Skip to main content
Imagen de perfil de Adrián Mancebo
La opinión de
Adrián Mancebo

¿Estamos ante la Fórmula 1 más aburrida de la historia?

Hamilton solo en el GP de Francia

Hamilton no corrió solo en Francia... pero casi. Cruzó la línea de meta solo, sin rival por delante ni tampoco por detrás. Bottas estaba a más de 10 segundos y los únicos coches que adelantó eran doblados.

El Gran Premio de Francia de F1 no pasará a la historia por ser la carrera más entretenida de los últimos meses, ni tampoco de los últimos años, o de la última deca… Bueno, mejor no hagamos leña del árbol caído. ¿Estamos ante la Fórmula 1 más aburrida de la historia? La pluscuamperfecta fiabilidad de los coches, el dominio de Hamilton, el hundimiento de Ferrari y la obligación de cuidar los neumáticos nos han traído hasta aquí… ¿hay solución?

Te puede interesar: Todos los coches nuevos de 2019, lanzamientos y novedades

VÍDEO: Claves del GP Francia F1 2019

Lewis Hamilton hizo la ‘pole position’ para el Gran Premio de Francia de F1, lideró las 53 vueltas del Circuito de Paul Ricard y ni siquiera en la salida dejó que nadie pusiese en entredicho su primer puesto en la carrera. Los únicos problemas que se encontró rozaron el ridículo: desde encontrarse incómodo en el asiento hasta un desgaste en los neumáticos que no era tal cuando casi se hace con la vuelta rápida de la carrera en las últimas vueltas.

El Gran Premio de Francia fue aburrido, pero analicemos la razón. En primer lugar, Mercedes estuvo muy por encima de los rivales que juegan (más o menos y según en qué circuito) en su liga: Ferrari y  Red Bull. Aquí ninguno de ellos pudo plantar cara a la escudería alemana. Por otra parte, las altas temperaturas hicieron que los pilotos tuvieran que cuidar hasta el extremo los neumáticos para no tener que hacer una segunda parada en boxes. Eso limitó la posibilidad de ver lucha en pista.

Lando Norris

Y es que ni siquiera la parte media de la parrilla ofreció peleas entretenidas. Los McLaren también estaban por encima del resto y solo al final de la carrera Daniel Ricciardo (posteriormente penalizado) se vio en disposición de luchar por posición. Paul Ricard tampoco es el circuito más desafiante para los pilotos: sus amplias escapatorias permiten un gran margen de error y ya vimos que una salida de pista – como mucho – puede ocasionar la rotura de un bolardo o una penalización.

¿El problema de la F1 es Mercedes? ¿O lo es Ferrari? ¿Qué hacemos?

Vettel en el GP de Francia

Nunca podría acusar a Mercedes de haber hecho algo mal en esta Fórmula 1. Desde el comienzo de la era híbrida en el año 2014, la escudería alemana ha ganado todos los campeonatos en juego y nadie ha logrado más victorias que ellos. La Fórmula 1 se ha convertido en la Fórmula Mercedes, pero no podemos acusarlos de haber hecho nada malo: las reglas son las que son, han invertido más dinero que ningún otro equipo y han realizado un mejor trabajo.

La Fórmula 1, ahora capitaneada por Liberty Media, debe tomar cartas en el asunto. Se espera que en el nuevo reglamento de la F1 de 2021 se establezca un límite presupuestario, el cual debe igualar tanto como sea posible a los equipos a nivel de desarrollo.

Hamilton en el GP de Francia

En otros campeonatos como el Mundial de Resistencia o el Mundial de Turismos se utiliza una herramienta para igualar a los coches llamada “Balance of Performance”, que mediante un sistema de lastres equilibra las prestaciones de los vehículos. ¿Sería válido para la F1? En un campeonato que necesita tener marcas involucradas, no lo creo. Mercedes quiere ganar a Ferrari por méritos, no luchar y perder – por ejemplo – con Haas, con menor presupuesto y posibilidades, gracias al equilibrio de prestaciones.

Otro asunto a revisar es el desgaste de neumáticos. Se ha intentado que el excesivo desgaste de las gomas provoque carreras entretenidas y nos hemos encontrado con carreras sin acción por el cuidado que los pilotos han de realizar con los neumáticos para no encontrarse con un pinchazo o realizando una parada extra. 

La Fórmula 1 no debe ser una carrera de resistencia de corta duración, sino un campeonato en el que tanto los pilotos como los coches vayan al límite. Que haya pelea de principio a fin, quizás no igualdad máxima, pero sí que al menos dos o tres equipos puedan conseguir victorias. ¡Qué menos! 

GP Francia 2019

Mercedes y Hamilton van sobrados: 76 puntos sobre Vettel

No sé si la F1 actual es la más aburrida de la historia, pues se trata de una valoración absolutamente subjetiva, pero sí sé que si salgo a la calle y pregunto por la carrera de ayer, quien la viese, preferirá haberse ido a la playa o a la piscina en vez de quedarse sentado ante la televisión durante dos horas. La próxima vez, ya seguirá desde el teléfono móvil si es Hamilton o Bottas quien domina la carrera de principio a fin… Y es que, con la salida programada a las 15:10h de la tarde, este tipo de carreras hacen que sea difícil no cerrar los párpados de vez en cuando... 

Imagen: Motorsport Images
 

Lecturas recomendadas

Y además