Skip to main content
Imagen de perfil de Jorge Morillo
La opinión de
Jorge Morillo

¿Qué puede suponer que Mercedes lo apueste todo a los motores eléctricos?

Mercedes

Mercedes se va a centrar cada vez más en los motores eléctricos, conscientes de que son el futuro de la automoción. Pero, ¿qué puede significar esto para la marca de la estrella?

Hace unos días saltó una bomba informativa que finalmente no ha sido tan agresiva como en un principio parecía. Según publicó Auto Motor und Sport, Mercedes había decidido abandonar el desarrollo de los motores de combustión para centrarse en los eléctricos. Al parecer esto no es del todo así, pero el mencionado medio se hizo eco de unas declaraciones de Markus Schäfer sacando de contexto el mensaje. El futuro inmediato de los de la estrella no va a ser tan radical, pero lo cierto es que todo apunta a que dentro de unos años esto se va a hacer finalmente realidad.

No te pierdas: Prueba del Mercedes EQC. ¿El SUV eléctrico definitivo?

En este sentido, Mercedes tiene como objetivo a largo plazo una movilidad cero emisiones. De aquí al año 2039 los alemanes ambicionan una flota de automóviles completamente neutral en lo que al CO2 se refiere. Para eso, obviamente, aún quedan 20 años en los cuales los motores de combustión aún tendrán un gran protagonismo. En este sentido, el fabricante aún promete renovar su catálogo con avances que permitan a este tipo de mecánicas ser más y más eficientes.

A pesar de este embrollo, lo que parece claro es que, cada vez más, Mercedes irá destinando más y más recursos al desarrollo de motores eléctricos, y eso hará, obviamente, que la inversión en los propulsores de combustión vaya descendiendo hasta que en un momento dado ésta sea cero. Como decíamos, aún queda tiempo para que una situación como ésta llegue a ser real, aunque será inevitable.

VÍDEO: Mercedes EQC, todo lo que debes saber

Mercedes es una de las marcas que más apuesta por la electrificación. De hecho, hoy en día tiene abiertas tres vías diferentes en este sentido. Por un lado están los vehículos con tecnología mild-hybrid, un reciente invento que los diferentes fabricantes han empezado a poner en marcha para que los motores térmicos de toda la vida ahorren carburante y emisiones contaminantes. Por otro lado están los motores híbridos enchufables. Como todos sus rivales, Mercedes está dando importantes pasos con ellos logrando, principalmente, que su autonomía eléctrica sea cada vez mayor. Y, por último, está la familia EQ, que son ni más ni menos que los coches totalmente eléctricos. El primero en llegar ha sido el Mercedes EQC, pero de aquí a no muchos años serán unos cuantos más.

Esta estrategia de progresiva electrificación va a hacer que el fabricante alemán tenga en liza una oferta en la que cada vez haya más protagonismo de los vehículos electrificados. De hecho, quieren que en 2030 más de la mitad de sus ventas sean de coches con algún tipo de motor eléctrico en su interior. Para lograr eso, no queda más remedio que aumentar todo lo posible la inversión en el desarrollo de estas tecnologías, algo que irá en perjuicio del avance de los motores de combustión. Puede que sea un paso arriesgado, sí, pero todos tenemos más o menos claro que este tipo de mecánicas tienen fecha de caducidad. Mercedes, como todos, ha de pensar en el futuro, y éste pasa por hacerse lo más competitivo posible en lo que a electrificación se refiere.

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además