Skip to main content
Ruta por La Rioja con el Suzuki S-Cross

Ruta por La Rioja al volante del Suzuki S-Cross

Olvídate de lo que falta para las vacaciones con esta escapada a una de las zonas más desconocidas de La Rioja... ¡y pásatelo en grande!

¿Necesitas un planazo para hacer más llevadera la espera de las vacaciones? En Autobild.es tenemos la solución... y no es otra que una escapada de fin de semana en la que podrás desconectar de todo a lomos de uno de los mejores compañeros de viaje posibles: el Suzuki S-Cross.

No te pierdas: Todos los coches nuevos de 2019, lanzamientos y novedades

Si tu cuñado se ha erigido a sí mismo como el guía turístico oficial de la familia es más que probable que, al pensar en hacer un viaje a La Rioja, solo se te ocurra pensar en buenos vinos, bodegas de diseño y viñedos interminables que inundan todos los rincones del paisaje hasta fundirse con el horizonte... y no te culpamos por ello.

¿Sabías que en el extremo colindante con la castellanoleonesa provincia de Soria puedes encontrar una de las mayores concentraciones de huellas de dinosaurios halladas en la Península Ibérica? ¿Y que aprovechando la visita a los distintos yacimientos también tendrás la oportunidad de pasar una jornada fantástica disfrutando de las múltiples opciones de entretenimiento ofrecidas por el parque de paleoaventura de El Barranco Perdido? Sabemos lo que estás pensando y sí: es momento de hacer la maleta... ¡y salir corriendo! 

Primera parada: Parque Natural de la Sierra Cebollera

Tanto el inicio como el final de nuestra escapada por La Rioja tendrán un elemento común: su cercanía al límite territorial con la vecina provincia de Soria.

La primera etapa del viaje dará comienzo desde el alto del puerto de Piqueras, una solitaria carretera de buen firme desde cuyos miradores podrás admirar la enorme calidad paisajística del primer punto de interés en el que nos sumergiremos durante la ruta: el parque natural de la Sierra de Cebollera. El espacio tiene una extensión total de 23.640 hectáreas y está coronado por hasta cinco cumbres de altitud superior a los 2.000 metros, entre los que destaca el pico Cebollera con 2.164.

A medida que avances hacia el corazón del conjunto natural situado en Villoslada de Cameros, no deberías perder la ocasión de echar un vistazo a la presa de Pajares, que recoge las aguas de los ríos Piqueras, Lavieja y Lumbreras antes de que éstas se unan al cauce del Iregua, que será uno de los elementos vertebradores de nuestro camino a medida que se aproxima a su confluencia con el Ebro en los alrededores de Logroño. Una vez que hayas visitado el conjunto histórico de la localidad y te hayas empapado de la riqueza natural que te rodea en su centro de interpretación, habrá llegado el momento de zambullirte de lleno en la armoniosa atmósfera en la que te encuentras, emprendiendo alguna de las rutas senderistas recomendadas de la zona, con las espectaculares cascadas de Puente Ra como uno de los puntos imprescindibles en tu visita a este escenario. 

Ruta por La Rioja con el Suzuki S-Cross

¿Has tenido ya suficiente por hoy? Pues prepárate: antes de abandonar los alrededores de la Sierra Cebollera no deberías dejar de visitar las cuevas de Ortigosa de Cameros que, repartidas entre las grutas de La Paz y La Viña, cuentan con una ingente cantidad de formaciones esculpidas por la acción del agua durante los más de 160 millones de años de antigüedad que tiene la piedra de la zona. Y si lo que necesitas es darte un buen chapuzón, no lo dudes: en el embalse González Lacasa encontrarás una pequeña y tranquila playa en la que está permitido el baño y desde la que podrás disfrutar de unas vistas increíbles mientras intentas hacerte a la idea de que el verano, por mucho que te empeñes en negarlo, acaba de dar sus días por terminados. 

¡No te duermas! Es hora de volver a montar en el S-Cross y poner rumbo a la siguiente parada de nuestro viaje: el área natural de las Peñas de Iregua, Leza y Jubera. ¡A las que llegaremos a través de unos paisajes sobrecogedores!

Segunda parada: Peñas de Iregua, Leza y Jubera

Antes de ponerle un merecido punto y aparte a nuestra escapada por el corazón más salvaje de La Rioja volveremos a adentrarnos en uno de los rincones naturales más valiosos de la comunidad, con una visita al espacio conocido como las Peñas de Iregua, Leza y Jubera.

Este conjunto de valles tallados en la roca a medida que el agua de los ríos homónimos fueron dándole forma a su orografía están caracterizados por las particulares siluetas que conforman sus paisajes, los llamativos tonos que nutren su paleta de colores y la abundancia de fauna salvaje en cada rincón que descubriremos a nuestro paso. Una vez que hayas abandonado la carretera N-111, que sigue el cauce del Iregua en su camino hacia el Ebro, habrá llegado el momento de adentrarte en la vegetación que abraza cada kilómetro del trazado que dibuja el puerto de La Rasa para empezar a hacerte una idea de la variedad y calidad paisajística del lugar.

A sus pies encontrarás el lecho del río Leza que, nuevamente, se convertirá en la guía para encontrar nuestro próximo destino: el cañón homónimo que se encuentra en las inmediaciones de la localidad de Soto en Cameros. Además de contar con una imagen sobrecogedora, apostándote en alguno de los miradores que inundan los senderos que parten de su aparcamiento podrás admirar el metódico y concienzudo vuelo de las aves que dominan el entorno con unos cuantos ejemplares de buitre leonado como sus principales protagonistas. 

¿Empiezas a dar el día por amortizado? Te entendemos y, por eso, antes de dirigir nuestros pasos al último enclave de la jornada haremos una breve parada en el castillo de Clavijo, cuya construcción podría remontarse al período previo al siglo IX y que tuvo un papel crucial en el control del curso del río Leza y también en el dominio de los valles aledaños. 

Y ahora que tu cuerpo empieza a acusar la falta de combustible... ¿qué te parece la idea de repostar con la deliciosa gastronomía local? En la Finca de los Arandinos podrás disfrutar de propuestas tan interesantes como el caparrón de Anguiano o las patatas a la riojana y regarlas con los excelentes vinos creados en su bodega que, además de ofrecer unas vistas espectaculares de su entorno, también puede ser visitada para comprender la complejidad de la elaboración del producto estrella de la zona. Tienes ganas de cerrar los ojos y dejar que la paz que reina en el entorno te envuelva, ¿eh? Aprovecha: ¡el de mañana será un día movidito!

Tercera parada: ¡Tras las huellas de los dinosaurios, hasta el barranco perdido!

Arrancamos la segunda mitad de nuestro viaje por La Rioja volviendo a adentrarnos en el corazón de las Peñas de Iregua, Leza y Jubera para, en esta ocasión, remontar el curso de este último en nuestro camino hacia la delimitación territorial con Soria... donde pondremos el punto y final a nuestra escapada de fin de semana.

¿Te ha parecido un auténtico bálsamo la paz que reina en cada kilómetro cuadrado de la primera etapa? Pues ha llegado el momento de imaginar cómo podría haber sido la vida en los alrededores de Enciso en pleno Mesozoico... cuando los dinosaurios eran los animales que dominaban la escena. En los alrededores del parque de paleoaventura de El Barranco Perdido podrás encontrar hasta 11 yacimientos distintos con más de mil huellas de nuestros gigantescos antepasados que, en casos como el del Barranco de La Canal, el de Valdecevillo, el de La Virgen del Campo o el de La Senoba, también disponen para sus visitantes de reproducciones a tamaño real de las especies cuyos rastros han sido hallados en la zona.

Ruta por La Rioja con el Suzuki S-Cross

Sí, a nosotros también se nos ocurren pocas formas mejores de conectar con tu lado más curioso e infantil. Sí, a nosotros también nos parece el mejor plan posible para entretener a los más pequeños de la casa. Y sí, a nosotros también nos parece el lugar ideal para que tu suegra se reencuentre con sus allegados. Aunque negaremos haberlo escrito. ¿Ganas de más? Ven con nosotros a la próxima ruta... ¡ya estamos dándole forma!