Skip to main content
Imagen de perfil de Alex Morán
La opinión de
Alex Morán

Skoda Mountiaq, ¿tendría hueco en el mercado?

SKODA MOUNTIAQ

¿Por qué no?

Skoda hace bien en dar a sus aprendices la oportunidad de desarrollar un proyecto a modo de one-off de manera anual. Año tras año suele traducirse en ideas de lo más originales, que nos llaman a la atención pero que nos rompen el corazón porque sabemos de antemano que no van a llegar nunca a hacerse realidad. En 2019 la agradable sorpresa ha sido el Skoda Mountiaq, un pick-up que nos gustaría ver en la calle. Pero, ¿tendría hueco en el mercado?

VÍDEO: El reto del Sköda Kodiaq RS, 24 horas conduciendo sobre hielo

Antes que nada hay que concretar, puesto que en ciertos países, como Estados Unidos, hay “camionetas” con mucho recorrido y a las que resultaría muy difícil arañar ventas. En cambio, en Europa se trata de un segmento que nunca ha sido muy explotado, en el que hay alternativas pero en el que definitivamente hay hueco para crecer.

De hecho, si nos atenemos a sus características a las pick-up que se venden en España, lo cierto es que de lanzarse se encontraría prácticamente sola en un segmento ligeramente inferior a la oferta actual, ya que, con 5 metros de largo, en sensiblemente más corto que cualquiera de sus rivales: Toyota Hilux, Volkswagen Amarok, Ford Ranger… ya que todos se encuentran de los 5,2 metros para adelante.

Probamos el Skoda Kodiaq RS: corre que ni te enteras

Como es lógico, ofrecería una caja de carga de dimensiones algo menores (Skoda no ha dado el dato concreto), pero aún así con capacidad para almacenar objetos voluminosos, así como con el añadido del doble fondo en el que se puede guardar toda más elementos.

Poderío off-road

Además, hay que tener en cuenta que, aunque está basado en el Skoda Kodiaq, la marca checa (sus estudiantes, de hecho) es consciente de que un pick-up, aunque tenga estilo, tiene como principal cometido el trabajo que suele ser en condiciones no siempre favorables, lo que ha hecho que potencien su capacidad off-road bastante.

Así, su distancia libre al suelo aumenta en 100 mm para llegar a los 290 mm totales, con lo que además se mejoran sus ángulos de ataque, salida y ventral; calza neumáticos todoterreno y hasta cuenta con un winch en el paragolpes delantero.

Su motor 2.0 TSI de 190 CV se encargaría de mover sin problemas tanto al Mountiaq como a su carga y, aunque sobre el prototipo no se concretara, combinarlo con una tracción integral a las cuatro ruedas terminaría por solventar los posibles problemas que suponga salir del asfalto.

Puede que nunca se haga realidad, pero Skoda, metida de lleno en una oleada de SUV, debería considerar una versión de producción del Skoda Mountiaq. Con unos precios asequibles en línea con otros modelos de la casa y manteniendo su atractivo diseño, aunque no fuera un vehículo de gran volumen de ventas, podría abrir brecha en el terreno de las pick-up de tamaño algo más contenido de lo que ofrece actualmente el mercado.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas

Y además