Imagen de perfil de Luis Guisado
La opinión de
Luis Guisado

El conductor impasible

Luis Guisado

05/05/2010 - 10:48

Llámame "loco", pero tengo la manía de hacer deporte. En principio con mi bici de montaña, pero a diario y cuando llego de noche a casa después de un duro día de trabajo -por ejemplo probar un E 63 AMG-, suelo bajar a correr. Lo hago siempre que puedo: cuando llueve mucho o no puedo salir por otro motivo estoy inquieto. Necesito airearme, quemar un poco de energía. Seguro que muchos de vosotros os sentís identificados conmigo. Y con lo que os voy a contar, también.

El otro día sufrí el “ataque del conductor impasible”. Lo defino así para que el director de Autobild.es no me censure, ya que en realidad lo haría con una palabra bastante más sonora. Llevaba corriendo un buen rato y, a juzgar por los pitidos del pulsómetro, con cierta intensidad. Llegar a un paso de peatones me supone un descanso: paro, miro a los dos lados mientras tomo un poco de aliento, y cruzo. El otro día no fue una excepción: me detuve, comprobé que sólo venía un Citroën Saxo (diésel, para más señas) por mi derecha a unos 100 metros y empecé a cruzar “con fe”. "Seguro que para", pensé. Error: decidió que un tipo enfundado en unas mallas de licra y una camiseta transpirable de color amarillo fosforito, recuerdo de cierta carrera popular, no era suficientemente bueno como para hacerle frenar. Resultado: me peinó el flequillo, y te lo digo literalmente: vi pasar mi corta vida por delante de mis ojos en un segundo. Por supuesto, la frase que le dediqué no fue muy amable. El paró, bajó la ventanilla y se acordó, por este orden, de la profesión de mi madre, de cómo conoció a mi padre, de mi capacidad intelectual y de no sé qué más cosas. Le pude oír bastante bien, pese a que llevaba a AC/DC bastante alto en el MP3.

Estoy seguro de que todos vosotros sois personas coherentes al volante. Un energúmeno no puede definir a un colectivo, pero un poquito de coherencia. Respetemos los pasos de peatones: a los que corren, a los que van en bici, a las madres (¡y padres!) que cruzan con el carrito del bebé, a los que vienen de la compra... ¡Qué todos somos peatones alguna vez!

Lecturas recomendadas

Buscador de coches