Skip to main content
PEOPLE_KYMCO_FINANCIACION

Si vas a financiar tu moto, hay varias fórmulas: te contamos los mejores planes

El mundo de la movilidad está cambiando con la moto como protagonista. En los primeros cuatro meses del año, su crecimiento ha sido del 15,3% respecto al mismo periodo de 2018. Lo que deja claro que no solo se trata de un vehículo más ágil que el coche, sino que además resulta una alternativa mucho más real a la situación actual de infraestructura de electrificación.

Es en ese momento en el que tomamos la decisión de pasarnos a la moto cuando nos surge la pregunta: qué fórmulas de financiación existen. Y es que una motocicleta es mucho más económica que un coche, especialmente una scooter, pero eso no quiere decir que tengas que afrontarla de una sola vez...

Alternativas para financiar tu moto

Existen dos vías para costear la adquisición de tu moto.

  1. Financiación tradicional bancaria. El préstamo de toda la vida ejecutado a través de un banco. Sujeto a las condiciones de cada financiera.
  2. Planes de financiación de las marcas. A medida que ha ido creciendo la demanda de los posibles compradores, los fabricantes han actualizado su oferta, creando en algunos casos productos realmente interesantes y competitivos. La ventaja de esta alternativa es que se trata de una oferta adaptada a tu moto. Para que te sitúes en cuanto a posibilidades, modelos y precios, aquí puedes ver en detalle la gama de motos que ofrece KYMCO y su financiación a medida.
Comprar una moto con un préstamo

¿Préstamo tradicional bancario o programa de financiación de la marca?

De nuevo, cada posible comprador suele tener sus preferencias y su propia opinión sobre cuál es la fórmula más ventajosa para adquirir una moto. En todo caso, te aconsejamos que revises bien la letra pequeña de cada oferta para que luego no haya sorpresas.

De forma genérica, al tratarse de un producto tan específico, te recomendamos tener en cuenta que algunas marcas apuran al máximo sus ofertas para ser lo más competitivos posible, lo cual puede beneficiarte como cliente. Además, en todo caso, se trata de una financiación ad-hoc para ese tipo de vehículo. Por el contrario, con un préstamo bancario tradicional la oferta de financiación es más global y por tanto quizá no tan ventajosa. 

Desde un punto de vista cuantitativo, en el mercado puedes encontrar préstamos de diferentes tipos para comprar tu moto. Los más comunes son los créditos personales, con tipos de interés que pueden ir desde un 5,95% TAE para los mejores perfiles (indefinidos con más de dos años en la empresa, sin deudas ni presencia en registros de morosos) hasta un 12%, aunque lo normal es que el interés se sitúe entre un 7% y un 9%. Recuerda que el TIN o tipo de interés nominal hace referencia sólo al tipo de interés, mientras que el TAE o tasa anual equivalente suma también otros costes y comisiones como la comisión de apertura y los eventuales costes de amortización anticipada. 

A modo de ejemplo, en el mercado hoy puedes encontrar un préstamo personal de BBVA por 5.000 euros con un TIN del 6,95% a devolver en 57 meses (4 años y 9 meses) y un TAE del 8,55% tras sumar la comisión de apertura del 2,3%. En Banco Sabadell, el TIN es de 8,75% para un préstamo personal al uso. 

A esta alternativa se añaden los préstamos preconcedidos, con tipos más cercanos al 8% pero sólo disponibles para clientes con ingresos recurrentes, buen historial crediticio y seleccionados por las propias entidades. 

Por último, está la opción de los préstamos y créditos rápidos. La ventaja de esta fórmula frente a los anteriores es la rapidez de tramitación. Mientras que para la mayoría de entidades es necesario que pasen varios días desde que se hace la propuesta hasta que contestan, en este caso la respuesta puede llegar en menos de 24 horas. La desventaja es los tipos de interés son mayores, normalmente entre el 10% y el 15% de TAE.

En esta línea, con Banco Celetem puedes hacerte con 5.000 euros para tu moto nueva con un TIN del 9,9% y una TAE del 10,36% a devolver en 60 cuotas, mientras que con Cofidis el TAE es del 11,56% a pagar en 72 cuotas.

Financiación a medida y plan dúo, las apuestas de KYMCO

Para quienes buscan una solución más práctica, algunas marcas cuentan con sus propios planes de financiación, con opciones a la medida de sus productos.

Siguiendo con el ejemplo de KYMCO, esta empresa ofrece una gestión de la financiación de manera personalizada: el cliente puede modular los plazos de pago, la cuota, etc. Todo se tramita en el concesionario de forma ágil y guiada por el agente KYMCO para validar la operación lo antes posible, si bien debe ser aceptada por la financiera.

 

¿Y las condiciones del préstamo? A través del Plan Dúo puedes elegir también la fórmula de pago. KYMCO ofrece una financiación que comienza con una cantidad fija durante las 35 primeras cuotas, sin entrada, para después o bien optar por un pago único o bien refinanciar el valor residual en 25 mensualidades. 

La idea de KYMCO es conseguir para sus clientes las mejores condiciones de financiación en cuanto a flexibilidad, seguridad, garantía y tipos de interés.

A modo de ejemplo, una Kymco SuperDink de 4.999 euros se puede financiar por 93,32 euros al mes durante las primeras 35 cuotas sin entrada y con un TIN del 0%. Una vez abonadas, podrías elegir entre hacer un pago único de 2.382,74 euros, lo que dejaría el TAE total del préstamo del 6,07% o pagar 25 cuotas de 112,65 euros, lo que elevaría el TAE del présamo al 7,91%.

Si te ha picado el gusanillo de la moto, aquí puedes conocer la gama de motos que ofrece KYMCO que cuenta con financiación a medida.