Imagen de perfil de Alfredo Rueda
La opinión de
Alfredo Rueda

Un gran desconocido que nos hará ahorrar combustible

Alfredo Rueda

16/07/2012 - 11:36

¿Gasolina o diésel? Ni uno ni otro. Existe un tercer invitado hasta ahora desconocido por muchos, el GLP (Gas Licuado del Petróleo).

Las ventajas del GLP son evidentes si atendemos a los números: ahorro de combustible (entre el 20 y el 40% en comparación con los diésel, y hasta el 50% con los gasolina), reducción de emisiones de partículas contaminantes y, por otro lado, combustión más silenciosa. Esto último redunda en mayor confort para el conductor y menos estrés para los que están a su alrededor.

Existen dos maneras de tener un coche funcionando con GLP. Una, la hasta ahora más usada, es la instalación de un kit de transformación compatible con casi todos los modelos de gasolina del mercado. La instalación tiene un coste de unos 2.000 €, y ya existen talleres especializados en casi todas las ciudades del país. La otra opción, y quizás la más interesante, es la compra de un vehículo bi-fuel, es decir, con capacidad para funcionar con dos combustibles diferentes de manera alternativa. En la actualidad ya existen multitud de modelos en el mercado español: Volkswagen Polo, Subaru Outback Bi-Fuel, Skoda Octavia, Mercedes Clase E, Chevrolet Aveo, etc.

Uno de los inconvenientes que tenía este combustible era la escasez de puntos de suministro. Ahora, el mercado del autogás coge impulso en España gracias al gran esfuerzo de la AOGLP (Asociación de Operadores de GLP) y a la implantación de más de 400 puntos de repostaje por parte de Repsol y al medio centenar promovidos por CEPSA. Esto significa que cada vez hay más estaciones de servicio que cuentan con la infraestructura para repostar GLP y, por tanto, hay mayor facilidad de acceso a esta tecnología.

Tal vez podemos decir que la mejor opción a día de hoy es la Bi-Fuel. Esto es por la sencilla y práctica razón de que si por casualidad necesitamos repostar pero no nos encontramos con una estación preparada para GLP, podremos llenar de gasolina y seguir nuestro camino. Elegir entre usar el tanque de gas ó el tanque de gasolina sólo será cuestión de pulsar un botón en el cuadro del coche. Esto además, hará que la autonomía total del vehículo crezca considerablemente.

Los precios de este combustible -al menos durante unos años- tendrán grandes diferencias con respecto a los tradicionales. A día de hoy, el litro de GLP cuesta unos 0’70 €. La razón no es otra que los impuestos, bastante más bajos que para la gasolina o el diésel. Es cuestión de tiempo que el mercado del autogás crezca considerablemente en España.

Cómo casi en todo, en España hemos estado un poco atrasados en este tema: por ejemplo, estuve conduciendo un Mercedes Clase B BiFuel de la primera generación en el año 2008 en Suecia. Por entonces ya quedé asombrado de las ventajas. Dice el refrán que más vale tarde que nunca. Pues por fin parece que, entre la comercialización de modelos por parte de las marcas y la ampliación de la red de suministro, esta alternativa empieza a tomar fuerza en nuestro país.

¿Te parece una opción? 

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Alfredo Rueda

Alfredo Rueda

Periodista apasionado de todo lo que tenga motor: Coches, motos y ahora, también, cacharritos con alas...

Buscador de coches