Skip to main content
Imagen de perfil de Mario Herráez
La opinión de
Mario Herráez

Opinión: volante Yugo, ¿frikada o una solución útil?

Volante Yugo

Un poco de ambas.

Cuando pensamos en la evolución del automóvil, resulta llamativo como mientras ciertas partes han cambiado radicalmente con el paso del tiempo, otras apenas han variado con el paso del tiempo. El volante es una de ellas, aunque ahora parece que el volante Yugo quiere revolucionar el panorama.

Pero, ¿es realmente una buena idea? Lo cierto es que tiene sus pros y sus contras, lo que hace que, al menos por el momento, haya que analizar la situación antes de poder dar un veredicto.

Cuando se presentó, parecía una “frikada” más de Elon Musk para llamar la atención de sus Tesla. Un volante que, en lugar de la clásica forma redonda sin apenas variaciones en más de un siglo, optaba por un formato similar al de una nave espacial, con la sección superior eliminada.

El resultado, bastante estético y futurista, pero desde el primer momento ya se alzaron voces cuestionando si sería buena idea por cuestiones de practicidad e incluso seguridad.

Y es que está claro que perder superficie de agarre en el volante es mala idea, como tampoco es (a priori) muy inteligente cambiar un círculo por un rectángulo en el que las manos no van a encontrar la posición de manera tan intuitiva, sobre todo en maniobras que exijan mucho giro, como al aparcar.

Pero el Tesla Model S no está solo, y es que semanas después, Toyota se ha sumado a la moda con su peculiar volante Yugo, denominado en esta ocasión como ‘One Motion Grip’.

El concepto es realmente similar, aunque presenta algunas soluciones específicas, como el hecho de ensanchar la base del volante, estrechando la zona superior formando unos pequeños cuernos.

La firma nipona ha declarado que su sistema no tiene conexión dinámica entre giro de la dirección y el volante, lo que hace que la relación se ajusta de manera dinámica, lo que haría que el problema de las vueltas al aparcar quedase eliminado.

Sin embargo, todavía quedaría el problema de que sigue siendo un formato al que costará acostumbrarse y que tiene otros defectos asociados. 

Así, como hizo saber hace un tiempo Consumer Reports, varios de sus conductores probaron el Yugo, y fueron muchos los inconvenientes que encontraron, desde que se escurría, a que no sabían dónde poner las manos o incluso, en el caso de los de mayor talla, que no les entraban bien las manos en las agarraderas.

Con todo esto en mente por el momento este tipo de volante no debería de pasar de mera anécdota, aunque sí que hay un punto a su favor que es bastante interesante: la visibilidad.

Y es que, al eliminar el tercio superior del dispositivo, se quita precisamente la parte que estorba para ver el cuadro de instrumentos en según que coches y dependiendo de la altura del piloto. 

Se puede ver mejor toda la información que salga en éste, lo que hace que sí pueda ser interesante investigar una manera de integrar este formato pero eliminado sus carencias.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no tienen por qué coincidir necesaria o exactamente con la posición de Axel Springer o AUTO BILD.

Etiquetas:

Tecnología

Y además