es un 9, por lo que se sitúa como el mejor coche que ha pasado hasta ahora por nuestro ránking de fiabilidad, mejorando increíblemente a su antecesor. El anterior i30, en nuestro test de duración realizado en el año 2012, no solo tuvo 20 puntos debido a sus fallos (ahora han sido solo cinco), sino que acusó una terrible corrosión con el paso de los kilómetros. Y en esta ocasión no hemos encontrado ni rastro de óxido. Eso demuestra que en Hyundai se han puesto las pilas con la protección anticorrosión. Una buenísima noticia. 

En nuestro comparador de seguros hemos calculado lo que costaría asegurar un Hyundai i30 1.6 CRDi CrossWagon. Para calcular el precio, tomamos como referencia un hombre de 40 años, con 10 de antigüedad de carné y sin siniestros, que vive en Madrid, utiliza el coche a diario, aparca en un garaje colectivo y recorre hasta 20.000 kilómetros al año. Con estos datos, el seguro a todo riesgo más recomendable por su calidad-precio lo ofrecr Direct Seguros, por 426 euros.
Este coste podría ser menor si optas  por una póliza a todo riesgo con franquicia. En este caso, la más barata sigue siendo la de Direct Seguros. Cuesta 234 euros con franquicia de 200 euros.

Lecturas recomendadas

Todo sobre Hyundai

Hyundai

Buscador de coches

User picture
Daniel Reyna

Será lo que digan y si son buenos coches pero si por algo sale con fallas tu auto ya estas perdido el servicio postventa de hyundai es lo peor de todas las marcas

Responder a: Daniel Reyna
Conversaciones