Skip to main content

Práctico

Tres ventajas de un SUV híbrido frente a un diésel

Tres ventajas de un SUV híbrido frente a un diésel
Apuesta todo al verde.

Hoy queremos mostrarte tres ventajas de un SUV híbrido frente a un diésel. Si eres amante de los SUV, y tienes en mente comprarte uno en breve, es muy probable que te estés planteando el tipo de motorización que elegir. Sabes muy bien que desde AUTOBILD.ES solemos afirmar que cada motorización tiene un uso óptimo. Es decir, que depende del tipo de conducción que vayas a realizar (trayectos largos por carretera, cortos urbanos...) y del tipo de vida que lleves, te vendrá mejor una u otra.

Pero, en este caso, queremos ponernos del lado del medioambiente, y mostrarte tres de las ventajas que tiene un SUV híbrido frente a un diésel (uno eléctrico sería incluso más limpio, pero sabes que, dada la escasez de electrolineras, su uso es más limitado que el de un híbrido). 

Tres ventajas de un SUV híbrido frente a un diésel 

Así que damos por hecho que has desechado la opción de comprarte un SUV gasolina o eléctrico, y que tus dudas se plantean entre una SUV diésel o uno híbrido; allá van algunas de las razones de compra para decantarte por un híbrido. Cabe destacar que parte de las ventajas que vamos a señalarte son mayores si la mayoría de la conducción va a realizarse por vías urbanas.

1. Menos contaminantes

Sin lugar a dudas, la principal ventaja de un SUV híbrido sobre uno diésel radica en el amor por el medioambiente (y por un aire saludable, algo nada desdeñable; que al final todos respiramos).Y es que, aunque los motores diésel de nueva generación son mucho más limpios que sus antecesores,, y gracias a los filtros que incorporan ya no contaminan tanto, lo cierto es que los coches híbridos (y, por ende, los SUV híbridos también) emiten mucho menos CO2 que sus equivalentes con mecánica diésel. 

Sin olvidar que los motores diésel generan NOx, un tipo de emisión contaminante. Es cierto que los filtros de los motores modernos reducen bastante su cantidad, pero su completa desaparición queda aún muy lejos.

2. Menos consumo de combustible

Sí, es cierto que los motores diésel destacan por ser más eficientes que los gasolina; pero los híbridos reducen aún más, si cabe, ese consumo. Es decir: una de las ventajas de los SUV híbridos frente a los diésel es que suponen un mayor ahorro de combustible (sobre todo, en conducción urbana).

Esto se debe gracias a que el sistema híbrido cuenta con un motor eléctrico hace parte del trabajo del bloque de combustión, lo que a la postre se traduce en un menor consumo. De hecho, el eléctrico se encarga de arrancar el sistema desde parado, aporta la mayor parte de la fuerza en la aceleración, pueden mantener el sistema funcionando por su cuenta a velocidades de crucero… 

3. Acceso sin límites a las grandes ciudades y ventajas fiscales

Como ya sabes, la mayoría de las grandes ciudades españolas (y europeas) están limitando el acceso de su centro a los coches. El objetivo es cumplir con la normativa de la Comisión Europea que trata de lograr que los ciudadamos disfrutemos de un aire más limpio. Y esto se traduce en la prohibición de la entrada a determinadas motorizaciones.

En España, las pegatinas de la DGT han sido el método elegido para determinar qué coches son limpios y cuáles no lo son tanto. A modo recordatorio, esta es la que le corresponde a cada modelo:

  • Etiqueta B. Turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero del año 2000 y de diésel a partir de enero de 2006. Vehículos de más de 8 plazas y de transporte de mercancías tanto de gasolina como de diésel matriculados a partir de 2005
  • Etiqueta C. Turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero de 2006 y diésel a partir de 2014. Vehículos de más de 8 plazas y de transporte de mercancías, tanto de gasolina como de diésel, matriculados a partir de 2014.
  • Etiqueta ECO. Son los híbridos enchufables con autonomía menor de 40km, los vehículos híbridos no enchufables (HEV), vehículos propulsados por gas natural (GNC y GNL) o gas licuado del petróleo (GLP).
  • Etiqueta CERO. Son vehículos eléctricos de batería (BEV), vehículos eléctricos de autonomía extendida (REEV), vehículos eléctricos híbrido enchufable (PHEV) con una autonomía mínima de 40 kilómetros o vehículos de pila de combustible de hidrógeno.

Como ves, los híbridos tienen calificación ECO o CERO, lo que le permitirá circular sin restricciones aún con la fase del protocolo anticontaminación activada, así como gozar de determinadas ventajas fiscales (exención del impuesto de matriculación, descuentos en aparcamiento...).

Y además