Skip to main content
Rutas familiares Toyota

Familia en ruta: cinco destinos que no podéis dejar de visitar con vuestros hijos

Vamos familia que nos ponemos en ruta, cargad el maletero de vuestro Toyota que aquí van cinco destino que no podéis dejar de visitar con vuestros hijos.

Con permiso de los Yaris, AYGO... hoy vamos a dejar que los Toyota tradicionalmente asociados a las familias (léase Avensis, Verso o RAV4) tomen el protagonismo de este post.

Porque hoy vamos a hacer un repaso a cinco destinos que no podéis dejar de visitar con vuestros hijos. Coged lo que necesitéis, familia, nos vamos de ruta.

1. Cabo de Gata. Almería

Uno de los lugares más bellos de España es, sin duda, el Cabo de Gata, en Almería. Por un montón de razones: su paisaje volcánico, sus pueblos, sus playas vírgenes...

Hay infinidad de cosas que hacer y visitar en el Cabo de Gata con los niños. Algunas ideas son el centro de interpretación del parque, las salinas o las antiguas instalaciones de las minas.

Si vais con buen tiempo, sus aguas son perfectas para practicar snorkel con los más pequeños.

Cabo de Gata

2. Peñagolosa. Castellón

Aunque no suene a lo típico y precisamente porque no es lo típico, te recomendamos un poco de turismo rural por Castellón.

El Parque Natural de Peñagolosa es el paraje más alto y mejor conservado de la comunidad valenciana. Dentro está la segunda montaña más alta de la provincia de Castellón.

Si buscas alojamiento echa un vistazo al Mas del Borrás, una preciosa masía con mini golf, parque infantil, tirolinas, zona de tiro con arco, escuela de escalada y rappel, teatro al aire libre, macrotobogán acuático y circuito 4x4.

Peñagolosa

3. El Sobrarbe. Huesca

Los amantes de la naturaleza y el turismo rural tienen en lo más profundo de Aragón un destino perfecto para ir con niños.

La zona alberga un Parque Nacional, el de Ordesa y Monte Perdido, con la segunda cima más alta de los Pirineos españoles, el Monte Perdido (3.355 metros) que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Pero también dos parques naturales: el de Posets-Madaleta y buena parte de los Cañones de la Sierra de Guara.

En El Sobrarbe, también se pueden visitar pueblos típicamente medievales, como Ainsa, Torla y Boltaña. Y no te puedes marchas sin llevar a tus hijos a la célebre Casa de los Títeres de los Titiriteros de Binéfar.

El Sobrarbe

4. Valle de Nansa. Cantabria

Valle del Nansa puede ser el centro de operaciones de una ruta con niños por Cantabria que puede contar con paradas en las impresionantes cuevas del Soplao y el parque de Cabárceno.

También habrá tiempo para descubrir los pueblos cántabros tradicionales como Bárcena la Mayor o Potes; o hacer excursiones a los Picos de Europa (no os perdías los miradores).

Valle de Nansa

5. Doñana y las playas de Huelva

Volvemos al sur; porque organizar viajes con niños y no incluir el Parque de Doñana entre los destinos sería, simplemente, imperdonable.

El Parque Nacional de Doñana es Patrimonio de la Humanidad, además de la mayor reserva ecológica de Europa gracias a sus marismas, que acogen hasta 200.000 especies de aves acuáticas cada año.

El Parque cuenta con varios centros de información sobre los itinerarios para avistar aves (la mejor época es entre diciembre y abril) o hacer rutas en barca o en todo terreno (buen momento para sacar tu Toyota RAV4).

Si buscáis playas, Matalascañas, Torre del Oro y Mazagón os encantarán.

Doñana

Más de Espacio Toyota