Skip to main content
La neutralidad tecnológica de Bosch

La neutralidad tecnológica de Bosch: el beneficio de la duda

¿Apostarías todo tu futuro a una sola carta? Bosch cree que hacer lo propio con la movilidad sostenible resulta igual de arriesgado y, por eso, trabaja en un nuevo concepto: la neutralidad tecnológica.

Hacerle frente al reto de alcanzar una movilidad auténticamente sostenible en el corto y medio plazo implica tener que plantear soluciones para toda clase de dificultades que, como ya te habrás imaginado, en ningún caso pueden pasar por jugárselo todo haciendo una única apuesta. ¿Crees que resulta muy delicado darle carpetazo a las alternativas actuales teniendo en cuenta las distintas limitaciones inherentes a las nuevas fórmulas con las que trabajan los distintos fabricantes? Bosch también.

Y por eso han alumbrado un nuevo concepto que deberías incorporar a tu concepción sobre el universo del automóvil y su proyección en el futuro: la neutralidad tecnológica. La compañía germana afincada en Gerlingen emplea esta recién acuñada idea para definir y agrupar bajo su paraguas las distintas vías que podrían ofrecer una solución realmente sólida ante el problema que plantea el aumento de las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera, y lo hacen del modo más razonable posible: teniendo en cuenta las dificultades que entraña un cambio repentino en el paradigma de la movilidad y la desigual evolución de la tecnología, la conciencia social... y la economía.

La neutralidad tecnológica de Bosch

Según los cálculos realizados por el sello fundado por Robert Bosch en 1886, para el año 2030 entre un 50% y dos tercios del parque móvil de vehículos nuevos seguirán contando con un motor de combustión interna bajo su capó que, eso sí, cada vez en mayor volumen irá asociado a alguna forma de electrificación gracias a las distintas fórmulas de hibridación disponibles en este momento. Sí, eso significa que es preciso continuar trabajando en hacer este tipo de mecánicas lo más eficientes posible sin dar de lado la fuente de energía que utilizan: los combustibles.

¿Conoces los sintéticos renovables? Se trata de una nueva fuente de energía que, con todas las ventajas de los disponibles actualmente en cuanto a infraestructura se refiere, podrían permitir reducir las emisiones de una forma drástica en un escenario no muy lejano en el tiempo. Dale la bienvenida a la neutralidad tecnológica de Bosch. Dale la bienvenida a una duda más que razonable.

La neutralidad tecnológica de Bosch

 

Una combustión interna más eficiente que nunca

En el futuro más inmediato los motores de combustión seguirán siendo los protagonistas del mercado. Y por eso Bosch no ceja en su empeño de desarrollar las soluciones más avanzadas para que éstos sean lo más eficientes posible. Así, las emisiones de NOx de un motor diésel ya se pueden reducir por debajo del límite EU6d con soluciones actuales. Además, está la opción del uso de combustibles como el GNC o el etanol.

 

Combustibles sintéticos que no dejan huella

La neutralidad tecnológica de Bosch

Una de las opciones más interesantes en las que se está trabajando en este momento consiste en la producción de combustibles sintéticos renovables creados a partir de hidrógeno y carbono que, además de ofrecer unas prestaciones tan solventes como los más tradicionales, permiten de disfrutar de la ventaja de su ya desarrollada infraestructura... limitando en gran medida su impacto en el medio ambiente.

 

Alternativas electrificadas para todos los gustos

La neutralidad tecnológica de Bosch

El avance de la electrificación es imparable y no existe fabricante que no cuente en su catálogo con algún modelo impulsado, de una forma u otra, mediante esta energía. ¿Necesitas opciones? Elige entre la hibridación ligera (48V), la tradicional, la enchufable, las baterías... o la pila de hidrógeno, que combina las ventajas de un automóvil eléctrico con la facilidad de repostar su combustible como lo harías con un modelo de combustión interna, y una autonomía también similar. ¡Ningún problema sin solución!

Etiquetas:

Branded