Skip to main content
Imagen de perfil de Adrián Mancebo
La opinión de
Adrián Mancebo

La F1ESTA de Max Verstappen

Victoria de Verstappen en México
Motorsport Images

Esta vez fue Verstappen quien sacó el martillo para dejar a Hamilton a 16 segundos.

Max Verstappen dio todo un recital en el Gran Premio de México de Fórmula 1, de principio a fin, y no dejó que Lewis Hamilton respirara en su alerón trasero más allá de la relanzada tras la marcha del Safety Car. Los mexicanos dicen que su carrera es una "F1ESTA", y esta vez fue la "F1ESTA de Verstapppen"... con permiso de 'Checo' Pérez, claro está.

Cuando Verstappen llegó a la Fórmula 1 apoyado por Red Bull, decían que era el 'nuevo Senna', en ese empeño que muchas veces tiene la prensa en ver el regreso de grandes pilotos del pasado. Quedémonos con el hecho de que, por su agresividad y talento, recordaba al mito brasileño. 

Con el tiempo (ya lleva siete años en la F1) ha madurado, comete menos errores, y ha creado un estilo propio que, cuando tiene un buen coche, y no le sacan de pista (véanse los GP de Gran Bretaña o Hungría) le hace ser imbatible hasta por un siete veces campeón del mundo. Analista, calculador, agresivo, efectivo... así es el holandés.

VÍDEO: Así evitó Alonso un fuerte accidente con Bottas en México

VÍDEO: Verstappen arrasa en México

El GP de México fue un recital de Verstappen, en el que el resto de pilotos con los que puede medirse por prestaciones de su coche, parecían simples invitados a su exhibición. Max, que salía tercero en el Hermanos Rodríguez, hizo una salida prodigiosa para ponerse en cabeza en la primera vuelta y sacó los colores al 'poleman', Bottas, que estaba más preocupado por Hamilton, a su derecha.

Verstappen aprovechó la alfombra roja que le puso el finlandés y alargó la frenada de la curva 1 (¿alguien pensaba que podía parar el coche?) para colocarse en cabeza. Desde entonces, visto y no visto. El holandés ganó la carrera con 16 segundos de ventaja. Sí, como hacía Hamilton hasta hace poco...

Pero los tiempos han cambiado. Red Bull y Honda han creado un coche fiable y rápido, y Sergio Pérez en sus buenos fines de semana (sigue siendo un tanto irregular) cumple con un papel de escudero clave para presionar a los Mercedes. Y bajo presión, como Alonso decía hace unos días señalando a Hamilton, hay quien comete errores.

También en eso, Verstappen está demostrando estar a un nivel superior que el de Hamilton, a pesar de llevar siete años menos que el británico en la F1. No se pone nervioso ni siquiera ante los medios de comunicación, y sabe gestionar situaciones críticas. Quizás sea porque con 17 años ya estaba subido a un F1, señalado como uno de los grandes talentos de la historia reciente.

Los 19 puntos que Verstappen tiene de ventaja al frente del Mundial son pocos si tenemos en cuenta que todavía quedan cuatro carreras por celebrarse esta temporada. A no ser que sufra problemas de fiabilidad o accidentes que le lastren, Max no debería tener problemas para administrar esta ventaja hasta el final. Sobre todo si Perez sigue a su nivel actual y continúa luchando por podios.

Quizás en una semana, tras el GP de Brasil, estemos hablando de otra cosa muy distinta... pero ahora, a falta de cuatro carreras para el término de la temporada, Verstappen está un peldaño por encima de Hamilton. Aún así, no descorchemos el champán antes de tiempo... Y quien lo haga, ¡no conoce de verdad la F1!

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no tienen por qué coincidir necesaria o exactamente con la posición de Axel Springer o AUTO BILD.

Y además