Patrocinado por:

Práctico

El gas refrigerante 'asesino': HFO-1234yf

El gas refrigerante 'asesino': HFO-1234yf

Vicente Cano

20/05/2013 - 10:52

La UE podría prohibir la venta de coches Mercedes. Daimler asegura que el gas HFO-123yf, que impone la UE, es un refrigerante 'asesino'. Por ley, los vehículos nuevos deben llevarlo en su climatizador, pero en circunstancias muy determinadas puede causar un incendio en caso de fuga.

Si este año te has comprado un coche, es posible que el circuito del climatizador lleve el nuevo refrigerante asesino, el tetrafluoropropeno (HFO-1234yf). Lo primero que necesitas saber acerca de él es que, según la Unión Europea, su fabricante y la asociación de ingenieros de automoción de EEUU (SAE), se trata de un compuesto que cumple con todos los requerimientos de seguridad establecidos por la ley.

De hecho, su introducción con arreglo a la Directiva europea 2006/40/EC (conocida como MAC –de aire acondicionado móvil, en inglés- y trasladada a la legislación española como Real Decreto 795/2010) ha tenido un largo recorrido y los constructores conocían desde 2006 todos sus detalles. Sin embargo, modelos fabricados por GM, Subaru, Mazda, Kia y Hyundai ya habían hecho llegar al mercado europeo algunos miles de unidades equipadas con el nuevo refrigerante.

Según la directiva MAC, desde el 1 de enero de 2011, es imposible obtener una homologación de tipo para el mercado europeo si el vehículo monta un sistema de aire acondicionado basado en el refrigerante HFC-134a –tetrafluoroetano-, usado ampliamente en la industria del automóvil desde hace tres décadas. Además, desde el 1 de enero de 2017, no se podrá fabricar ningún coche en Europa con este gas, que tiene un efecto invernadero 335 veces mayor que su sustituto, el HFO-1234yf.

Datos contradictorios

Otras ventajas de este nuevo refrigerante, fabricado por una empresa conjunta establecida entre los gigantes Dupont y Honeywell, es que se descompone al cabo de tan solo 11 días en la atmósfera, mientras que su predecesor permanece hasta 13 años. Además, al ser gases similares, no ha sido necesario rediseñar el sistema de aire acondicionado de los modelos que ya lo incorporan.

De hecho, según un técnico consultado por AUTO BILD, si bien está prohibido usar indistintamente uno u otro gas, se podría perfectamente rellenar el aire acondicionado de cualquier coche antiguo con el nuevo refrigerante o viceversa. Por otro lado y en parte por tratarse de un nuevo compuesto, el tetraluoropropeno es más complejo y hasta diez veces más caro de producir.

Pero lo peor, si Daimler está en lo cierto, es que no se trata de un gas “ligeramente inflamable” como se lo define en sus características técnicas, sino que, bajo ciertas condiciones, podría ser muy peligroso, hasta producir el incendio completo del vehículo. El grupo propietario de Mercedes basa está afirmación en una prueba, que la marca denomina estándar, realizada sobre un Clase B. Un poco más arriba puedes ver el vídeo de la discordia, que solo podrás encontrar en exclusiva en AUTOBILD.ES.

Mercedes Clase B en llamas

Así terminó el Mercedes Clase B de la prueba. En cuanto el gas tocó el colector del escape se incendió, dado que su punto de autoignición está a 405ºC.

Daimler invitó a AUTO BILD a esta prueba, cuyo resultado -un Clase B incendiado en pocos segundos- se hizo público en septiembre de 2012. Por entonces, el HFO-1234yf todavía no estaba llegando masivamente a las plantas europeas porque la fábrica donde se sintetiza tenía problemas de abastecimiento. Sin embargo, modelos fabricados por GM, Subaru, Mazda, Kia y Hyundai ya habían hecho llegar al mercado europeo algunos miles de unidades equipadas con el nuevo refrigerante.

Hoja de rescate

La hoja de rescate pronto va a incorporar la indicación de qué tipo de refrigerante utiliza cada modelo de vehículo.

Los esfuerzos de Daimler y parte de la industria y algunas autoridades germanas para que su introducción fuera parada o incluso descartada venían de tiempo atrás, pero desde el momento en que se publicó el vídeo, se multiplicaron. De hecho, Mercedes llamó a revisión todas las unidades del SL modelo 2013, que ya se habían vendido con tetrafluoropropeno como refrigerante, para sustituirlo.

A comienzos de año, BMW y Volkswagen anunciaron que no iban a incorporarlo a sus nuevos modelos y pidieron oficialmente una moratoria en su uso para poder idear una climatización basada en el CO2. Aquí puede estar el quid de la cuestión, puesto que toda la industria ve en el dióxido de carbono el futuro de los climatizadores. Usar CO2 de refrigerante sería más seguro, pero esto plantea serios problemas técnicos. Las marcas alemanas, especialmente Mercedes, llevan tiempo trabajando en su solución.

El CO2 es mejor, pero...

¿Tienen ya patentado un desarrollo y todo esto es una táctica para imponer y vender su tecnología al resto de la industria? La respuesta a esta incógnita se sabrá, pero tardará años en estar clara. Sea así o no, en Daimler también podrían estar jugándosela por velar por la seguridad de sus clientes. AUTO BILD se puso en contacto con representantes de Mercedes, que nos han remitido al único comunicado oficial en el que avisaban de la peligrosidad del HFO-1234yf y que renunciaban a su uso por seguridad.

El resto de marcas han respondido de manera poco unánime, pero está claro que la Unión Europea no parece dispuesta a ceder a sus reclamaciones. Todo lo contrario: en las últimas semanas, se ha hecho llegar a Daimler la advertencia de que, si sus vehículos no cumplen con la ley, podría prohibirse su venta en toda la UE.

Colector motor

El colector, como se aprecia en la foto, es uno de los puntos calientes del motor, con una temperatura cercana a los 700 ºC.

Incluso se ha amenazado con sanciones a los países que no observasen esta hipotética prohibición. Además, desde Bruselas tiran con bala, ya que se ha llegado a decir que la prueba llevada a cabo por Mercedes estaba dirigida para obtener este resultado y que, si su coche se incendió, “sería por un fallo en su diseño”.

La introducción del tetrafluoropropeno es, de hecho, un asunto que está dejando en evidencia a Bruselas en muchos sentidos, dado que la Comisión parece haberse plegado a los intereses del poderoso lobby que conforman Dupont y Honeywell, que en su día han litigado largo y tendido con otra empresa química por la patente del HFO-123yf.

También parece evidente que Mercedes conocía qué pasaría si un gas que se inflama a 405ºC entra en contacto con un colector de escape, de hecho, muchos acusan a la marca alemana de diseñar esta prueba para que ofreciera el resultado que ellos buscaban. En cualquier caso, con todo el dinero y las inversiones que la industria del motor representa, ¿no se podía haber planteado el uso de un gas más estable? Además, ¿quién necesita un refrigerante más amigable con la atmósfera si su función no es en ningún caso ser liberado a ella?

Esquema del climatizador

El sistema del aire acondicionado de todos los vehículos es un circuito cerrado. Para cumplir su función, el gas refrigerante debe pasar por dos transformadores de calor: uno de ellos suele estar localizado en la zona del radiador del agua y el otro, entre el motor y el habitáculo. Así, cuando el coche lleva el motor en posición frontal, este se encuentra justo en medio de los dos intercambiadores de calor.

Esquema climatizador

Los componentes mecánicos que más calor soportan son el turbo -si lo hubiere-, el colector de los gases de escape y el catalizador. En circunstancias normales, todos los conductos que van desde el motor hasta el primer tramo del escape pueden alcanzar temperaturas de 700 0C. En caso de fuga del refrigerante y siempre que el coche estuviera detenido, el gas puede formar una especie de nube que iría extendiéndose por todo el alojamiento del motor.

¿Qué dicen los fabricantes?

  • General Motors y Ford ya ha adoptado el HFC-1234yf

La mayor parte de los vehículos que GM y Ford fabrican dentro y fuera de los EEUU incorporan desde hace meses el nuevo refrigerante en sus climatizadores. En EEUU, el HFO-1234yf está siendo de nuevo investigado por la SAE y su aceptación por la Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA) podría ser revisado si se produjeran resultados contradictorios. Ford, por ejemplo, ya utiliza el HFO-1234yf en algunos de los modelos que se están fabricando en su planta de Almusafes (Valencia) como han confirmado desde la marca para AUTO BILD.

  • Toyota Marcha atrás en el Prius +

Toyota considera seguro el HFO-1234yf, pero se mantienen atentos al resultado de las nuevas pruebas a las que está siendo sometido por la SAE. Mientras tanto y considerando que la tranquilidad de sus clientes es lo primero, han decidido volver a equipar el gas R134 en su modelo Prius +, que lo equipó durante algún tiempo.

  • Subaru En todos sus modelos

Como Toyota, el resto de fabricantes japoneses no dan por cerrado este asunto hasta ver el resultado de las nuevas pruebas, pero hasta entonces, todos los modelos de Subaru llevan el nuevo gas. Entre ellos, el XV y el Subaru BRZ cuyo motor bóxer también se monta en el Toyota GT86, que por ahora se va a seguir comercializando con el tetrafluoropropeno de refrigerante.

Lecturas recomendadas

Encuentra lo que necesitas para tu coche

Todo tipo de accesorios

Piezas específicas para tu coche

Productos para su cuidado

Selecciona una categoría:

Encuéntralo

Buscador de coches