Patrocinado por:

Práctico

Limpia tu coche en cinco pasos

Limpia tu coche en cinco pasos

Redacción Auto Bild

15/09/2010 - 10:28

El verano está llegando a su fin y es el momento de acicalar tu coche para el otoño. Es hora de eliminar toda la suciedad acumulada durante esta temporada: restos de arena, polvo, insectos... Tampoco olvides reparar los pequeños arañazos que estropean su imagen. Si sigues este plan de ataque, podrás lucir un automóvil impecable y reluciente que será la envidia de la carretera.

El verano está llegando a su fin y es el momento de acicalar tu coche para el otoño. Es hora de eliminar toda la suciedad acumulada durante esta temporada: restos de arena, polvo, insectos... Tampoco olvides reparar los pequeños arañazos que estropean su imagen. Si sigues este plan de ataque, podrás lucir un automóvil impecable y reluciente que será la envidia de la carretera.

Primer paso: el túnel de lavado (35 minutos)

Para empezar, tendrás que llevar tu vehículo a un lavado manual. Primero has de darle con agua a presión. Así quitarás lo más gordo y evitarás que la arena que pueda haber sobre la pintura actúe como un papel de lija. Luego, limpia bien el interior de los guardabarros y los bajos. Cuando lo metas en el túnel de lavado, no elijas el programa con cera caliente; luego, al pulirlo a mano, la cera puede ser un estorbo.

Si ofrecen la opción de lavado de bajos, no la rechaces. Ni siquiera los mejores túneles llegan a todos los recovecos del coche, así que repasa a mano los marcos de las puertas, la parte trasera de los espejos exteriores, las llantas y los paragolpes con una esponja o un cepillo. No olvides enjuagar bien los trapos, y vuelve a hacerlo si se te caen al suelo; de lo contrario, puedes rayar la carrocería. Si sueles aparcar en la calle, ten cuidado con la resina de los árboles, los excrementos de los pájaros o los restos de los insectos, porque no sólo dan mal aspecto; si los dejas tiempo, pueden llegar a dañar la pintura. Quítalos rápidamente.

Elimina la suciedad más gorda con el agua a alta presión y manteniendo una distancia

Túnel de lavado: si puedes, límpiale los bajos para eliminar toda la suciedad

Hay que dejarlo perfecto: el túnel de lavado no llega a todas partes; tendrás que repasar el trabajo a mano

Hay que llevar un cubo, el champú de coche, una esponja y un trapo

Advertencia: ¡Cuidado con la alta presión! El agua sale con mucha fuerza. Hay que mantener una cierta distancia con la chapa, los plásticos, las llantas y las ranuras. De lo contrario, se pueden dañar. Mucho ojo también con el sistema eléctrico –mejor aléjate-.

Segundo paso: las llantas de aluminio (20 minutos)

El polvo de los frenos, el hollín y la suciedad forman una mezcla que se pega a la llanta como una lapa. Este tipo de suciedad se ha de eliminar con un producto adecuado. La mejor época para limpiar las llantas suele ser con el cambio del neumático, porque una rueda desmontada se lava mejor. Es importante que no dejes actuar el limpiador demasiado tiempo y que enjuagues muy bien la parte en la que lo has aplicado. De lo contrario, la química puede dañar la goma o a la misma llanta de aluminio.

Cuidado de las llantas: deja actuar el producto específico, cepilla y enjuaga con mucha agua

Para conservar tus llantas: cepillo y limpiador específico. Algunas marcas venden embellecedor

Advertencia: ¡Cuidado con la elección del limpiador! Hay productos con un alto grado de ácido y si se utilizan mal, existe un serio peligro de dañar el material e incluso la salud. Los productos sin ácidos son mucho menos peligrosos.

Tercer paso: la mecánica (120 minutos)

El verano siempre afecta al motor. Por eso, en este tercer paso tienes que prestar atención a la mecánica. No hace falta que laves todo el propulsor, pero conviene que retires con un aspirador todo tipo de hojas y suciedad que se haya acumulado. Después, rocía la chapa que envuelve al motor con agua y luego enjuágala con cuidado. Es importante que mantengas una distancia con el sistema eléctrico y las piezas más sensibles de la mecánica. En zonas costeras, sobre la batería del vehículo se puede crear una capa de sal, que provoca que aquélla se descargue cuando entra en contacto con la humedad. Por eso es mejor que la elimines y le pongas grasa que evite las corrientes de tierra.

Primero limpia bien las bisagras del capó, el maletero y las puertas y luego aplícale algún tipo de grasa específica para estas zonas. Los orificios de vaciado en los cantos de las puertas deben evitar que debajo de la chapa se acumule agua; no te olvides de limpiarlos. Por último, recuerda cambiar el aditivo del limpiaparabrisas de un producto de verano a uno de invierno.

Tarea esencial: quita las hojas para que no se conviertan en un cúmulo de humedades. Sólo el cuidado adecuado evita la corrosión

Para cuidar las puertas, el capó y el maletero, es necesario engrasar las bisagras y las correas

Control de los ‘limpias’: si el calor los ha estropeado, hay que cambiarlos. Si aún están bien, límpialos con esmero

Para el cuidado de la mecánica: limpiador del motor, grasa para bisagras y engranajes. Además, necesitarás un aspirador y un alambre para los orificios de vaciado

Advertencia: ¡Mucho cuidado al limpiar un motor! Si está bien conservado, no hace falta limpiarlo. Es más, el lavado puede ser peligroso si se elimina sin querer la capa protectora.

Cuarto paso: la pintura del coche (150 minutos)

Si la pintura del coche está bien cuidada, no sólo ejerce de excelente tarjeta de presentación del vehículo, sino que además protege la carrocería contra la corrosión. En verano, esta capa de tan sólo dos milímetros de grosor está constantemente expuesta a suciedad, polvo, pájaros, insectos... Para ponerle remedio, es necesario hacer este cuarto paso: los cuidados para la pintura.

La tarea comienza con un control visual de su estado. Si ves algún arañazo o algún reventón en la pintura, lo debes sellar. En este caso, lo complicado es pintar sólo una parte del coche -para ello, necesitarías de la ayuda de un profesional-. Pero puedes optar por una posibilidad más rápida y más barata -eso sí, no queda tan bien-: un reparador de arañazos. Los hay de distintos tipos -hasta cera con color para reparar arañazos profundos-; escoge la que más te convenga.

Después, aplícale una nueva capa de cera al coche entero; esto reforzará la pintura. Para continuar, dale abrillantador. Hay de diferentes clases; elige el que más se adecúe a las necesidades de tu vehículo. Si quieres, también puedes optar por un producto que combine abrillantador y cera, con lo que te ahorras un paso. Aplícalo por partes y no dejes que llegue a secarse. Deberías renovar esta capa protectora pasados de tres a seis meses.

Mejorar: en el mercado existen varios tipos de reparadores de arañazos. Sigue sus instrucciones

Pulir todo el coche a mano es agotador y lleva su tiempo. Pero no desistas: el resultado final bien merece la pena

La máquina pulidora es muy útil, más rápida y consigue un trabajo muy bueno; pero ojo, hay que tener cuidado al usarla

Cuidados de la pintura: se necesita reparador de arañazos, cera y paños. La máquina pulidora facilita la labor; con una manopla como la de la foto puedes dar brillo

Advertencia: ¡Cuidado con el óxido! Si no reaccionas de inmediato cuando ves un problema en la pintura te arriesgas a pagar una reparación. Entonces puede hacer falta incluso la ayuda de un profesional.

Quinto paso: el interior (90 minutos)

La ropa húmeda, la arena... El interior del coche también sufre los efectos veraniegos. Para remediarlos está el quinto paso, que has de empezar con el uso de la aspiradora. Con un cepillo adecuado puedes eliminar el barro seco de la tapicería y las alfombrillas antes de que le pases el aspirador. Un consejo: abate los asientos hasta su posición más horizontal para poder así llegar a todos los rincones del interior de tu coche. No te olvides también de limpiar los carriles de las banquetas. Al aspirar las alfombrillas, mueve el asiento de delante hacía atrás. Si utilizas algún producto para eliminar olores y suciedad, lee antes con atención las instrucciones de uso. No importa si vas a emplearlo en la tapicería o en el salpicadero: comprueba siempre si su material resiste el producto que has elegido.

Las rejillas de los deflectores y las esquinas del panel de instrumentos actúan de perfectos imanes para el polvo. Pero no te preocupes; si además de la aspiradora utilizas un pincel, lo eliminarás sin problemas. Otro punto a tener en cuenta es el fogging -es decir, la transpiración de los plásticos-. Este fenómeno puede ensuciar el parabrisas por dentro y, si no lo limpias, te puede deslumbrar cuando da el sol de frente. Límpialo con un limpiacristales. Y no te olvides de emplear este producto en los retrovisores.

Limpiador de tapicería: si se trabaja uniformemente, no deja manchas

Pelo de perro: hay cepillos especiales -como el rodillo de la foto- que consiguen quitarlo bastante bien

Utiliza un pincel para eliminar el polvo de las zonas difíciles como los deflectores y las esquinas del panel de instrumentos

No sólo el humo del tabaco, sino los restos de la transpiración del plástico enturbian el interior del parabrisas. No olvides limpiarlo

Para limpiar el interior te puedes valer de muchos utensilios: desde el limpiatapicerías hasta el rodillo para el pelo del perro. Comprueba antes su tolerancia

Advertencia: Hay muchos conductores con alergia. La causa puede ser los plásticos, pero también algunos limpiadores. Por eso conviene comprobar su tolerancia. Un consejo: un coche con un filtro de interior de carbono activo mantiene alejados muchos contaminantes.

Conclusión

Un lavado integral no es sencillo; al menos se necesita algo más de medio día para hacerlo bien. Pero el esfuerzo merece la pena. Conducir un coche limpio siempre es motivo de alegría. Además, un buen cuidado mantiene el valor del vehículo. Lo agradecerás si algún día vendes tu modelo de segunda mano. AUTO BILD lo ha comprobado: hemos pedido que nos valoraran por separado un coche totalmente sucio y otro limpio. ¿El resultado? Por el limpio nos ofrecieron 1.000 euros más.

Si te ha interesado este especial, te sugerimos nuestros 4 fáciles pasos para darle brillo al coche.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Redacción

Redacción Auto Bild

Redacción Auto Bild

-

Encuentra lo que necesitas para tu coche

Todo tipo de accesorios

Piezas específicas para tu coche

Productos para su cuidado

Selecciona una categoría:

Encuéntralo

Buscador de coches