Patrocinado por:

Práctico

Sustituye el silencioso en 30 minutos

Sustituye el silencioso en 30 minutos

Redacción Auto Bild

30/06/2010 - 14:43

¿El silencioso de tu coche suena como el instrumento musical más desafinado del mundo? Sustitúyelo ya. Pero no corras al taller: para qué vas a pagar más dinero por una reparación sencilla que puedes hacer tú mismo. Antes de empezar, no olvides comprar el silencioso apropiado para tu vehículo, las gomas de anclaje al chasis, una abrazadera metálica para unirlo con el tubo antiguo y un tubo de masa sellante.

¿El silencioso de tu coche suena como el instrumento musical más desafinado del mundo? Sustitúyelo ya. Pero no corras al taller: para qué vas a pagar más dinero por una reparación sencilla que puedes hacer tú mismo en Car And You. Antes de acudir a este paraíso del bricolaje automovilístico, no olvides comprar el silencioso apropiado para tu vehículo, las gomas de anclaje al chasis, una abrazadera metálica para unirlo con el tubo antiguo y un tubo de masa sellante. Car And You te proporciona las herramientas, y te ofrece además en todo momento el asesoramiento de profesionales. Por último, ten en cuenta que los pasos descritos y las herramientas usadas en ellos sólo sirven para coches con escape de una pieza.

Paso 1

Eleva el coche y pide las herramienta

Tras abrir la hoja de trabajo en el box, coloca el coche de frente en el elevador (para trabajar mejor en su parte trasera), cálzalo con tacos y súbelo. Acto seguido, vete al almacén para recoger la máquina de corte (sierra neumática).

Paso 2

Marca el punto de corte en el tubo de escape viejo

Ha llegado el momento de marcar el punto en el que anclarás el escape nuevo: superponlo sobre el viejo (aségurate de que están perfectamente alineados los dos). Pinta el punto del tubo viejo en el que realizarás el corte (ten cuidado y no cortes más tramo del necesario).

Paso 3

Corta el escape viejo con la sierra

Corta el tubo de escape viejo en la zona marcada y con la ayuda de la sierra neumática (hazlo con cuidado, porque si no puedes romper la cuchilla). No olvides usar gafas protectoras en todo momento.

Paso 4

Retira las gomas de anclaje

Retira las gomas que sujetan el tubo de escape al chasis del vehículo. Simplemente tienes que tirar hacia fuera hasta que logres sacarlas de las patillas (dos o tres según el modelo de coche) que se encuentran situadas en los bajos.

Paso 5

Coloca la abrazadera en el silencioso

Coloca en el silencioso nuevo la abrazadera metálica (unas muescas te indicarán cómo debes introducirla) que utilizarás para anclarlo en la zona cortada del escape viejo.

Paso 6

Aplica la masa sellante

Aplica uniformemente la pasta sellante alrededor del tubo de escape viejo y en el interior de la abrazadera y del silencioso nuevo (utiliza guantes en todo momento). Es importante que realices correctamente este trabajo, ya que de esta forma evitarás que se produzcan fugas de gases una vez que hayas unido el silencioso con el tubo de escape viejo.

Paso 7

Coloca el silencioso

Une el silencioso con el tubo antiguo. Asegúrate de que queda bien colocado: la cola del escape debe sobresalir correctamente por el hueco del parachoques y quedar por fuera de la carrocería.

Paso 8

Pon las gomas en los anclajes del vehículo

Coloca las gomas nuevas en los anclajes situados en los bajos del vehículo (es conveniente que antes de unir el silencioso con el tubo, hayas puesto previamente estas gomas en sus patillas). Así, cuando hayas unido el silencioso, sólo tendrás que meter el otro extremo de las gomas en los anclajes de los bajos del coche.

Paso 9

Aprieta la abrazadera metálica

Una vez introducido el silencioso en el tubo antiguo y colocadas todas las gomas en los anclajes, aprieta las tuercas de la abrazadera metálica. Para ello, coge de la caja de herramientas la pistola neumática y la llave con la medida necesaria. Por último, asegúrate de que el escape ha quedado bien anclado.

Paso 10

Seca la masa sellante

Baja el coche del elevador. Acto seguido, enciende el motor y déjalo al ralentí cuatro minutos para que, con la acción del calor, termine de secarse la masa sellante que aplicaste en el paso 6. Muy importante: no se te ocurra acelerar en ningún momento, o la pasta se caerá y la unión de los tubos no será estanca y tendrá fugas de gases.

Paso 11

Comprueba que el escape no roza

Comprueba que la cola del escape no golpea en la carrocería. Mete marcha atrás y primera con el freno pisado: al bascular el motor, el escape se moverá ligeramente hacia arriba y hacia abajo; verifica que no toca el paragolpes. Devuelve la máquina y para la hoja de trabajo.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Redacción

Redacción Auto Bild

Redacción Auto Bild

-

Encuentra lo que necesitas para tu coche

Todo tipo de accesorios

Piezas específicas para tu coche

Productos para su cuidado

Selecciona una categoría:

Encuéntralo

Buscador de coches