Skip to main content

Práctico

Qué tipo de motor te interesa según la nueva legislación

Comprar diésel segunda mano, ¿qué motores no interesan?

Motores diésel, gasolina, híbridos, GLP, eléctricos... ¿Cuál es el que te va mejor?

5 motores que deberían haber montado más coches

Hoy queremos hablarte de qué tipo de motor te interesa según la nueva legislación. Cada vez son más las ciudades que se unen a las restricciones para los coches; por ello, a la hora de comprarse un coche nuevo, son muchos los que le dan muchas vueltas al qué tipo de motor les interesa para su coche: ¿gasolina? ¿Híbrido? ¿El tan denostado diésel?

Si es tu caso, y para ayudarte en esta labor, queremos echarte una mano, y te explicamos qué tipo de motor te interesa según la nueva legislación. Vamos a ello.

Qué tipo de motor te interesa según la nueva legislación

Para saber qué tipo de motor te interesa más de acuerdo a la situación actual, lo primero es saber qué tipo de motores existen, sus ventajas y sus inconvenientes. 

Los motores que existen son estos:

1. Gasolina.
2. Diésel.
3. Híbrido.
4. Eléctrico.
5. Motores de GLP y GNC.

1. Motores gasolina

Actualmente, los motores gasolina son los más buscados, dadas las horas bajas que está viviendo el diésel, y el albor de otras opciones como los híbridos o los eléctricos. Ahora bien, ¿qué elementos se han de tener en cuenta a la hora de elegir motor gasolina

El factor que ha de mandar a la hora de tomar esta decisión es el del uso que se va a hacer del coche: ¿se conducirá más por ciudad, o por carretera? ¿Cuántos kilómetros se realizan anualmente?

En las respuestas a estas preguntas estará la solución a tu dilema. Si la mayoría de kilómetros son urbanos, y no se superan los 20.000 km anuales, la opción ideal será un motor gasolina (o híbrido o eléctrico; esto lo veremos un poco más adelante).

2. Motores diésel

Hace años, los motores diésel eran hegemónicos; su presencia superaba con creces a los de gasolina, lo cual tenía razones económicas: su combustible era más barato, y su fiabilidad y duración, mayores.

Siete claves para elegir el mejor motor

En 2018, el escenario es bien distinto. Denostados por muchas instituciones europeas, cada vez son más marcas las que se plantean incluso dejar de fabricarlos. Aún así, el motor diésel sigue siendo una opción muy a tener en cuenta.

De hecho, quienes hagan un uso elevado del vehículo (más de 20.000 km anuales), en su mayoría, por carretera, tienen en el bloque de gasóleo la elección perfecta para su coche. También son motores perfectos para quienes usarán el vehículo para remolcar, o para vehículos todoterreno.

3. Motores híbridos

Los coches propulsados por sistemas híbridos cuentan con dos tipos de mecánicas: una de combustión y otra, eléctrica. Su gran ventaja es que emiten menos gases contaminantes, y además, reducen el consumo (sobre todo, si se usa en ciudad; su entorno natural, ya que la mayoría puede circular sin restricciones incluso con la nueva legislación de algunas ciudades). Muchos de ellos tienen una autonomía más que aceptable en modo únicamente eléctrico.

Por ello, los motores híbridos son la opción ideal para quienes usan el coche para moverse por ciudades, y lo hacen a velocidades no muy elevadas; de este modo, el motor que más se acciona es el eléctrico, cuya batería se recarga con frenadas.

4. Motores eléctricos

Con la nueva normativa anticontaminación, y las medidas restrictivas que ya han llegado (y las que están por llegar), los coches eléctricos son, sin lugar a dudas, la apuesta más segura para moverse sin verse afectado por las restricciones. 

Eso sí, para que las ventas del coche eléctrico despeguen, antes tendrían que mejorar algunas cosas; las instituciones se tendrían que plantear incrementar los puntos de recarga, y los precios tendrían que empezar a bajar. 

Por ello, el coche eléctrico se posiciona como la elección perfecta para quienes circulen mayoritariamente por ciudad, y tengan acceso fácil a puntos de recarga (en su casa, en el trabajo...).

Son ideales para ti si recorres menos de 120 kilómetros al día por ciudad y puedes acceder fácilmente a un punto de recarga. Tienen más ventajas frente al resto de vehículos ya que no pagarás en las zonas de estacionamiento regulado.

5. Motores de GLP y GNC

Los motores de GLP (gas licuado de petróleo) y GNC (gas natural) usan el gas como forma de energía. Son una alternativa a los motores de combustión de gasolina y diésel. 

Estos motores cuentan con el beneplácito de las ciudades, ya que son considerados menos contaminantes que los de gasolina o gasóleo. Los de GLP son más económicos de repostar; los de GNC suponen una mayor dificultad, ya que no hay tantas estaciones de servicio que lo sirvan.


 

Y además