Skip to main content
Imagen de perfil de Jorge Morillo
La opinión de
Jorge Morillo

Ford Mustang, ¿tiene sentido un coche así en estos tiempos?

Ford Mustang

El Ford Mustang es seguramente uno de los coches más antagónicos que existen respecto a la cada vez más restrictiva ley anti contaminación que nos acecha. ¿Tiene sentido que exista a día de hoy? Lo analizamos.

VÍDEO: todos los concepts del Ford Mustang desde 1962

Llegó en 1964 y desde entonces se ha convertido en un auténtico icono del mundo del automóvil. Hablamos del Ford Mustang, un modelo que a pesar de haber pasado casi toda su vida en territorio americano se ha hecho famoso en todo el mundo. No son pocos los fanáticos que se liaron la manta a la cabeza y se metieron en el siempre costoso mundo de las importaciones para disfrutar de él en otras latitudes. Por suerte en Europa ya no es necesario, aunque hubo que esperar medio siglo para ello. El Mustang es una realidad muy viva en el Viejo Continente, aunque lo cierto es que no se trata del vehículo más adecuado si tenemos en cuenta las cada vez más restrictivas leyes anti contaminación que nos acechan.

No te pierdas: Ford Mustang GT vs BMW M3, ¿con cuál nos quedamos?

Tanto para el periodista cuando escribe de ello como para el conductor cuando se pone al volante es un gusto que el protagonista sea un vehículo en el que hay que hablar de caballos y prestaciones. Sí, los coches híbridos y eléctricos son una auténtica joya tecnológica, pero los 'petrolheads' estaréis conmigo en que el romanticismo que despierta el sonido de un V8 no tiene parangón. O incluso el EcoBoost de 2,3 litros de la variante más liviana del Mustang. Está muy conseguido y 'da el pego' perfectamente, logrando además unas cifras de consumo y emisiones más adecuadas. Sus 317 CV y 432 Nm de par máximo anuncian un gasto medio de 8 l/100 km y unas emisiones de 179 g/km de CO2. Por encima tenemos la variante más acorde a la historia del vehículo, aquella que equipa un motor V8 de 5.0 litros con 421 CV de potencia y un par máximo de 530 Nm. Su consumo medio es de 9,6 l/100 km y sus emisiones se van hasta los 299 g/km de CO2 (todos estos datos corresponden a la versión Fastback).

¿Tiene sentido a día de hoy un Ford Mustang?

Rotundamente sí. Es cierto que el mundo de la automoción está virando hacia algo totalmente opuesto a lo que propone el Ford Mustang desde su nacimiento, pero en el presente que vivimos los motores de combustión todavía son aceptados, con lo que muchos nos negamos a aceptar una defunción que, aunque sea segura, tardará mucho en llegar. Los coches son una pasión para muchos de los habitantes de este planeta, y pocos coches la encarnan mejor que el Mustang. Seguramente haya coches más rápidos, más eficaces, más respetuosos con el medio ambiente y más todo, pero a todo aquel que no le haga 'tilín' tener este muscle car en el garajes es porque seguramente no le gustan lo suficiente estos 'cacharros' con cuatro ruedas que llevan más de un siglo alegrándonos la vida.

Además de esto hay que tener en cuenta que el propio devenir de los acontecimientos va a cambiar al Mustang para siempre. Seguirá existiendo, sí, pero llegará un momento en el que tenga un motor híbrido o uno eléctrico. Su aspecto continuará siendo temible, pero algo habrá muerto en su espíritu para siempre. Por eso tiene sentido el Mustang a día de hoy. De aquí en adelante cada vez serán menos las oportunidades de disfrutarlo. Hay que aprovecharlo, que luego vienen los arrepentimientos. ¡Larga vida al Mustang!

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas